7/3/13

La habitación nº 13

Nunca le he contado esto a nadie, pero esta mañana me he cruzado con una chica que se le parecía tanto...

Hace casi diez años que sucedió. Acababa de mudarme a Los Ángeles en busca de un futuro como actor. Desgraciadamente, varias decenas de miles de estadounidenses tienen esa misma idea cada año, así que un joven de veinte años como yo estaba llamado a ser carne de bar. De bar, de restaurante, de cafetería, de supermercado... de cualquier oficio de esos en que lo más importante es sonreír al gilipollas que no entiende de educación porque, al fin y al cabo, el cliente siempre tiene la razón.

Teniendo ese tipo de trabajos, naturalmente, uno no opta a vivir en Beverly Hills. Sin embargo, si uno sabe buscar puede encontrar auténticas gangas. Primero, como casi todos, estuve durmiendo un par de semanas en el sofá de unos amigos, mientras me movía por las afueras en busca de algo asequible. Y lo encontré, un bloque de apartamentos de dos alturas con piscina comunitaria en el centro, muy acogedor. Las viviendas eran realmente pequeñas, apenas una habitación diminuta con una cocina integrada y un baño minúsculo, pero suficiente para un joven con, como suele decirse, la maleta llena de ilusión y ganas de comerse el mundo. La casera era una mujer latina, posiblemente mexicana, como lo eran en realidad casi todos los inquilinos. Aquello no era Melrose Place, pero por las noches se respiraba buen ambiente. Me gustaba mirar las sombras al otro lado de las ventanas, con las luces encendidas hasta altas horas de la madrugada, mientras fumaba un pitillo apoyado en la barandilla frente a mi habitación. Nada que ver con el rancio norte del que venía.

En el 15, por ejemplo, vivía una pareja de ancianos a cuál más borracho. Se pasaban la noche bebiendo cerveza, entrando y saliendo para tirar las latas en la basura (que teníamos fuera porque dentro de la habitación restaría mucho espacio y sumaría mucho hedor). En el 2 vivía una madura muy interesante. En el 9 habitaba una familia de tres hijos, siempre me pregunté cómo cabrían. El 8, donde vivía una chica joven, era el apartamento más transitado con diferencia, por todo tipo de varones que no permanecían demasiado tiempo. El 13 era el más misterioso, pues nunca tenía las luces encendidas y de noche, naturalmente, no podía ver nada. Una tarde me pareció ver a una chiquilla de quince o dieciséis años espiando por la ventana, pero en seguida desapareció. Yo vivía en el último, el 20. Era un buen sitio.

Una noche salí hasta tarde con compañeros del trabajo y cuando regresé al bloque estaba muy silencioso. Solo las luces de la piscina iluminaban tenuemente el patio central. Era agosto, hacía mucho calor y estaba sudado, así que subí a por una toalla, me cambié y bajé a darme un refrescante baño. A esas horas todo el mundo estaba durmiendo. Sin embargo, al subir de vuelta a mi habitación, fui alertado por una sombra en las escaleras. Me acerqué atemorizado para descubrir a una chica muy joven, de piel morena y pelo oscuro como el carbón. ¿Era la misteriosa ocupante de la habitación número 13? No pude descubrirlo, pues en cuanto dije "hola" subió las escaleras corriendo y desapareció.

A la mañana siguiente volví a verla en su habitación, apenas su cabeza asomaba por la ventana. Le hice un gesto de saludo y esta vez me devolvió una sonrisa. Me fui a trabajar y regresé a la noche. Como el día anterior, el calor me obligó a darme un baño, pero íntimamente estaba deseando encontrarme con aquella jovencita de nuevo. Cuando, al salir del agua, vi que estaba en las escaleras, pensé que tal vez ella quería lo mismo. Me acerqué muy pausadamente para evitar que saliera en estampida de nuevo, no sé si por temor o por timidez. Era realmente hermosa, sin duda una inmigrante del país vecino cuyo exotismo y aparente fragilidad me embelesaban. Le pregunté si vivía en el 13 y afirmó con la cabeza. No parecía muy comunicativa, miraba al suelo como avergonzada. No supe con quién más vivía, aunque imaginaba que lo haría con sus padres, pese a que nunca los había visto. No recuerdo qué más hablamos (hablé yo) aquella noche, pero debí decir algo indebido y la chiquilla desapareció de nuevo.

