9/10/12

Missing

Dos tazas de café, dos tostadas todavía humeantes, la caja de cereales (los que le gustaban a ella), un platito con mantequilla, un bote de miel, dos vasos de zumo de arándanos. Sus ojos tristes le miraban desde el cartón del brick de leche. La semana anterior había empezado a imprimirse su foto en ellos. Llevaba tres meses desaparecida, pero él seguía preparando dos desayunos. Uno para él y otro para Shannon, decía siempre.

Sucedió justo el día que cumplió los dieciocho. Fue a las afueras, donde vivía su tía, a hacer un recado y ya no volvió a casa. A veces se quedaba a dormir allí, así que su padre no dio voz de alarma hasta la mañana siguiente. Ella debió ser la última que la vio, además de su captor, por descontado. Se sentía tan culpable por haberla dejado volver cuando ya había oscurecido que se mudó a casa de Peter, para que no estuviera tan solo en este trance ya que, desde que su mujer murió, Shannon era todo lo que tenía. Pero apenas habían pasado un par de días cuando su hermano la echó. Quería estar solo, dijo.

Desde entonces, todas las mañanas salía a empapelar las farolas y semáforos del barrio con la cara de su hija. Los fines de semana cogía la furgoneta y pegaba carteles por los pueblos vecinos. Nadie daba con ella. Parecía que se la hubiera tragado la tierra. Por la tarde se metía en su casa y ya no salía salvo que tuviera que comprar algo. Nadie le veía, apenas, y nadie preguntaba tampoco. Preferían dejarlo a solas con su dolor.

Esa mañana, como todas, terminó su desayuno y salió al jardín a fumar un cigarrillo. Empezaba a refrescar de verdad. Cuando terminó, entró de nuevo, se vistió e hizo un par de llamadas de teléfono. Encendió la tele, puso varias cosas en una bandeja y se dirigió al sótano.

62 comentarios:

Miquel dijo...

Sigo la historia....salut

♥ Ana ♥ dijo...

Y entonces ella que se había estado entrenando durante las noches, le inmovilizó y le cortó la picha con un hacha!!!
Dime que sí, por favor, dime que sí.

Sílvia dijo...

Espero que continuï... molt original això del brick de llet amb la foto de la desapareguda. I una mica masoquista, també. És sorprenent fins a quin punt ens podem aferrar a no perdre una persona... fins al punt de preparar-li l'esmorzar com si hi fos. Potser és un mecanisme de defensa contra el dol el fer veure que res no ha canviat, la desesperada manera de pensar que ella tornarà. Aix, aquests relats de desaparcions em fan pensar tot i que em creen un cert neguit. Més, més!!!

MARTA dijo...

Hola me ha encantado pero seguira no pq me quede con la intriga besitos

Alas dijo...

Por un momento pensé que la tenía la tía, pero parece que no...

Una historia muy tuya. ;)

Juan Carlos dijo...

Terror en pocas palabras.
Salu2

ohma dijo...

Para mi que se va a suicidar.
Terrible para quien le pase algo similar.
Besos.

Carla dijo...

Esperaré su continuación.

Besos.

Arien Plutonidades dijo...

Hola!
Espero que tenga continuación, aunque conociéndote igual nos dejas con la intriga jaja
Yo pensaba que la tenía el tío pero ese final me ha dejado sin ideas sólidas..
Ay! Te puedes creer que a mi chico no le gustaron las fotos de la bandera! Pero si me gustan hasta a mi!! Me ha tocado uno raro, sin duda..jaja
Un besazo

Susana dijo...

Espero el next instalment con ansia!

James dijo...

Para mí quedó claro el final. Quizá porque lo asocié a una historia medianamente reciente de un hombre que tuvo años secuestrada a su hija en el sótano. Pero parece que no es lo que intuye la mayoría.
Buena historia, un gran abrazo

C. dijo...

Y 20 años después habiendo sido archivado el caso como "sin resolver" alguien la encuentra, encarcelan al padre, la tia y los vecinos van a declarar a tele 5 y se hace boom mediático.

