14/10/12

Go west


Sucedió una noche. Nunca había entendido la expresión "carretera y manta" hasta que pillé a mi novio en la cama con otra. Con una rubia, qué típico. Así que cogí la manta del suelo (ellos no la estaban usando, como imaginaréis), las llaves del coche (aquí debería decir su coche, pero creo que lo merecía como retribución) y salí con lo puesto. Al menos llevaba bastante dinero en la cartera. Arranqué el coche, un Cadillac Eldorado color amarillo plátano y, por supuesto, descapotable, eché la manta en el asiento de atrás y puse dirección al resto de mi vida. Pronto me entró sueño, saqué el coche de la carretera y dormí acompañada por los cactus en el frío desierto nocturno.

Los primeros rayos del alba me despertaron. No había dormido gran cosa, pero me encontraba de muy buen humor. Ante mí se extendía el mundo y estaba dispuesta a comérmelo. Pero primero me comería un buen desayuno, tan pronto encontrara dónde. Pocos minutos después estaba cómodamente sentada, el sabor amargo del café me despertaba del todo y tenía ante mí un plato enorme con tortitas, huevos y bacon.

Dejé una buena propina a la camarera y salí llena de energía. Aún no había amanecido del todo, el enorme disco anaranjado se levantaba tras de mí y le desafié a una carrera. Pensé, ingenuamente, que si me dirigía al Oeste a gran velocidad el sol nunca se pondría. Me puse en marcha, sin prisa pero sin pausa, adelantando en mi camino a un grupo de moteros, una familia feliz con la baca a rebosar, caravanas... No sé cuánto tiempo pasó, pero el sol estaba en lo alto cuando me di cuenta de la sed que tenía. Debía ser la hora de comer, pero tuve suficiente con una ensalada y una jarra de cerveza.

No fue hasta que volví a quedarme a solas con la carretera que me acordé del imbécil de mi novio. De sus promesas, de sus camelos, de sus mentiras, de su traición. Llorar mientras conduces es una sensación extrañamente agradable. Las lágrimas se pegaban con fuerza a mi rostro y se desplazaban lentamente hacia los lados de mi cara, antes de salir disparadas hacia el pasado. No iba a llorar más. Pasaron largas horas, y empecé a ser consciente de que no podría llegar a la costa antes que el sol. No cené, no tenía hambre y quería llegar cuanto antes a mi destino.

Me fui apagando. Había amanecido llena de vida, pero ahora que llegaba la noche me fallaban las fuerzas. El sol comenzaba a desaparecer allá delante, tiñendo la carretera de un rojo sangre seductor. Pisé a fondo. Nunca salí de Nuevo México.

71 comentarios:

Orne dijo...

Oh, pobre protagonista! primero descubre a su novio con otra, y luego se termina suicidando en la carretera. Triste final. Pero murio libre, e intentando escapar de sus preocupaciones... tengo que reconocer que me senti un poco identificada, eso de que te agarre el impulso de mandar al carajo todo e irse bien bien lejos, me paso mil millones de veces :)
Me gusto la historia, al fin y al cabo...

Saludos!!

James dijo...

Posiblemente la ruta vacía le recordaba a su soledad; hasta los motociclistas iban en grupo. Para estar sólo hay que ser un dios o un animal, como dijo Nietzche, y la joven no debía ser ninguna de las dos cosas. La juventud y la sensatez no se llevan y para peor el ocaso del día. Una coincidencia desgraciada de sucesos desató una tragedia innecesaria.
Buen relato, querido X.


mj dijo...

Imagino que no tiene nada que ver, pero mientras leía el relato (buenísimo) me venia a la mente la peli de París Texas y su banda sonora.
El día y la noche influyen en nosotros mucho más allá de la luz y las sombras.
Me encantó.
Un saludo

genessis dijo...

Me gustó el relato, muy bien llevado,
perder la cabeza por un imbécil, por unas horas va bien, pero perder la vida por uno que te cambia en cinco minutos ni en la otra vida...

Siempre digo, cada quien vive a su manera y eso es lo mejor para cada uno..

Saludos X

Pilar dijo...

Un buen final.

Yonaka dijo...

Pues al principio tenía envidia de la chica, siempre he querido hacer eso (pero mejor sin cuernos). Pero bueno, cuando se conduce lleno de ira puede pasar cualquier cosa...

Ishtar dijo...

Huir de ti misma, caer agotada y renacer de nuevo con el sol.

Sílvia dijo...

Uaaaaaau, que historia! Me identifico con lo de conducir con lágrimas y sentir una profunda sensación de alivio. Que pena que la protagonista no ganara su carrera con el sol. Parecía una chica fuerte, que había empezado su camino de libertad i nuevas esperanzas. De hecho, pero, simpre hay finales trágicos que nos esperan en el viaje i que no se pueden superar. Un relato muy bien construído, una road movie de una persona consigo misma y el peso del pasado que termina con su fuerza.

