19/8/12

Anoche

Despertó, merced a un rayo de sol, tendida boca abajo en sábanas doradas, con una dulce resaca de champagne. No ocultaban su desnudez las bragas por las rodillas, señal inequívoca de sexo salvaje, apresurado, no premeditado. Alguien -su amante, dio por hecho- tarareaba una canción, sofocada bajo el sonido del agua cayendo. Dos copas había en la mesilla de noche, y un libro de lomo marrón. Al menos sabía que no estaba en su casa.

Las últimas semanas, tras su inesperada ruptura con Manuel, habían sido así de caóticas. En su frenética búsqueda del amor no hizo más que encontrar sexo, del bueno eso sí, o al menos lo fue en las pocas ocasiones que conseguía recordar algo. Sí, no solo de su cuerpo había abusado, sino de todas las sustancias que le habían puesto a tiro. Las pocas veces que amanecía en su casa, una huella de calor ocupaba el otro lado de la cama, y distintos aromas -por encima del del sexo, claro- llenaban la habitación: a tabaco (y ella no fumaba, faltaría más), a colonia de hombre, a tinta -esa vez que se llevó a un impresor que salía demasiado tarde del trabajo-, a lo ajeno.

Este despertar le pareció sumamente más agradable, como casi siempre que lo hacía en la casa de otro. Durante un minuto trató de recordar, en vano, qué había sucedido la noche anterior. Solo recordaba el pub al que había ido y que lo había hecho sola. Eso también era frecuente, llegar sola y salir acompañada. Algo más espabilada, echó un vistazo a la habitación, pero no logró identificar nada que refrescase su memoria. Salió de la cama por el lado izquierdo, pero sintió un leve mareo y se sentó. Vio ropa por el suelo. Cielos, ni siquiera recordaba la ropa que llevaba. Una minifalda vaquera, medias de rejilla -"parece que ayer salí a por todas", se dijo-, y un sencillo top liso que le quedaba bastante ajustado. El sujetador no lo encontraba, ni le importaba demasiado, pero necesitaba sus zapatos, botas, bailarinas o lo que quiera que llevase en los pies.

En poco decorosa postura se hallaba, sobre sus rodillas y mirando debajo de la cama en busca de su calzado, cuando a su espalda una voz, que era voz y era risa y era calor, le dijo: "¿sueles robar la ropa a tus conquistas?". Se giró y vio, en el vano de la puerta que daba al baño, a Afrofita envuelta en una toalla blanca. Se miraron unos instantes, una divertida, la otra boquiabierta, sin saber bien qué decir. "¿No vas a quedarte a desayunar?", prosiguió. Ella bajó la cabeza, se miró el top negro y, entonces sí, rio. Ambas lo hicieron. "Sí, creo que me quedaré", dijo mientras le devolvía la ropa a su dueña, sonriente.

Quizá estaba encontrando el amor.

54 comentarios:

Merchi dijo...

Precioso e inesperado. Me ha gustado mucho. Admiro esa habilidad que tienes de decir tanto en pocas palabras. Un abrazo.

Ana dijo...

Me gusta. No te esperas para nada el final.

¡Un saludo!:)

campoazul dijo...

Huy pues mira si, encontró el amor porque ya se queda a desayunar en la primera "cita" y ya después a comer y después a cenar... en fin. Que sean felices.

Besitos.

Tequila Limon y Sal dijo...

Así estoy yo. Buscando entre muchos/as... pero no lo encuentro....

Elendilae dijo...

Inesperado, guau me ha gustado. Creo que nos has sorprendido a todos.

Un besito

Valeria dijo...

Un relato interesante. Me ha gustado. Saludos.

Lapislazuli dijo...

Inesperado final, muy bueno
Un abrazo

dEsoRdeN dijo...

Cuanta más ropa ajena se pruebe de buena mañana en cama visitante, más probabilidades tendrá de encontrar el amor. Bien jugado...

Alex dijo...

buena entrada me gusto

ohma dijo...

Se lee de un tirón y con comodidad, :)
Bien descrito todo, de maravilla.
Besos

Ayla dijo...

Como todo lo que escribes, va rodado. Se lee solito.
Y el final, típico "X". No podría ser de otra forma.

Blanco dijo...

algo que siempre he querido hacer

bixitoluminoso dijo...

Buenas descripciones, un poco de falta de sentimientos (para mi gusto claro, que soy muy sentimental)

Si vienes a mi blog, y eres tan critico y claro, esta será una relación internauta como pocas xDD

Saludos.

María Genérica dijo...

Ese giro inesperado está bien logrado. Me agrada la fluidez con la que se lee. Saludos :)

C. dijo...

Me ha gustado esta historia...
Y sí. Si no hay amor siempre queda el sexo y a base de probar sexo, se puede encontrar amor o por lo menos buen sexo, que siempre es mejor que nada.

Mar dijo...

Un final inusual, pero una oportunidad perfecta para la protagonista :) Me ha gustado mucho!!

X dijo...

Muchísimas gracias por vuestros halagadores comentarios (creo que hoy más que otras veces xD). Los nuevos, estáis en vuestra casa. ;-)

Marlene dijo...

Wou que historia que linda manera de escribir, propia de una novela :)

Ainnoa♥ dijo...

Me gusta mucho, como todos tus textos

Marinita dijo...

Holaaaa!
me ha gustado el texto, es muy bonito el final!! oohh!!
parece que se te da bien escribir relatos, lo has descrito bien, y me ha enganchado en pocas lineas, esta muy bien.
Queria agradecerte tu comentario, y me ha molado tu blog, como puedo seguirte?
un saludo!

Marisa dijo...