Marramiamiau dijo...

Brutal, como siempre.
Para mi no es necesaria la continuación, ha quedado muy claro.

Ana dijo...

Tus finales, siempre tan sorprendentes ;)
Me encanta cómo el narrador, supuestamente conocedor de todo, no solo nos engaña, sino que, como nosotros, se deja engañar él también por las apariencias. ¡Buen relato!

Laura. dijo...

Para mí que la tiene encerrada en el sótano. Me he tenido que leer el último parrafo unas cuantas veces para entenderlo bien.
Como siempre tus entradas tienen ese misterio tan... tan tuyo. Me encanta.

(besos con
sonrisas)

Verónica C. dijo...

Hum... Cabronazo...

él, no tu, X, especifico...

Forgotten words dijo...

Espero que no fuese al sotano a suicidarse... Una vez más gran historia dejando expectante al lector desde el principio hasta el fin jeje

Alma dijo...

La madre que....

Esta vez me has sorprendido joio!...

Vértigo dijo...

a veces me gustan más tus historias que tus finales..

A Borbotones dijo...

X,

Tus relatos nunca me dejan igual, siempre me sorprenden. Esta vez, me he quedado con una extraña sensación en el estómago... Se dispara la imaginación al leerte y eso es bueno.

Besos, Kene.

Merchi dijo...

Y yo que estoy dando en clase de literatura "los finales abiertos y los finales cerrados", jajaja, pues nada, muchas gracias por la explicación práctica al tema. Como dicen por ahí arriba a veces me gustan más tus historias que tus finales. Lo que si está claro es que todas dan mucho qué pensar. Besos.

Mar dijo...

Escalofriante e intrigante hasta el final. En serio, tienes un don para la escritura. No todos pueden condensar en pocas palabras acción, suspense e intriga. Te felicito de veras.

Orne dijo...

Jajaja, quedo tremendo el final! me lo imaginé todo mientras leia, como si fuera una pelicula! Si, realmente muy bueno. Y creo que no coincido con el comentario de más arriba... creo que me gustan mas tus finales :) porque en si, toda la historia es genial, pero al llegar al final, le das una vuelta inesperada y queda estupendo!

Un besote!!

Valeria dijo...

Muy buen texto, me ha encantado. Opps, ha salido sin querer. En fin, me gustan tu relatos, cuando son así, un tanto perversos o muy perversos, porque mira que pasar como padre afligido sólo para mantener alejados a todos de la casa donde mantiene encerrada a la hija, es de una mente realmente perversa, a saber que hará en ese sótano con la pobre chica, con un padre así, casi que es mejor no tenerlo.

Carmen Rosa dijo...

Tu estilo para realizar tus relatos me gusta por lo original, logras que pongamos en juego la imaginación.
Lo tive que leer dos veces para darme cuenta, y vaya, se puede deducir que el padre, por su comportamiento tan misterioso, es el autor de la desaparición de la chica grrr que feo, pero parece ser la conclusión lógica.
Me entretuvo mucho leerte.
Un abrazo.

genessis dijo...

El final abierto me encanta, uno se queda imaginando diez cosas y tal vez ninguna acierte lo que ha imaginado el autor.
Un excelente post para construir desenlaces...

Saludos.

Zurda dijo...

Pues yo me lo esperaba, pero porque una es de mente retorcida XD

Aun así genial, como siempre :P

Plaerdemavida. dijo...

Impresionante. Espero que sigas con tu historia... Espero el final con ansias.
Besitos:)!

Elendilae dijo...

Oye, qué forma de dejarnos con la duda. Será él el propio captor, se irá a suicidar... Abrirá una brecha de espacio-tiempo y regresará al pasado para buscarla? jajaja

Muy bueno.