XIII dijo...

Joder.

Así me he quedado. Tal cual.

Que me ha encantado, pero... Ay, puñetazo en las costillas xD

Me ha recordado muchísimo a Into the wild o Hacia rutas salvajes (buenísima por cierto, supongo que la habrás visto), llega un momento en la vida, ya sea por un desencanto o por una simple epifanía que decides mandarlo todo a la mierda, solo que a veces...

Muy, muy bueno :)

Marramiamiau dijo...

Yauch! No me ha gustado el final. ¿Por qué no pruebas a escribir algo alegre de vez en cuando? =P

Elendilae dijo...

Finalazo, he tenido que volverlo a leer un par de veces más para saber lo que había ocurrido...

Describes muy bien la sensación de libertad, la foto de la ruta 66, el descapotable, conducir intentando ganarle la carrera al sol... Es un destino que me gustaría hacer algún día, aunque no como la protagonista...

Un saludo

May R Ayamonte dijo...

Dios que historia más triste, me emocionó incluso.
Pero sabes? Se quedó a gusto, descargó su ira.
Un beso cielo, increíble como siempre May R Ayamonte

May R Ayamonte dijo...

PD: Las canciones son: http://www.youtube.com/watch?v=zQME-ChSwNM
&
http://www.youtube.com/watch?v=-JNifz3ELm4

Plaerdemavida. dijo...

Bonita y triste historia.
Besos!

Verónica C. dijo...

Pues debería salir, airearse, renacer y dejar atrás no sólo el sol que irremediablemente se pondrá, dejar el ayer.
Al ex, que le den.

Merche Owl dijo...

En mi mente han estado todo el tiempo las escenas de los desiertos de Breaking Bad y esas carreteras xD

Me ha hecho gracia la cantidad de tópicos: la rubia, los huevos revueltos americanos, incluso la foto de la ruta 66 xD

Imaginativa dijo...

Pobre chica. Nadie merece ese final por culpa del tonto que tenga como novio. La tristeza, el rencor, el ocaso del día le llevaron ahí sin remedio...

Saludos.

Jan Puerta dijo...

Hay iconos que nunca cambian... para el bien del lector.
Un abrazo

Vértigo dijo...

me gustó cómo explicaste lo que mola llorar conduciendo... y como se desarrolla la historia... avanzando igual que lo hace el coche...

ohma dijo...

Al autor le mola jugar con la imaginación y siempre deja una amplia puerta por la que pasar.
Para mi ella es lista y fuerte y no se mata ni de coña!
Se queda a vivir en Nuevo México y comió lagartos y serpientes, :)
Besos.

Arien Plutonidades dijo...

Hola!!
Me ha gustado casi todo, la sensación de libertad, de que nada la ata y "carretera y manta"
Pero el final no, que muera el novio, y la rubia ya estamos..jaja
Un besazo

Alma dijo...

... no se porqué pero me ha recordado a Thelma y Louise ...

barbaria dijo...

Por mucho que huyas, el infierno se lleva dentro.. o algo parecido ¿no?

dEsoRdeN dijo...

Creo que todos tenemos tantas pelis en mente que nos cuesta desligarlas de tu texto. Y todavía no he decidido qué final quiero darle a la protagonista...

Lapislazuli dijo...

Un bien llevado el relato, no me gustan los finales tristes, pero son tan reales
Un abrazo

campoazul dijo...

Sencillamente genial. Suele pasar que cuando algo nos supera primero nos comamos el mundo pero cuando enfría la rabia nos cuesta digerir la realidad.

Besitos.

Rune Cárter dijo...

Acabo de aterrizar en tu blog... me gusta :) el relato también, echaré un vistazo hacia atrás a ver qué más hay.
Saludos!

Pitt Tristán dijo...

Buen relato.
Me hace gracia, aunque ya lo apuntas en el comentario en nuestro blog, como los lectores siempre hacen una especie de juicio no del relato sino de sus protagonistas, menos mal que el autor, como tu bien sabes, nunca debe hacerlo.
Enhorabuena. Un abrazo.

Yyrkoon dijo...

"Sabor amargo del café"?? en USA?? Habría sido más acertado algo como "el sabor repugnante me despertó" o "el sabor a agua de fregar" o algo así.

Por lo demás... bueno, sin estar mal, una más de las que no ganará el Principe de Asturias.

Eva Letzy dijo...

Buenísimo!!
Me gusta la frase en la que dice que conducir llorando es agradable, me ha pasado y también lo sentí así...
No me esperaba ese final, pero me gustó...
Saludos

Humberto Dib dijo...

Muy bueno, amigo.
Logras un personaje femenino creíble, es es difícil para muchos hombres.
La historia está bien llevada y el final dice sin decir.
Estás creciendo, lo digo desde mi humilde opinión.
Un abrazo.
HD

Merchi dijo...

