14/5/09

Football

Siempre que pienso en mi infancia, recuerdo con especial cariño la liga regional que jugaba con mis amigos. Nací y crecí en una pequeña ciudad del oeste de Inglaterra, en la que el rugby era muy popular. Pero en mi distrito lo que había, nadie sabe por qué, era un campo de fútbol, y mi colegio era el único que lo utilizaba, así que todos mis amigos y yo nos apuntamos al equipo. Éramos, pues, el clásico equipillo de barrio, nuestro entrenador era el profesor de gimnasia, que era también el padre de Thomas. Afortunadamente Tommy era un gran interior zurdo, digo afortunadamente porque podría haber sido un paquete y habría jugado igual.

La verdad es que éramos muy buenos, en la liga infantil acabamos un par de años como el mejor equipo local de toda Inglaterra. Recuerdo partidos épicos bajo la intensa lluvia (cabe señalar que nuestra ciudad es la más lluviosa del Reino Unido) en que era difícil ver al portero rival, y tirábamos con la fe de que no estuviera en medio de la trayectoria del disparo. Él se situaba con la fe de estarlo. Ganábamos incluso a los líderes, que venían a nuestro campo con la intención de comerse el mundo. Lo que era común a todos los equipos a los que recibíamos es que todos esperaban que la bola botase. Nosotros, que habíamos crecido allí, sabíamos que el balón caía a plomo y no había más forma de moverlo que pegarle otro patadón. Muchos de los pases que hacían se quedaban cortos, y los delanteros se dejaban el balón tras de sí. Casi siempre acabábamos manteniendo nuestra portería a cero. Por alguna extraña razón, como visitantes empeorábamos bastante...




No sé si el título del post, visto desde el blogroll, habrá disuadido a más de uno de leerlo, si es así... ellos se lo pierden. xD Este brevísimo relato no es más que un homenaje a todos aquellos capaces de emocionarse con un partido de fútbol y que entienden que reunirse con los amigos para lucir camiseta y lanzar cánticos de apoyo a tu equipo es un fin en sí mismo. Para los amantes del fútbol por encima de los colores y para los que creen que la magia cabe en un terreno de juego.

Hoy he tenido la suerte de vivir el ambiente previo a la final de la Copa del Rey que ha ganado, como suele desearse, el mejor. Mi facultad se encuentra literalmente pegada al Mestalla, y el bar donde hemos comido era un nido de aficionados de ambos equipos contendientes, aunque los del Athletic ganaban en proporción 5 a 1. Como poco. He visto hasta un burro con la camiseta del Bilbao. Sí, un burro, pequeñito, pero cuadrúpedo. Y un todo terreno rojiblanco con el escudo en el capó. También he visto blaugranas, pero menos. La verdad es que toda esta semana los medios han pretendido calentar el partido a su manera. La campaña pro-Athletic era tan evidente que Guardiola tuvo que decir en rueda de prensa lo que muchos culés pensábamos, que nosotros también queríamos ganar la Copa y que también teníamos derecho a pensar que nos la merecíamos. Es verdad que el Bilbao era, en esta final, el pequeño, y que para ellos el disputarla era un triunfo en sí, pero no eran los únicos.

Durante toda la tarde he visto a los aficionados del Athletic muy confiados. La corriente de fervor e ilusión se había tornado de repente en una seguridad absoluta en el triunfo. La alegría de jugar la final, en alegría por ir a ganarla. Los medios parecían señalar al Barça de confiados e incluso prepotentes, malentendiendo, quién sabe si deliberadamente, el ejemplo perfecto de humildad llevada al límite. Viajar en el día, sin hacer tanto ruido, sin ocupar una ciudad durante cuatro días antes al evento, sin fiestas, sin comilonas, sin llamar la atención. El Barcelona ha ganado la Copa casi sin despeinarse, como no podía ser de otra manera. Todos los ojos miraban al Athletic, todos lo convirtieron en protagonista, y en los nueve minutos que van del 55' al 64' el Barça asestó tres golpes definitivos. Sin ruido, sin protagonismos, con humildad. El partido ha acabado y se seguirá hablando del Athletic, el equipo que después de veinticinco años volvió a disputar una final de Copa. El Barça la ha ganado y mañana se hablará de Florentino. El periodismo deportivo a nivel nacional está podrido, pero el fútbol es inmortal, y hoy unos cuantos millones de personas que no hemos querido ser protagonistas somos un poco más felices que ayer.

