5/2/13

Use by

Aquella mañana parecía una mañana de sábado como cualquier otra. Isaac se levantó tarde, se duchó y bajó a la cocina a prepararse el desayuno. Era casi mediodía y no le apetecía nada pesado (los fines de semana solía desayunar huevos con bacon), de modo que optó por un bol de cereales. Vertió el contenido de la caja y abrió la nevera para regarlos con leche. Estaba a punto de hacerlo cuando su mirada se desvió al calendario de pared que tenía bajo el reloj. Era 5 de febrero. Volvió a mirar en dirección a su brazo derecho. Soltó la botella de leche, que cayó con estrépito sobre la mesa salpicándolo todo y volcando parcialmente el bol de muesli. Salió de casa sin siquiera calzarse. Ese día no había salido el sol. Atravesó el jardín sintiendo el fresco césped bajo sus pies. Dobló una esquina, esquivó una pelota que venía botando y trató de cruzar la calle. No vio el coche que acechaba por su izquierda. No se sabe dónde iba. Quizá a declarar un amor al que ya llegaba tarde. La postura de su cuerpo inmóvil, sobre la calzada, permitía ver una fecha tatuada en su brazo: 5 de febrero. Había olvidado el día que había de morir.

56 comentarios:

Sílvia dijo...

Que misteriós aquest relat, una data i un destí per al protagonista. El que més em sobta és que no se'n recordés si duia la data tatuada al braç i que fos precisament quan mira el calendari. M'ha sorprès la seva predisposició a morir, sense cap dubte ni resistència. És com si no hi hagués cap altra sortida. Molt ben descrit!

Anita Patata Frita dijo...

Quería escapar de la muerte y lo cogió enterito.

campoazul dijo...

Joder!!!! A mí me tatúan el día de mi muerte y me muero antes de la fecha. ¿Cómo se puede olvidar un día así donde el protagonista es uno mismo? ¿Y escapar...? Imposible. Ay que susto.

Besitos.

Valeria (Sofi) dijo...

Creo que iba a tratar de revertir su destino, a conseguir más tiempo como en la peli "In time". Saludos.

Eva Letzy dijo...

Mientras lo leía pensé que llegaba tarde a su boda.
Buenísimo, no estaría mal saber qué día vamos a morir, yo me lo tatuaría, pero lo recordaría...
Beso

Elendilae dijo...

Yo prefiero no saber cuando he de morir. Sino estaría siempre pendiente de la fecha y no se si llegaría a disfrutar algo. Supongo que viviría las cosas mas intensamente pero me daría mucha pena, jajaja.

Un besito

James dijo...

Todos sabemos que vamos a morir, pero asombrosamente vivimos como si eso no fuera a ocurrir, lo cual resulta lógico, exclusivamente , porque no sabemos qué día ocurrirá. Y esa incertidumbre -menor en comparación a la certeza de la muerte- parece que invalidara la ocurrencia de lo inevitable. Parece que el buen Issac tuvo la desgracia de conocerlo de antemano, pero sabiendo que la mente encontraría algún resquicio por dónde deshacerse de esa información, optó por anotarlo en su propio cuerpo. Contrariando la extendida idea que conocer el día de nuestra muerte convertiría la vida un verdadero infierno, nuestro héroe siguió viviendo como el resto de los mortales hasta que algún mecanismo desconocido lo hizo caer en cuenta que ese era el día programado. Quedó claro que Issac era un hombre que honraba sus compromisos

Raque dijo...

Tal vez algo así nos ocurra a todos cada día y se nos olvide eso importante por lo que deberíamos de correr pensando que, quizás hoy, tengamos que morir...y un trocito de nuestro hoy yace tendido en la acera o en los posos del café de la mañana.
En mi caso "sin tatuajes" ;)

Forgotten words dijo...

Joder...una vez más tu texto vuelve a sorprenderme y quedarme en el sitio... Nose bien que decir, si tuviese que elegir no me gustaría saber la fecha de mi final, pero supongo que prefiero saber la mia que la de ninguna persona que quiero, porque esa si que me dolería mucho mas...

Cathiie dijo...

Me acabas dejar impresionada con el texto. Me gusta mucho. La verdad que yo soy de las que preferirían no saber el día que voy a morir. Si lo supiese estaría algo agobiada por el echo de querer hacer mil cosas antes de desaparecer del todo.

También pasaba para avisarte que he publicado en mi blog. Te dejo el link por si te quieres pasar y demás!

Nueva entrada en el Revoloteo de una mariposa

Un saludo!:)

Arien Plutonidades dijo...

Hola X!!
Vaya, este si que me ha dejado intrigada, con una sensación de no me entero...
Eso si, yo preferiría no saberlo..
Un besazo

Miquel dijo...