La gata dijo...

Muy bueno, como siempre. Sabes muy bien cómo sorprender al lector con esos finales.
Yo también creo que ha quedado claro el final y que no hace falta un to be continued.
La verdad es que el final tiene un regusto amargo que te deja pensando un rato.
Besos.

Yyrkoon dijo...

plas, plas, plas.

Uma dijo...

cabronazo!
Besos

XIII dijo...

Continua, ¿verdad? Espero que si.
Escribes muy muy muy bien. Seguro que te lo dicen mucho pero... me da igual, es lo que es :)

La Soledad dijo...

Misteriosa entra me da terror

Raque dijo...

Qué forma más original de asustarnos con nuestros propios y más oscuros pensamientos... ñejejeje...aaaaa!!!!

Javier dijo...

Lo cierto es que algo se veía venir.

Saludos.

dEsoRdeN dijo...

Me gustan tus giros siniestros... (o, mejor dicho, siniestra es la lectura que le hago yo a tus asistencias ambiguas)

Micaela dijo...

Agradezco tu comentario en mi blog. Vine a saludar por el tuyo. Saludos

tishta dijo...

yo esperaba cesped que empezaba a crecer o algo así. esta casi da miedo, en verdad lo que da miedo eres tú! a cuántos tienes en el congelador?? :-)

Un abrazo

Un Simple Blog dijo...

Interesante...me gustó.

Eva Letzy dijo...

Qué buena!!! El final sí que no me lo esperaba para nada!!!
Ayyy, me dio un poco de miedo (es que tengo la capacidad de meterme bien metida en las historias cuando están bien contadas), yo también interpreté lo que James, que la tiene en el sótano a la hija.
Un saludo

Jon Igual dijo...

No me esperaba el final, muy bueno. El mundo está lleno de pervertidos.
Un saludo.

M. dijo...

Sigo sin saber cómo puede alguien hacer algo así. Y menos a su hija.
Para mí tampoco es necesaria una contuniación, lo veo claro, y quizá si tu intención fue que esto tuviera otro final (no que él tuviera secuestrada a su hija), no me gustaría leerlo. Este final, este cierre, es estremecedor.
Por primera vez en un blog, quizá, he sentido la arrebatadora necesidad de saltarme los párrafos e irme al final. Hoy conseguí resistirme a duras penas, pero ¿y la próxima vez?

En cuanto a tu anterior entrada (que leí pero no pude comentar), te diré que al principio todo fue muy random, pero después solté más de una carcajada leyéndote, y es que... ¿a quién no nos han hecho eso alguna vez? ¿A quién no se lo hemos hecho nosotros? Porque es así, a veces faltan ganas de sacarle la chicha al texto, pero otras veces lo que falta es leerlo jajaja

Por último, siento mi ausencia estos días (no sé si se habrá notado mucho por aquí, pero a mí sí me ha fastidiado bastante no poder estar), pero entre las fiestas y el instituto estoy un poquillo "liá". He vuelto, no sé si para quedarme, pero al menos para que sintáis que estoy aquí.

Grandes, grandes besos, X.


M.

Lorena Be-Bop dijo...

Uy que miedo me ha dado la historia, luego decías que no..¡espero que continúe! Yo creo que la tiene allí secuestrada, pero seguro que es otro desenlace porque siempre nos sorprendes con los finales...

Rosa dijo...

Donde está lo demas??? porfa continua, estaré esprando el segundo texto con impaciencia, te deja pegada a él y lo mejor es que no sé por donde vas a salir jejeje. Besos

Destello∞ dijo...

Te aplaudo. ¿Continuará? :)

Pamela dijo...

Me diste ganas de comer tostadas.
Me quede con la intriga ¿Que paso?

X dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios. Esta vez habéis sido muy generosos, estoy encantado. Me alegro de haber despertado, también, esas sensaciones amargas, de inquietud. Esa era la intención.