Las aficiones, ejemplares. Al Athletic le doy la enhorabuena por llegar hasta aquí, que es a lo máximo que se puede aspirar hoy en día en España, a ser segundo. Volverán a soñar tarde o temprano. A los amantes del fútbol no necesito decirles nada porque han de estar contentos. Y a todos los madridistas y anticulés que querían ver perder anoche al Barça, gracias por hacer aún más dulces nuestros éxitos. :)

29 comentarios:

Esther dijo...

A mi como no me va el fútbol no lo vi, me daba igual quien ganara , si aún hubiera sido el Valencia el que jugara puede que lo hubiera visto, pero bueno ya que ha ganado el Barça le doy la enhorabuena.

besitos

ampa dijo...

Casi llego a ser la prime!!! Bueno, que suerte tuviste, yo no me pude acercar a la capital prque no tenia donde dejar a los cachorros, pero desde luego que me hubiera encantado.

FORÇA BARÇA!!!!!!!!

Martha dijo...

Pues de nada, hombre! Si te lo he hecho más dulce, mira...por lo menos hay algo de lo que me alegro! Jeje! Todo sea por mi X! Jajajaja!

No, en serio, madridista hasta la médula y más allá como soy, he de reconocer al justo campeón! Es cierto que los medios alzaban al Atletic por los cielos, y hasta hubo un momento que incluso llegué a creer que podían ganar...pero de ilusiones no se vive, y estaba claro quien era el mejor...y en estos casos, siempre gana el mejor, no???

Me gusta el fútbol...y anoche el Barça hizo muy buen futbol. Esta temporada ha sido y es suya...y cuando se hace bien, hay que aplaudir. Así que, enhorabuena a los culés...

Y una cosa más...brutal la afición del Atletic. Me impresionó. Ole, ole y ole por ellos!


Ale...y yo, ahora me olvido de todo y más feliz que una perdiz! Juas!


Besicos!


P.D.- Al año que viene nos vemos las caras con Floren a la cabeza! Muajajaja! :P

Marta dijo...

Tu lo has dicho todo. Cuando metió el primero el Atletic les dije: "empezamos igual contra el Madrid" y menos mal que fue así.

Ayer fue un ejemplo de lo que significa el deporte: juego limpio, ganas de ganar y unos aficionados que dieron ejemplo, incluso cuando un tontoelbote decidió ensuciar la camiseta de su equipo.

Enhorabuena a todos los que apreciamos el espectáculo del fútbol, tenga los colores que tenga.

Cleo dijo...

Oooolllleeeeee por tu post....efectivamente al poner la radio estaban hablando de florentino...que asco...

Mil besos

maba dijo...

enhorabuena...

has descrito a la perfección el fútbol inglés..y el final..me ha hecho reir!!

paso bastante del fútbol desde hace unas temporadas pero reconozco lo que veo..y el Barça se merece ganar la Copa del Rey, cómo creo que se merece ganar la liga..y que la ganará; y le deso lo mejor en la Champions (ay, si me leen las que me acompañaban al aeropuerto a ver al Madrid..a mí me gustaba Zamorano..se desmayan!)

besos

Kane dijo...

Ayer por Valencia parecía que hubiera, efectivamente, una gran superioridad numérica de aficionados del Atletic.

Me alegro mucho de que ganara el Barça. Aunque me jode, como siempre, la perspectiva de los medios deportivos, y también la tontería de los aficionados, pitando a los reyes y el himno. Si tan poco les gusta, que no se interesen por un trofeo que lleva su nombre.

Joder, mira que soy antimonárquico y todo, pero es que estas cosas me calientan.

Nanuck dijo...

Ole y ole!!!

Tu lo has dicho, el Bilbao se iba a comer el mundo y resultó que al final le pusieron pocas ganas. Miguel y un amigo estaban indignados con el juego del Athletic, mejor dicho por la carencia de juego y la poca agresivad y ganas que le pusieron, asi no se ganan las finales y mereció perder.

Chapó la afición del Bilbao, que se merecia un poquito mas de su equipo y lo siento por las lagrimas de Etxeberria.

Al final como dices: ganó el mejor.

Que contenta estoy!!!!