Tardé tres o cuatro días en verla de nuevo. Volvía a casa muy borracho y la amiga de un amigo me había dejado con las ganas. Esa noche, ebrio y rebelde, decidí bañarme desnudo. Total, a esas horas no me vería nadie. Ingenuo de mí, había olvidado los episodios anteriores con mi misteriosa amiguita. Volviendo al piso ya refrescado, la vi sentada en los escalones como otras veces. Ya he dicho que era muy hermosa, yo iba bebido... me envalentoné. Para mi sorpresa, ella no salió corriendo. Un pequeño rubor encendió sus mejillas cuando nuestros cuerpos estuvieron próximos. Tomé su mano y la puse en mi pene. Le pregunté si quería venir a mi habitación y asintió en silencio. La cogí en volandas, su piel era apetecible y fresca por esperarme a la intemperie o tal vez por el miedo escénico del momento. En mi habitación hicimos el amor, si bien son difusos los detalles. Solo sé que ella no habló, pero me abrazaba con ternura como yo me abrazaba a su cuerpo, para de repente tornarse pasional y moverse frenéticamente al tiempo que me arañaba la espalda con ímpetu.

A la mañana siguiente amanecí solo, con resaca y un ligero sentimiento de culpa por haber yacido con una adolescente. Aquel día transcurrió entre el sopor y no tuve noticias de ella. Ni los días posteriores. Un tanto intranquilo, me acerqué a su puerta y llamé con los nudillos. Quizá por fin conocería a los padres, pensé. Pero nadie me abrió, ni parecía que hubiera habido alguien en casa en mucho tiempo. Esa noche pregunté a la casera por la chiquilla de la habitación número 13 y ahogó un grito mezcla de angustia y conformismo. Estas fueron sus palabras, al menos como yo las recuerdo:

"Ha conocido usted a la niña. Se llamaba Claudia y vivió aquí un par de años con sus padres. Un verano llegó al bloque un gringo muy apuesto y comenzaron a tontear, pese al disgusto y la negativa de sus progenitores. Ella se las ideaba para verse con él, a veces se escapaban un día entero, pero reservaba para más adelante su tesoro más preciado. Todos dudábamos de las intenciones de aquel hombre, hasta que al fin una noche no pudo reprimirse y la violó. Al tejano nadie lo volvió a ver, ni siquiera pasó para que le devolviera el depósito. El padre de la chica era muy tradicional y la culpó de lo sucedido, por desobedecerles y andar provocando. Claudia se pasó semanas enteras llorando sin salir de casa. Un día desapareció. Encontraron su cuerpo una semana más tarde. Estaba ahogada en un pozo con varias piedras atadas a sus tobillos. La autopsia reveló que estaba embarazada. Nadie sabe lo que sucedió. Hay quien dice que el gringo regresó para no dejar cabos sueltos quitándola de en medio. Otros dicen que el padre enloqueció y la mató. Algunos piensan que se suicidó. El caso fue cerrado por falta de pruebas y ya nunca sabremos qué pasó. Desde entonces nadie ha ocupado la habitación número 13, pero dicen que la niña se aparece a aquellos jóvenes que le recuerdan su fugaz y fatal amor de verano."

Sentí un escalofrío, además de acentuarse mi sentimiento de culpa. ¿La chica era un fantasma? ¿Tal vez lo había soñado todo? Pero entonces, ¿qué eran aquellas marcas profundas de amor en mi espalda?

No aguanté mucho tiempo y un mes más tarde ya me había mudado a otro apartamento. Nunca volví a saber nada más de aquel asunto.





* * * * *

Una noche de agosto, Michael regresaba del cine a su apartamento, en un bloque a las afueras de Los Ángeles. Hacía poco que se había mudado, vivía en el número 1, al lado de las escaleras que subían al segundo piso. Estaba abriendo la puerta cuando vio a una chica joven sentada en los primeros escalones. Fue a saludarla, pero ella subió las escaleras corriendo y desapareció.

80 comentarios:

tishta dijo...

Otra genialidad!
cada día redactas mejor (si cabe) me has trasladado al lugar, he sentido el calor, he sentido el deseo, he olido el cloro,... Cómo puedes dar tanto en unas pocas líneas?
Una vez más: felicidades!

Un abrazo

soy la primera? ;-)

Sílvia dijo...

