15/10/09

Mind the gap

Nunca he hecho una crónica de un viaje y además no soy muy dado a sacar fotos. Hay muchas mejores pero me voy a limitar a poner algunas de las que saqué yo, aunque estuvimos en muchos más sitios de los que registré con mi cámara. Simplemente voy a contar lo que pasó, o parte de lo que pasó, porque al fin y al cabo en Londres ya ha estado casi todo el mundo y decir que hay tal o cual cosa es medianamente absurdo.

Éramos una comitiva de diez personas los que partimos hacia la capital de UK, donde nos reuniríamos además con un undécimo, amigo de uno de nosotros. Un grupo multicultural y multilingüe. Nuestro primer destino fue King's Cross, la parada de metro más cercana al hostal donde nos hospedaríamos. Habíamos reservado por internet una habitación para diez a la que le pondrían una cama supletoria. Cuando subimos a la habitación nos quedamos bastante sorprendidos: un zulo de, como muchísimo, quince metros cuadrados, donde se apilaban cinco literas dejando un cuadrado en el centro. Ni siquiera subieron a ponernos un triste colchón, finalmente dos de nosotros tuvieron que entrar a otra habitación y cogerlo todo. Es lo que pasa cuando duermes por £18 con desayuno incluido.

Salimos para ir a cenar y acabamos en McDonald's (casi todo lo demás estaba ya cerrado, cosas del horario británico), y luego cogimos un bus para ir a Trafalgar Square. Nos llovió esa noche de camino a Picadilly, donde todos -menos yo- sacaron las típicas fotos a los luminosos. De allí fuimos andando hasta llegar a Green Park, el cual atravesamos dirección sur para llegar a Buckingham. Las fotos de noche no lucían demasiado. Fuimos en dirección al Admiralty Arch, dejando St. James Park a nuestra derecha, para acabar de nuevo en Trafalgar Square y volver en autobús al hostal.

Dormimos poco entre unas cosas y otras (se nos habían hecho las cuatro, y Londres seguía vivo), porque el desayuno era de ocho a diez. Tostadas y cereales en un ambiente muy familiar. De hecho, hubo un momento que en el comedor habríamos unas veinte personas, todos jóvenes españoles. Esa mañana habíamos decidido ir a Portobello y Notting Hill porque los sábados hay mercadillo.

En King's Cross no solo hay estación de metro sino también de tren, y fue nuestro primer destino porque, como bien sabrán los seguidores de la persona más rica de todo el Reino Unido (la segunda es la reina) es en esta estación donde se halla el andén 9 y tres cuartos.

Y tras las fotos de rigor nos fuimos, ahora sí, a Portobello, donde descubrimos lo que sería la tónica general del finde: plaga de españoles en Londres. Era más fácil escuchar voces en nuestra lengua materna que en la de Shakespeare. Había ambientazo.

La primera parte estaba llena de puestecitos típicos turísticos, de antigüedades, curiosidades hechas a mano, etc.

En la segunda dominaban los puestos de comida, tanto fruta fresca como pescado, como cosas hechas para comer de todo tipo: crepes, hamburguesas, ¡hasta paella!

Y una última parte más corta tenía puestos de camisetas de fútbol, almohadillas japonesas extrañas, más turísticos, más comidas... Acabamos cogiendo un metro para ir a Hammersmith y de allí otro más para acabar en Wellington Arch, donde a las cuatro de la tarde comenzaba un tour gratuito (a pie). Para hacer tiempo fuimos a buscar un sitio para comer y acabamos alejándonos bastante hasta que, sin mejor éxito, repetimos en un McDonalds. :S El tour estuvo genial, fueron unas tres horas en las que vimos Green Park, Buckingham (gana por la tarde), Clarence House, St. James Palace, Trafalgar Square, Admiralty Arch, Horse Guards, el 10 de Downing Street, Big Ben, Westminster Abbey y Palace of Westminster. Fue un tour estupendo, salpicado por las anécdotas que contaba la guía, una chilena llamada Cecilia -y ahí sí me acordé de ti :P- que lo dio todo para hacerlo ameno y didáctico al tiempo. Saqué algunas fotos:

Cerca de la vivienda del Primer Ministro, en el límite oeste de St. James Park, fotografiamos a varias ardillas. No eran tan huidizas como de costumbre y hasta se acercaban si les ponías comida en la mano.

La Abadía de Westminster es enorme, no me cabía en ningún plano así que fotografié la fachada de la puerta norte.

De derecha a izquierda, Casas del Parlamento, Big Ben y al fondo el London Eye.

Una vez acabado el tour decidimos acercanos al Big Ben a sacarnos las típicas fotos, y de allí cogimos el metro una vez más para ver la Tower of London y Tower Bridge, que de noche es maravilloso.