A los que esperáis continuación, sin embargo, lamento deciros que no la habrá. La historia acaba así, aunque su final pueda parecer abierto. :-)

Besos y abrazos.

Ainoa 13♥ dijo...

que bien, como me gustan tus historiaaas

JuanRa Diablo dijo...

¡Toma final cañero! Eres la leche (y no en tetrabrick) :D

Lorena Almándoz dijo...

Gracias por pasarte :D
te sigo, me sigues? ^^

Marta Annie. dijo...

Con la intriga, te aseguro que te quedas!
Espero que haya segunda parte! :)

Coquetíssima dijo...

Continuará?? :) Una historia genial! Y que tristeeeeee!!!!! Pero me encanta como escribes. Eres genial!!!
Un beso fuerte y feliz puente! Muak!

Claire dijo...

Vamos que el padre es el secuestrador. De ahí los dos desayunos...
Yo me he leído uno o dos libros acerca de este tipo de secuestros, y la verdad es que da terror que pueda ocurrir algo así. Hay gente muy loca.
Fijo que en tu relato la tiene el sótano.
Que pases un buen finde.

María Genérica dijo...

Así como está, sin continuación esta buenísimo. Por cierto que te dedique una mención en la nueva entrada de mi blog :)

Yopopolin dijo...

Muy bueno, y finalón de los tuyos! :) Para nada abierto, no sé que duda hay... Blanco, en brik, y con foto de desaparecida: leche! xD

Melanie Zaia dijo...

me gustó! voy a intentar pasarme más seguido por acá, siempre que leo cosas en este blog me terminan enganchando. un besote!

estearbolquemesustenta dijo...

hola. porqué tanta gente quiere continuación? si el relato está bien y acaba así. que manía. pronto pondré otro relato. un abrazo.

Sílvia dijo...

A veces a mi también me pasa cuando escribo. Hay gente que quiere una continuación porqué le ha gustado la historia y quiere más o bien porqué el final del relato es abierto o no se entiende. En este caso yo he pensado que habría continuación porqué X ha querido dejar el final abierto y no lo he entendido. Normalmente siempre cierras tus historias de una manera o otra. Por eso he imaginado una posible continuación. He leído múliples interpretaciones en los comentarios, todas posibles, así que si tu intención era esa, lo has logrado. Pero me sigue picando la curiosidad, por qué se dirige al sótano, por el relato no se deduce o es que no lo he leído con suficiente atención. Petons!

PS:(erdona mis faltas, estoy demasiado acostumbrada a escribir en catalán.

Gustavo dijo...

Muy intersante el cuento. Mas que nada por ese final que nadie se esperaba. Muchas veces ocurren casos de violencia familiar, de padres maltratadores, abusadrores, etc. Pero como lamentablemente ocurre todo en el hogar en un ambito privado por miedo a venganzas o reperesalias van quedando ocultos.
Un abrazo y vas exelente con tu blog

X dijo...

Sílvia, la verdad es que mi intención no era esa. xD A pesar la fama que haya podido labrarme (es un decir), no soy muy dado a los finales abiertos (como tú bien observas, suelo cerrarlos de una manera u otra). Este no es una excepción, y la idea era que se interpretase, cuando se dirige al sótano, que allí tiene encerrada a su hija. De ahí que dijese que el final puede parecer abierto, pero para mí no lo es. No obstante, si sesenta personas leen un relato y solo diez entienden lo que yo quería, el fracaso es mío como comunicador. La cuerda de la ambigüedad puede tensarse hasta un límite, digámoslo así. xD

Sabes que puedes escribir en catalán, yo te contestaré siempre en el idioma que hayas usado. Pero si lo pones en castellano te entenderán más lectores (de los que leen los comentarios de otros, en todo caso xD). Tu elección. ;-)



Muchas gracias a todos una vez más.

elinmigrantedelosversos dijo...

Y la condenó a una amarga existencia...