Un besico chato!!!

Girl From Lebanon dijo...

No me queda otra, mal que me pese, que felicitaros...sobra decir que yo ayer iba con el atleti...que por proximidad geografica es un equipo con el que simpatizo...mas que con el racing por cierto...no se muy bien por qué...este año os mereceis todo lo que ganeis...

Lo de la prensa es vomitivo...oir la radio, me da igual la emisora es para escupirles (siendo suaves) y leer algún periodico como el Marca, para quemarle...menos mal que hoy el titulo de ayer del Barça venía en portada...ya creí que le iban a relegar a un recuadrito en negro en una esquinita...y no nos queda nada con las no-elecciones del madrid...

eso, que felicidades...con toda la rabia que pueda sentir una madridista...

Bss!!

pedazo comentario, no?

xenia dijo...

Bueno no soy yo muy futbolera la verdad, pero vi un trozo del partido y como con todos el juego del Barça es de admirar, así que su titulo es merecido como los dos siguientes que vendrán.
Respecto a los aficionados, ayer en mi barrio tres limusinas del Atletic pintadas de roji-blanco que ocupaban toda una calle O_o , algo poco visto, por lo menos por aquí xD.

Felicidades culé!! ;), besets.

El extraño desconocido dijo...

El partido estuvo bien, el Barcelona ganó merecidísimamente, pero eso de mezclar política y deporte hace tiempo que me tiene asqueado. Lo de pitar el himno de España y al rey lo encuentro imbécil siendo que tu equipo está jugando para ganar precisamente la copa del rey, y esas cosas hacen que cada vez tenga menos ganas de ver futbol. En fin, enhorabuena igualmente!

Alas dijo...

Sí señor, el equipo de la comunidad autónoma más republicana ha ganado la copa de REY, de REY, entiendes?

Capullos. Y no,no soy del madrid.

Ro dijo...

Muy bonito si señor, muy profundo, pero me permito una pequeña correccion: la ciudad mas lluviosa de Reino Unido esta en el oeste de escocia, (cualquiera de ellas valdria) no en el sur de inglaterra, para mi seria Glasgow ;) Para la proxima.
Mua

ojos_de_gata dijo...

bueno, ante todo enhorabuena al Barça, todo hay que decir, que fue muy superior al atletic, aunque critico la pitada hacia el himno nacional por parte de las dos aficiones, y a tve española tb por no ponerlo, en todo caso era la copa del rey, no van a poner los pitufos maquineros jaja

ZonZo dijo...

Siempre he sido muy futbolero, como aficionado y como deportista. Siempre hubo un equipo que en lo deportivo me enamoró; anoche ganó la Copa del Rey.
Pero siempre hay un pero... nadie es perfecto. Cuál fue mi desolación hace años, el día en que lo político pasó a oscurecer los colores azul y grana. El día en que el equipo de mis amores cambió de rostro, de personalidad y dejó de limitarse a hacerme soñar con su esfuerzo, sudor y superación.
Si Laporta fuera más coherente, el Barça jamás habría ganado la Copa del Rey.
De todas formas, enhorabuena.

tishta dijo...

por casualidad antes de ir a dormir vi el 2º y el 3º del Barça (con mayúsculas) y aún y no siendo una gran aficionada, me hizo emocionar. También vi el latazo que le dieron en la cabeza a..., y el comportamiento ejemplar del resto de la afición del Bilbao, eso también me emocionó y demuestra que en el futbol, como en todo, no todos son unos salvajes.
Felicidades culé!!!

Anita Patata Frita dijo...

Yo no entiendo nada de futbol, pero el ambiente al ir a verlo con gente que le gusta... es insuperable!

:)

X dijo...

Muchas gracias como siempre por vuestros comentarios, hoy especialmente por ser más largos de lo habitual, que siempre viene bien. ;-)

En cuanto a pitidos al himno, comunidades republicanas y Laportas varios, voy a hacer unas apreciaciones:

Identificar una comunidad autónoma con un equipo de fútbol es un error: muchísimos catalanes no son del Barça, igual que hay catalanes del Barça no independentistas, no republicanos, igual que hay aficionados del Barça de fuera de Catalunya.