La fecha la tendríamos que llevar en la frente. Al igual se cambiaba la forma de pensar. Salut

Trini dijo...

Pues como todo tiene sus pros y contras,no?....
Bueno a mi me tenias en suspense..jaaj.

Un abrazo...gracias por todo en general.

Vértigo dijo...

Creo que hizo bien en olvidarlo. Así pudo disfrutar el día anterior, no?. Me ha gustado mucho.

Bernardo Romero dijo...

Illooooooo... Vaya tela con la cruda realidad. Felicidades por el texto. Rápido, certero y sin florituras añadidas. Natural. Un abrazo

Cristian D Gonzalez dijo...

Iba a hacer lo que todo el mundo haría antes de morir si lo supiese. Comerse un gran hamburguesa (de tofu para vegetarianos).
Gran Post
Cristian D Gonzalez (Tragicomedia Existencial)

Pio dijo...

Pues si es la fecha de tu muerte, eso no se olvida...XD

Cé. dijo...

Quizás no confiase del todo en que fuese a morir ese día de verdad. Por eso lo olvidó. De lo contrario, supongo que sería imposible. Me acuerdo que con doce/trece años me daba por mirar la página esa de estásmuerto.com. Lógicamente, no le hice nunca demasiado caso, así que olvidé todas las fechas que me dio.
PD.He imaginado eso de desayunar huevos con bacon. Puag.

Merchi dijo...

Muy fuerte, me he quedado pillada. Uf, ¿cómo se te ocurren esas cosas? Me ha encantado, como siempre. Ya me gustaría tener tu cabecita, con la de cosas que tengo que escribir y el trabajito que me cuesta, jajaja... Besitos.

Gustavo dijo...

Hola X. Como comentan varios por aqui. Ami tampoco me gustaria tener escrito el dia de mi muerte. Seria como la fecha de vencimiento jaja. Ademas si cada cual sabria cuando va a partir las cosas perderian sentido si ya saben cuando van a morir. Es como conocer nuestro futuro. Lo ideal es construir el camino a diario, sin saber cuando durara.
Por otra parte eso para mi lo dice el Destino. Por ejemplo una persona que conozco tenia como 80 años, unos by pass y una valvula en el corazon. Hace unos meses estaba mal, lo internaron de urgencia en terapia intensiva, le cambiaron la valvula y ahora esta lo mas bien.
Y hace pocos dias una chica de 22 años iba caminando tranquila por la vereda. De repente un taxista irresponsable hizo una mala maniobra, se subio a la vereda la atropello y la mato.
Son cosas que pasan. Y nadie puede saber cuando
Te mando un abrazo

C~ dijo...

Sin exagerar uno de los mejores blogs que vi! No paro de leer y leer y leer. Nunca me canso!
te invito a pasarte por mi blog http://selasonrisaquequieresver.blogspot.com.ar/
Seguí asi!!

Melanie Zaia dijo...

no sé que haría yo si tuviese tatuada la fecha de mi muerte, que locura

Melanie Zaia dijo...

Buena entrada, gracias por pasasrte siempre! un besote <3

Ainoa 13♥ dijo...

gracias por pasarte♥

ohma dijo...

Parece como si, algo que nunca sabremos,lo arrastró a cumplir su destino.
Un abrazo.

HallWrites ♥ dijo...

Hola cielo, muchas gracias por tu visita y comentario en el Blog
Siento pasarme tan tarde jiji
Tienes razón, me castigo demasiado pero porque prefiero ser yo la que sea estricta -conmigo misma- a que vengan otros a machacarme, supongo que todo va por épocas, he pasado unos días un poco transtornada por culpa de unos malditos exámenes, discusiones varias... pero por fin todo está bien.
Un besito!

XIII dijo...

¿Quiso escapar o fue a buscarla?

Rosa dijo...

Corto, pero me tenias el alma en vilo, me ha gustado. Besos

Aquello noerayo dijo...

Tan bueno como ridícula fue su muerte.
Si es que es mejor asumirlo y que te quiten lo bailao.

Anais. dijo...

Gran texto. Me resultaría morboso a la vez que perturbador saber el día de la fecha de mi muerte. Probablemente más perturbador que morboso, pero aún así, llevar tatuado eso como cualquier otra cosa que nos recuerde que hoy puede ser nuestro último día y que debemos aprovechar antes de arrepentirnos de lo no hecho, no es mala idea.
O igual es que yo tengo debilidad por los tatuajes y haría de mi cuerpo un cuadro libro.

Como siempre, pásate si te ves con ganas

Mua mua

Ishtar dijo...

Ay! El poder de las profecías autocumplidas es tremendo.