Lo cruzamos (la foto está hecha desde la orilla sur) y fuimos por el margen del río dirección oeste hasta el London Bridge. Ver el río de noche y las luces de la ciudad al fondo es indescriptible. Volvimos al hostal para dejar cosas y cenamos en un kebab cercano donde hacían también fish & chips. Tras la cena nos separamos, unos fueron a dormir y otros fuimos a un pub hasta las dos o así. Tras todo el día caminando necesitábamos descansar, aunque aún se nos hicieron las tres trasteando en la habitación.

Tampoco dormimos mucho, aunque casi todos se perdieron el desayuno. Fuimos a Victoria a dejar las maletas en una consigna y nos separamos: unos fueron a ver el estadio del Arsenal y otros fuimos a Camden.

Camden se parece a Portobello, aunque la naturaleza de las tiendas y puestos es diferente. Es el sitio al que hay que ir si buscas ropa punk o gótica, también está llenísimo de camisetas con frases geniales. Más al norte hay muchos puestos de comida, todos funcionan igual: £4 o £5 y te ponen una bandeja más o menos grande con una mezcla de todo lo que quieras. Comida española, china, asiática, italiana, marroquí... todo junto, todos ofreciéndote comida para que pruebes, la verdad es que le entraría hambre a cualquiera. Nosotros nos quedamos en un chino regentado por un tipo que hablaba español (bueno, y todas sus chicas también), comiendo en unos asientos de moto cara al canal.

Por la tarde fuimos al British Museum que es enorme, luego perdimos un poco el tiempo comprando souvenires y ya regresamos.

Ha sido un viaje perfecto, supongo que la gente influye también y, como la última vez que fui a Barcelona, sin la familia siempre es diferente; no quiero decir que mejor pero probablemente lo siento, es otra actitud. Naturalmente suceden muchas cosas más allá de los sitios a los que vas y las fotos que tomas pero son de las que no se pueden contar, no por secretismo sino porque entran dentro de la cotidianeidad pero, sin embargo, en un viaje así se magnifican y se disfrutan al máximo.

Nos faltaron muchas cosas por ver aunque estamos contentos con lo que hemos visto para haber estado tan poco tiempo. El resto ya lo veremos cuando volvamos porque, si algo tenemos claro, es que vamos a volver.

31 comentarios:

tishta dijo...

soy la prime y no es demadrugada, increible!
pues yo soy de esos raros que aún no han estado en UK, la verdad es que me apetece ir, ver Londres de pasada y subir al norte a ver los castillos y los prados
Me alegro que fuera bien

Girl From Lebanon dijo...

Yo soy de las que no he ido, bien lo sabeis todos, por eso me encantan las cronicas...

Adivina cual es la foto que mas me ha gustado ;)

Bss!!!

Uma dijo...

tu titulo es una de las frases que marco mi viaje...(eso que describes de cotidaneidad que se magnifica...)
No sabia lo del anden...claro que cuando yo fui la Rowling era pobre aun...
si que habeis aprovechado...¿solo 2 dias? yo vi lo mismo y estuve 5!!!
besos

Yopopolin dijo...

Cada vez que veo una cronica de estas me entran mas ganas de ir... pero tengo otros destinos preferentes... No se, Paris o London siempre estaran ahi... xD

me alegro de que lo aprovecharais al meximo!!

Claire dijo...

Yo tampoco he ido... y leyendo tu crónica y viendo las fotos.. me han entrado unas ganitas jejeje... ¡¡ no me imagino una habitación con tanta gente jajajaj!!... Gracias por compartir tu viaje. Un abrazo.

Alury dijo...

Yo hace un mes tambien fui por primera vez y también dije que volvería. Me enamoré!!!

Un beso

Simone B. dijo...

Pues aquí hay otra que tampoco ha ido y que además lo está deseando.

No sabes la alegría que me has dado mostrándome el andén 9 3/4...

Besos!

Aïcha dijo...

pues yo tampoco he estado y aunque me lo pintas curioso, todavia no me entra el gusanillo por viajar a Reino Unido,no se que me pasa con ese pais... ainsss besitos

mtblancogo dijo...

...¡qué recuerdos madre mía...!

el centollo mecánico dijo...

Yo no he iido pero me gustaria dar una vuelta por alli...parece chulo...y otra cosa ¿por que todo el mundo fotografia iglesias incluso siendo ateos? jajaja....si al final os mola el rollo...Un saludo

alma máter dijo...

Viaje corto pero bien aprovechado. Volverás. Fijo!!

Un beso.

lectora anónima dijo...

Pues yo tampoco he estado.
Qué fotos tan buenas, una crónica de un viaje muy aprovechado.
Anda que cenar en el McDonald´s jajajja (estos horarios)
¿Y... el té? ;-)
Besos

Esther dijo...

Se nota que has disfrutado del viaje y un detalle que me alegra mucho es que hubiera zonas donde casi solo se hablara español y estuviera todo destinado a vosotros (hasta la paella) ya que aqui en España pasa lo mismo al revés..

Me han encantado las fotos.

besos

Yandros dijo...