En cuanto a la Copa, la Copa del Rey lo es solo de nombre, fue en su día Copa de la República y también Copa del Generalísimo. La Copa nunca dejará de ser la Copa, con independencia del sistema de gobierno que haya en el momento. Y como trofeo futbolístico que es siempre se quiere ganar, ¿o acaso los contrarios al régimen no debían querer ganar la Copa del Generalísimo? ¿Eran antimonárquicos los que querían ganar la Copa de la República? Es un trofeo, el nombre es lo de menos.

Besos para todos.

Ailën dijo...

Lo has escrito hasta dulce y todo, jijijiji.

Y me alegro, que yo ya he dicho que si he de ser de algún equipo, soy del Barça. Porque me cae bien, entre otras cosas. Y si al mundo le parece mal, puer mira tú qué bien.


Eso, felicidades, entonces =)

el centollo mecánico dijo...

Ni el Bilbao ni el Barsa merecen jugar esa final...por lo menos hasta que muchos aficionados se comporten...este pais me da vergüenza....un saludo

Mary Lovecraft dijo...

Muy bonito homenaje al deporte rey, se nota que lo vives desde dentro.

un besico y...¡felicidades! jeje sin duda ganó el mejor ;)

shania dijo...

COPA, LIGA, CHAMPIONS!!!!

Jorge dijo...

Por lo que más me alegro de todo es por que se fastidien todos los medios de comunicación (televisiones, radios y prensa variopinta) por su campaña anti - Barça antes de la final. Estaba claro que no querían que ganara la copa ninguno de los dos, asi que fueron con el más modesto, no tanto porque quisieran que el Athletic ganara la copa, sino porque querían que la perdiera el Barça, que parece que está de moda últimamente (y casi es una obligación) ir en contra del Barça y todo lo relacionado con Cataluña. Y cuando hubo un ganador pues fueron a por lo único que podían atacar en ambos bandos: la pitada al himno.

Ajustándome a lo que es fútbol, estaba claro lo que iba a pasar. Más si, como ha dicho antes muy bien Marta, todo iba igual que el dia del Madrid: nos iban a ganar, la teníamos perdida y encima empezaron marcando (lo del Barça en el juego aéreo necesita un gran arreglo antes del partido contra el Manchester). Pero como siempre el Barça se levantó, dio un golpe de autoridad con un soberbio golazo de Touré (una verdadera lástima lo de los cortes de mangas, cierto) y a partir de ahí... Pues lo de siempre. Por eso este gran equipo está donde está.

Y en cuanto al himno... Me parece tan mal la gente que lo silbó (si no compartes ese himno, aunque sea por deferencia y protocolo, respétalo) como la otra mitad de España, que se olvidan que para algo tenemos la libertad de expresión y que nunca se quejan cuando, en los partidos de la selección española se pita hasta límites insospechados el himno del equipo rival. Además (y quiero que quede claro, sin justificar la pitada) si te pasas toda la semana calentando con que si se pitará o no se pitará el himno... Pues de tanto calentar la olla, al final acaba explotando.

Enhorabuena a los campeones de copa, a los más que posibles campeones de liga, a uno de los dos aspirantes a campeón de europa y al que, ahora mismo, es el mejor equipo del mundo.

Me acabas de ahorrar una entrada a mi blog xDDD

Lunaria dijo...

Pues a mi me gusta el futbol desde quiquetita. Y me lo paso bien cuando gana el equipo que me gusta, claro está. Pero no columgo con el fervor exhacerbado de muchos. Buen finde.

Yopopolin dijo...

Qué grande este este Barça, coño! A por el triplete!!

ampa dijo...

Oh nen!!!!! We are the champions....... YUPIIIIIII!!!!!!

Julia dijo...

No es que sea una gran aficionada al fútbol, pero ver a los aficionados del Athletic me emocionó bastante. Mi facultad también está muy muy cerca del mestalla y al día siguiente de la final aún podía ver a los aficionados del equipo despertando en sus furgonetas y vestidos, todavía, con las camisetas de su equipo. Algo más desilusionados, pero sin perder ni un ápice de pasión por su equipo y el fútbol. La verdad es que es admirable.

¿Qué estudias?

Nikaperucita dijo...

Buneo, digamos que yo del futbol me quedo con la pasión de los que lo ven y saltan y lloran y gritan y rien e insultan :)
¡Me encanta!

Balovega dijo...

Felicidadessssssssss.. ahora vamos a por el triplete... Un saludo