May R Ayamonte dijo...

hola!
que ironico eso de que se olvide.
En fin, me daria horror saber el dia de mi muerte.
Escalofriante!
Un beso! May R Ayamonte

genessis dijo...

Un relato que me atrapó, de los que me gustan.
In crescendo... y un final sorpresivo. Excelente!
Saludos.

dEsoRdeN dijo...

El misterioso caso del hombre-Yogurt...

estrella dijo...

Hola Mr.X!!!!!

Pues debe de ser terrible saber exactamente qué día vas a morir, pero si encima se te olvida...es peor aún, jaja, de igual forma, quizás si no se lo hubiese tatuado, al no recordarlo, quién sabe si no seguiría vivo.

Sabes que escribes muy bien los temas que tratas????
Un abrazo!!!!

Claire dijo...

Yo creo que no se me olvidaría, aunque a veces la mente nos sorprende enormemente.
Al terminar de leer tu relato, me queda una gran pregunta... ¿dónde íba con tanta prisa el día de su supuesta muerte?... ¿a un lugar seguro? ... cuando a uno le toca, le toca. No hay escapatoria. Y si no que se lo pregunten a los de las cinco o seis pelis de "DESTINO FINAL".. ;-)
Besos y feliz día de jueves, con viento incluido.

Juan Carlos dijo...

¡Jo! Tus cuentos me recuerdan las historias escritas por Robert Bloch
Salus

Yonaka dijo...

Qué escalofriante!!

K. Wasikowska dijo...

Me ha recordado a la película "In time", pero creo que me quedo con el relato. Pero, a ver... ¿Vas dejarlo así? ¿VAS A DEJARLO ASÍ? Ni se te ocurra, eh. Yo quiero saber a dónde narices se dirigía y qué es lo que va a pasar con él. TE EXIJO UNA CONTINUACIÓN (bueno, si quieres).

¡Un beso!

PD: Yo también necesito un mapa para orientarme entre mis historias...

Tequila dijo...

Igual si se hubiese quedado en casa, no hubiera muerto... quien sabe.


Saludos!

Porque me gusta lo fácil dijo...

Pues ya se podía haber quedado quietecito con su desayuno tan ricamente...

Lorena Be-Bop dijo...

Hola X, jejeje ya cuando leo tus relatos se que un final trágico les espera...¡me tienes 'mal acostumbrada'! La verdad es que aunque está muy bien, añoro alguno con final feliz...que ahora son fechas de amor y corte inglés jajaja


p.d menos mal que ya estamos a 7 de febrero pero voy a dejar de tomar cereales jejeje

Jeny dijo...

Brutalmente

balbi lopez dijo...

Ese día no salió el sol y no necesitaba zapatos para ese viaje.

Me ha gustado tu relato X es una buena reflexión sobre lo poco que podemos prevenir en la vida, a pesar de las marcas o pistas que tengamos a favor lo que está por llegar sucede.

Saludos!

tishta dijo...

el destino, o tal vez fue miedo? o quizás... :-)

Un abrazo

Alas dijo...

Me ha recordado a una peli...

M. dijo...

Joder, pues ya que huía de su muerte, podría haber estado más atento... Que un piano del cielo sabía que no le iba a caer.

Mar dijo...

Curioso... realmente curioso. Genial, como siempre. Un beso.

BeaSmile dijo...

En serio, plantéate escribir un libro, me encanta la forma en la que escribes. Respecto a la entrada está muy bien, me gustó lo de la fecha tatuada en el brazo y lo que más me gusta de tus entradas es que al final te quedas reflexionando sobre algo, lo que sea, pero siempre me pasa. La entrada anterior, me hizo pensar mucho en muchas cosas, además de que me impactó aunque cosas peores pasan en la actualidad por desgracia.

Muchos besos, espero tu próxima entrada :)

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Hay cosas que no se pueden dejar para última hora, comunicarle a tu pareja que la quieres es una de las más importantes.
Saludos

Destello∞ dijo...

Que desconcertante. Me ha dejado con intriga, muy poco texto pero que dice mucho.
Tan bueno como siempre.
:) besitos.
Destello.

Pamela dijo...

misterios misterios, me da mucha intriga! Y si obvio a quien no.
Me gusto :)

Irune dijo...

Buf que yuyu saberlo... Mejor no saber nada!

Jon Igual dijo...

Muy buen microrrelato, me ha dejado helado. Le pasa por tatuarse la fecha.
Un abrazo.

estearbolquemesustenta dijo...

Hola, este me ha recordado a una película muy mala protagonizada por Justin Timberlake y que no recuerdo ni el nombre. Aunque este microrelato está mucho mejor. :). Un abrazo.

Alma Quiroz dijo...

eso de Justin no me gusta nada pero bueno
muchas gracias por el articulo a mi me a encantado