INCREÍBLE. Me ha gustado muchísimo este pequeño relato. Escribes realmente bien y sabes utilizar al milímetro cada palabra para transmitir una gran sensación.

Mária dijo...

Viendo tu comentario en mi blog rápidamente me digné a echar un vistazo a eso, he de decirte que me encanta tu blog, que tus entradas están llenas de sorpresas. Gracias por pasarte. Te sigo. Besos desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com.es/

Yhaiza dijo...

Vaya, me encanta cómo escribes. Y este escrito me ha encantado la verdad. Como dijo una chica en un comentario: Precioso e inesperado. Y le doy la razón. En serio, escribes genial, me encanta. Un beso (:

Andrea dijo...

Buen final, buenas maneras de describir!! Por aquí me quedo :) beso!

Kl dijo...

Impresionante, por supuesto que te sigo. Me ha encantado lo de: "En su frenética búsqueda del amor no hizo más que encontrar sexo, del bueno eso sí, o al menos lo fue en las pocas ocasiones que conseguía recordar algo." Pero en general toda la entrada, ¿escribes relatos cortos o todas las entradas están relacionadas? Ya investigaré. Un beso.

Pecas dijo...

Pues esa ropa es más del tipo de sexo que se paga, que del que incluye desayuno ;)

Laura. dijo...

Oh, siempre das ese gran giro al final de la historia ¿eh?
Me gusta (por no decir que me encanta) tu manera de escribir y de sorprendernos de esa manera.

*besos rellenos de felicidad*

genessis dijo...

Hola
Un relato estupendo; buen comienzo, desarrollo y un final prometedor para ella.
Saludos

Neuriwoman. dijo...

Un gran relato y con un gran final que en realidad nos has convertido en un inesperado comienzo. Un brindis por ellas y por tu forma de escribir.

Un beso.

Arien Plutonidades dijo...

Vaya, pues si que tuvo que desmadrar la noche anterior como para no recordad esa novedad jaja
Me ha sorprendido y gustado mucho :)
Un besazo

La Soledad dijo...

Vengo a saludarte y desearte un Feliz Lunes. Sonríe y comienza tu día de una manera positiva!! Besos

Chloe dijo...

vaya señor x, escribe usted muy bien jaja me pasare mas a menudo! espero que mi post de hoy sea mas de tu agrado ;)

Chloe dijo...

ahh pd: mis frases son en tono broma eh? jaja una pregunta, escribes a nivel profesional o porque te gusta, saludos!!

Pio dijo...

El amor se encuentra donde menos te lo esperas jejej :p

A Borbotones dijo...

X, al igual que en el relato anterior, me ha vuelto a sorprender el final. Me ha gustado.

Besos, Kene.

Adriana dijo...

me encanta,
muchas gracias por pasarte por mal en calma y ojear los demás.
seguiré por aquí(:

James dijo...

Un verdadero éxito, estimado X. Muy bien escrito, como nos tenés acostumbrados, y muy real. Supongo que con detalles iguales o parecidos, son situaciones que se repiten innumerables veces; supongo que no siempre con tan buen despertar.
Un gran abrazo

Ana Paula Reinoso dijo...

Muy buena la entrada, muchas gracias por pasarte por mi blog un beso enorme :)

I'm not your whore. dijo...

Muchísimas gracias, siempre me han gustado las entradas que saben ganarte con brevedad, muchas gracias en serio!

Melanie Zaia dijo...

Genial el final, buen blog!

elinmigrantedelosversos dijo...

Por lo visto también te apuntas a los finales felices:)

Así que sean felices y disfruten juntas

Un saludo

ewalcarrion dijo...

Hola. Me gusta el blog. Como a veces escribo también relatos pásate y lee, aunque sólo sean los relatos. un abrazo.

Alma dijo...

Me lo esperaba.. me lo esperaba ¡¡me lo esperaba!.. jeje....

Y es que es cierto que nunca se sabe dónde ni con quien nos sentiremos a gusto...

Seguramente si no se hubiera cogido tal “melopea”, nunca se habría ido con una mujer. Vamos... que de vez en cuando perder el “sentio” nos puede hasta hacer un favor ;-))

Bss.

I'm not your whore. dijo...

somos extraños, pero no creo que ningún caso sea imposible, optimismo donde quede..

Luucìa dijo...

Muchas gracias por pasarte y dejar un comentario! Éxitos con tu blog.
Beso grande.

Pamela dijo...

Gracias por pasarte !!

Erasantaana dijo...

wwooww!!..inesperado, me gusto mucho ;)

tishta dijo...

Esta vez lo esperaba ;-)
El redactado exquisito, me ha encantado!

Un abrazo

pluriempleadasincobraruncentimo dijo...

Bicheando por los blogs, he visto tu comentario en uno de los que sigo y ése me ha llevado al tuyo. Muy bueno, sí señor. Al menos a mi me lo parece.

Vértigo dijo...

quizás.

Coquetíssima dijo...

Antes que nada, muchas gracias por tu visita y comentario! Y madre mia, que bien escribes! Me has dejado sin palabras. Además, tus relatos enganchan! Te sigo desde ya! Nos leemos, vale? Un besazo, y espero que estés pasando un feliz verano! Muak!

M. dijo...

Me has puesto los pelos de punta.

M.

Sílvia dijo...

Aprenc molt llegint els teus contes! Aquí hi ha tots els elements ben col·locats que desemboquen en un final sorprenent i alliberador. Diuen que el sexe d'una nit no pot omplir el buit de tota una vida, però en aquest cas s'obre una escletxa a l'esperança.

Anita Patata Frita dijo...

Sabía que sería una tía ;)