¡Cuantas veces nos hemos sentido así ante un problema! Creyéndonos al principio que no puede con nosotros y queriéndonos comer el mundo y luego flaquear de repente... Sí, me ha encantado. Un beso. Ah, bonita frase esa de: "destino al resto de mi vida".

Forgotten words dijo...

Lo importante es que ella, aunque no saliera nunca de Mexico, tuvo el valor de coger las riendas de su vida sin empequeñecerse... O por lo menos es la actitud que a mi me ha transmitido, ya que aunque al final se acordará de él, es normal ya que la noche es fiel compañera para la nostalgia y melancolia, lo bueno es que ella no se dejo arrastrar, solo fue sensata

Destello∞ dijo...

Fantástico. No digo nada más, además, tampoco hace falta que añada todo un comentario elaboradísimo que demuestre que te he leído, porque ya sabes que lo he hecho, ¿no? ;)
En cuanto a tu comentario...
Debo confesar que hizo que me sonrojara.
Es verdad y no es verdad. Aunque no voy a entrar en detalles (almenos en un comentario público). Aunque yo creo que no hacer caso, es decir, esforzarse en ignorar a alguien, ¿ya es un modo de intentar captar su atención, no? Jajajaja.

Lorena Be-Bop dijo...

Pobrecita X, ya podías haber matado a la rubia y al imbécil del novio jajaja
A mi me ha venido a la mente, la canción de Aerosmith, Cryin' ;)
Muy chulo como siempre

Uma dijo...

muy Telma y louise no? al menos lo sugiere!
Besos

Sandra dijo...

Pero porqué hay que pensar que se ha suicidado??.. Lo mismo dió la vuelta y se quedó en Nuevo México, y en realidad se referia a que no se fue a otro estado.

Que manera de ver las cosas tan trágicas por Dios!.

Hola morenito!.

C. dijo...

Quizás sea por mi a veces incapacidad para sentir, pero creo que jamás me plantearía la opción de terminar con mi vida por una persona ajena a mi. Es una lástima que a veces sea tan importante el "sentirse querido" por llamarlo de alguna forma. Supongo que en esos casos es cuando hay que saber que el ser humano es independiente por naturaleza y que si alguien es capaz de rebajarte así, esa persona no merecía la pena en absoluto.(Te he dicho ya que me gusta como escribes, ¿Verdad?).

Ana Paula Reinoso dijo...

Muy buen relato. Que probre mujer traicionada, engañada y sufrida, no soporto la traición de la persona que mas quería. Porque será que siempre hay alguien a quien le pasa estas cosas... es una lastima que algunas mujeres no salgan adelante. Un beso enorme

elinmigrantedelosversos dijo...

Tragedia muy bien llevada...Buena historia. Pero no creo que la solución al desamor sea acabar con nosotros mismos. Seguro que hay otras formas mejores para salir de esos baches.

Un abrazo

P.D: Perdona antes, que el de: "El Sur" Era yo. Y no me di cuenta que tenía esa cuenta abierta.

Juan Carlos dijo...

Bueno. Triste. Tonta ella.
Salu2

Mar dijo...

Go west, where the skies are blue...

Canciones de The Pet Shop Boys aparte, me ha gustado mucho tu relato. No sólo me ha impactado el final, sino que me han gustado mucho las descripciones de cada situación. Felicidades!

Rosa dijo...

Me ha gustado, el otro día vi una frase que decia "Te he llorado un rio, ahora ahogate en el idiota" jejeje yo hubiera terminado con ella. Besos

M. dijo...

Yo, en vez de irme, les hubiera montado un pollo.
Y de los gordos.


M.

Claire dijo...

Con lo bien que se lo había tomado al principio... no era normal. ¡Pero tampoco es como para morirse! Aunque en realidad, si estás enamora@ y te encuentras con semejante situación querer morir es típico. Típico y pasajero. Pobrecilla. Qué trágico final..
Besos!

Aitana dijo...

Me encantó tu relato!!!^^

Un BeSSSiToOo*

Javier dijo...

Es una escena de tantas películas pero supongo que en la vida real nadie llegaría a alcanzar el límite del Estado.

Me quedé pensando si el título está tomado de la canción.

Marisa dijo...

"Los recuerdos llueven y yo sin paraguas". Esa es la frase que ha asaltado mi mente mientras leía el relato. ¿Sería capaz de acabar con mi vida por una persona? En realidad, no lo sé. Pero a veces me sorprendo a mí misma con la manera de querer a alguien, fuerte, demasiado fuerte...
Como siempre, una escritura buenísima y adoro tu imaginación. Jajaj. Triste final, al fin y al cabo pero, gran entrada digna de tu blog. Un saludo.