Pues yo si he estado. Tres veces aunque las dos primeras hace ya más de 12 años. La última hace 4 años.
Volveremos
He de añadir que en la estación de marras estuvimos también. Dos meses antes del atentado. Uf que grima
Saludos!

Marta dijo...

Qué envidia... yo no he ido por allí.

Feliz fin de semana.

Marta

NUT dijo...

Para ser tu primera crónica de un viaje, está muy bien!;)
4 dias bien aprovechados!
Yo tambien tengo que volver...

Besos!

Lunaria dijo...

No hay duda de que los has disfrutado a tope. Londres es un destino que tengo pendiente.
Seguro que volverás.

ampa dijo...

Me encanto lo que pude ver de Londres...y lo de las paellas, ajajaa...me rio yo de esas paellas!!!

Juan Carlos dijo...

Londres me encanta ¿os dio tiempo de ir a Little Venice? es un sitio curioso donde hasta se puede alquilar una casita flotante.

Un cura dijo...

Parece que ha sido un viaje fantástico. Me alegra mucho. La crónica no se te ha dado nada maly las fotos son buenas, no creas. Un saludo.

Nadia dijo...

Para mí Londres perdió su encanto tanto viajar allí, pero debería volver como turista otra vez... y volver a vivir la experiencia.

La compañía es fundamental para pasarlo en grande, o para todo lo contrario.

Besos vecino!

maba dijo...

me da que no has probado los scones jajajaja

genial la crónica...pero mejor el viaje..

los viajes no es sólo a donde se va, sino con quién y cómo esté cada uno..

creo que en tu caso todo estaba bien, perfecto

besos

Anita Patata Frita dijo...

Que envidia macho... pero tanto hablar de comida y no le sacas ni una foto ainssss :)

Susana dijo...

Vaya reportaje más chulo X!

Uy, qué recuerdos tengo de Londres. Aunque hay cosas que me ponen de los nervios en esa ciudad, reconozco que tiene algo que me encanta.

Recuerdo los fines de semana que me bajaba a Londres desde Leeds, donde estaba estudiando hace ya bastantes años.

O los días que pasé allí con mis padres, mi abuelo y mi hermano (mi padre y abuelo que en paz descansen)en 1995 cuando vinieron a Inglaterra para mi graduación.

O la vista que tenía del Big Ben desde mi habitación del St Thomas Hospital (justo delante del Big Ben, al otro lado del río) cuando me operaron en el 2004. Allí lloré mucho, pasé miedo, pero también reí y me sentí arropada por familia y amigos.

Y bueno, ahora tengo familia en esa ciudad! Mi cuñado y su familia (te acuerdas del pintor, el hermano de mi marido) viven en Hamspted, no muy lejos de Camden, donde tú estuviste y donde mi cuñado tiene el estudio de arte. Allí vamos muy a menudo.

En fin, que tu blog me ha hecho sentir algo melancólica y como en casa a la vez!

Si vuelves, te recomiendo la National Gallery y los Museos Tate!

Casandra dijo...

Qué graciosas las ardillas!! :D

X, prométeme que no comiste paella londinense, por dios bendito!! xDD

Me encantaría ver la Abadía de Westminster, aparece en tantas pelis y novelas...

No he ido a Londres, y mira que tengo ganas!! (Después de leerte más aún, la verdad)!!

UN ABRAZO Y BUEN FINDE!! :)

Parsimonia dijo...

Parece que aprovechaste al máximo esos días. Qué gozada!
Yo también quiero!!!
Besos

Zepequeña dijo...

Una visita guiada... que guay!

Zepequeña.

Mary Lovecraft dijo...

¡Preciosas todas las fotos! yo tampoco estuve en Londres nunca y como encima me encanta rutear puess ¡me ha encantado tu crónica!

una maravilla :)

oye X, que digo yo que, ¿por qué las ardillitas tendrán preferencia por los jardines de las casas de los primero ministros y los presidentes de megapotencial mundiales???

(bueno, a otras les gusta la naturaleza pura y dura, ¿eh? que hoy...¡¡¡ví una ardilla de cola roja subiendo y bajando por árboles altísimos en el boque!!! y buenoooo lo más sorprendente de pillar: saltando de uno a otro O__O)

un besazo, me alegra que disfrutaras tanto de Londres, y para nada me hacía a la idea de que hubiese tantísimos españoles por allá!

Lía dijo...

Sabía yo que te iba a gustar!!! Londres es una ciudad para disfrutarla a mordisquitos, la próxima vez aun te gustará más!!
Me alegro de que te acordaras de mi de esa forma, y no por ver un coche peinar tu nariz!!! Eso me pasa a mi por ir despistada!!
Un beso!

EdeEngreído dijo...

En breve caminaré por los mismos lugares. ;)

Ledicia dijo...

buena crónica y si que os dio tiempo a ver montón de cosas! espero no tardar en ir,ya te preguntaré si llega el caso que te veo muy puesto en calles y demás! ;D