Aniuska dijo...

Tus historias son muy entretenidas y la verdad es que están muy bien escritas . Me gustaría pasarme más por aquí pero a veces es más por falta de tiempo que otra cosa .
La verdad es que cuando llega la noche y tu cama esta vacía es cuanto te das cuenta de lo solo que estás y de lo que realmente necesitas que esa persona te mime , a pesar de que te haya defraudado. Gracias por comentarme , eres muy bienvenido por mi blog X ! Besitos.

Patri limón dijo...

Supongo que es dificil escapar de la persina a la que quieres y mas por esas circunstancias. A nadie le gusta sentirse humillado y engañado... Me gusta mucho como escribes!

Pamela dijo...

Creo que encontrar a tu novio asi, es para que se te paren los pelos de punta, jajajaja. Pero que mejor que irse de viaje?

Yopopolin dijo...

Joder, pobre mujer, al final la palma también. Ya te vale, siempre mueren todos!! jaja
Buen relato X!!

JuanRa Diablo dijo...

Coche, carretera, cactus y libertad. Ingredientes atractivos siempre.

Buen relato, X. Un recorrido visual que solo se desvanece al frenar en el punto final. Y entonces llegan los pensamientos.

Charlotte S. Jordison. dijo...

Triste porque acaba con su vida pero en cierta parte me gustó que al principio fuera capaz de salir sin llorar ni crear dramas como casi siempre hacen algunas.
Lamento que mi comentario sea tan corto y vacío ya que casi no tengo palabras para comentartelo.

Un beso.

Aquello noerayo dijo...

Lo peor de todo es que necesitó que su novio la engañara con otra para darse cuenta de que estaba en una jaula.

Me ha gustado.
http://yderepentesonounbang.blogspot.com.es/

Zavala dijo...

¡Qué buen texto! Me ha encantado.

tishta dijo...

Es genial, aunque conociéndote esperaba de repente que... cualquier cosa.
Un triste final de un día que pese a todo había empezado bien, si es que el sol es media vida!
Un abrazo

Mária dijo...

Una destino que no llega y una ruta sin final, un nuevo principio a la supuesta otra vida.. un texto increíble. Besos desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/ Gracias por pasarte.

Yellowprincess dijo...

Esperaba un final mejor para una persona luchadora, así que me imaginaré el mío propio mejor jajaja (aunque con esto no critico tus dotes de escritor, ni mucho menos)

Marla dijo...

Para no acabar de alguna forma parecida a la protagonista de tu historia prefiero no hacer nada... (soy cobarde, "los valientes no tienen imaginación").

Arien Plutonidades dijo...

Casi..Abastos! jaja

estearbolquemesustenta dijo...

Hola. Finales tristes, a ver cuando vuelves a estar positivo. Un abrazo.

ele* dijo...

Ahora no sabemos si terminó bien o no!! Ohh!!
Teniendo en cuenta el estilo de tus relatos, seguro que la chica muere, o se la lleva la mafia, o cae en una red de prostitución o etc....

(podrías chivarmelo ;) )

Rakel dijo...

tu blog genial!!
gracias por comentar

Ana dijo...

Caray. Me gusta cómo insinúas lo que pasa al final. Pero me da mucha pena y mucha rabia. ¿Por qué ha tenido que irse ella? ¡Que se hubiera ido él! No digo que muriera, eso no se le desea a nadie, al menos por mi parte, pero a ver a santo de qué tiene que huir ella, cuando es él quien tendría que sentirse avergonzado.
Buen relato, como siempre.

¡Saludos! :)

Patricia dijo...

Me gusta como narras, me senti ligada a la historia de principio a final!
Ella no lo sabia pero su vida valia mucho mas que el payaso que dejo con la rubia je je
besotes,

Gustavo dijo...

Muy bueno el cuento. Pero a no desalentarse por alguien que se nota que no vale nada. Seguir de nuevo en la carretara buscando nuevos cielos, nuevas brisas, nuevos colores. A no detener la marcha.
Saludos!

Alex dijo...

oye como siempre me gustan tus finales, ella debería haber llegado a la costa pobre-cita pero muerta tu historia es mejor. saludos :)

Coraline dijo...

¿no has pensado nunca escribir alguna novela o algo? creo que se te daría bien :-)
por cierto creo que alguna foto mía más si que tengo por el blog, pero no soy muy asidua a ponerlas jaja.
un beso!

Jon Igual dijo...

Pobre mujer, llena de tanta energía por la mañana, y acabar así a la noche...
Muy bueno.
Un saludo.

Nikaperucita dijo...

Cuantas lágrimas de esas habré rderramado yo, madre mía...
Y son siempre igual de amargas: en coche, encerrada con la música a todo volumen o con tu
mejor amiga mirándote mientras estás hecha un cromo en la cama...

Siempre igual de jodidas...