Estic totalment d'acord amb tishta, aquest relat està molt ben narrat, jo també m'he ficat a dins del personatge i l'he llegit precipitadament per saber-ne més. Aquests relats de misteri tenen un punt de realitat que m'atrau molt i em fa pensar. Encara que en aparença la Claudia sigui un fantasma és real en la ment del personatge, encara que el record sigui difós per haver begut. Has creat una atmosfera brutal, X!! El final en què el nou inquili arriba i es repeteix la història potser no caldria, la història ja desperta circularitat per si mateixa. Tot i així tampoc no hi queda malament. Si fos una pel·lícula segurament acabaria així.

Rita dijo...

¡Me ha encantado la historia, me has dejado toda loca con el final! Adoro todas estas leyendas...

Juan Carlos dijo...

Has contado otra buena historia, como siempre.
Salu2

Rick dijo...

Buena historia, estimado X. En ningún momento imaginé que no existía. Además de la impecable redacción, el manejo de los tiempos me parece realmente bueno.
Un gran abrazo

Merchi dijo...

Genial, como siempre. Yo también he sentido el vecindario, la noche cálida, el resplandor de las luces suaves en la piscina... Y el final me ha encantado, un tipo de leyenda nueva que no conocía, por lo que no lo esperaba. Cada día escribes mejor, X. Un beso.

Arien Plutonidades dijo...

Hola X!
Me ha gustado mucho, además no me esperaba el final.
A mi me pasa eso y trauma ya de por vida jaja
Un besazo

Irene dijo...

Otro gran relato, como siempre. Me encanta como escribes y me parece que ya te lo dije pero podrías recopilar varios relatos y publicarlo, son muy buenos. Yo los espero como agua de Mayo :)

M. dijo...

Qué guarra la niña, volvía del más allá para que le dieran mandanga. Lol.


M.

la quiltra dijo...

me encantó!!!
volver desde el otro lado por un momento de sexo... huy!!! tremendo viaje!!!
saludos y un texto muy bien logrado.

Rosa dijo...

Me engancha todo lo que escribes, esta historia me ha gustado muchisimo, siempre tienes ese puntito de misterio que me encanta. Besos

ohma dijo...

wowwwwww mister x,it was fantastic!!
En serio,me gusto rebien, :)
Bicos.

Vértigo dijo...

Que buena historia... Me gusta como la has contado, como has dejado que intuyamos algo, como se deja leer...

dEsoRdeN dijo...

Mmm... ¿técnicamente se podría considerar pederastia necrófila...?

El mundo contado por mí dijo...

que escalofrios me dieron!!! En mi pueblo un taxista se volvio loco porque una noche, levantó de pasajera a una chica vestida de blanco, que le pidió que la lleve hasta una discoteca.El taxista se puso a charlar con ella mientras conducia, y a la cuadra y media aproximadamente, miró por el espejo retrovisor y la chica había desaparecido. Cuando lo contó por la radio de la remisería, otro taxista escuchó la descripción de la chica, y contó que la estaba viendo en ese instante, parada cerca de allí. La siguió cuando ella le dió la espalda y comenzó a caminar calles arriba, y descubrió horrorizado que la chica se metió por la puerta del cementerio y desapareció...Era un fantasma :/ Bueno, te lo cuento porq tu historia me recordo a esto..Saludos genio :)

estrella dijo...

Hola Mr.X!!!!
Es una historia buenísima, muy bien escrita, creo que hasta yo me encontraba en esos apartamentos observando, has llevado la historia perfectamente, manteniendo la curiosidad hasta el final, enhorabuena!!
Y la historia volverá a repetirse...siempre!! mejor no vivir ahí, luego me pasas la dirección por si alguna vez voy para no vivir allí mismo ;)
Un beso guapo!!

Yellowprincess dijo...

Las historias siempre se repiten.
Adoro tu forma de escribir (si no cabe otra expresión) y como consigues transportar a todo el que te lee al mundo que estás creando :)
¡Un besín!

Yajaira dijo...

Me parece totalmente increíble lo que escribes, lo digo totalmente en serio, ¡me resultan buenísimos!, publica un libro, que yo te lo compro sin dudarlo!!!

Mária dijo...

Hasta el amor inexistente deja marca. Un texto increíble.
Te dejo mi huella desde http://hazbrillaratusonrisa.blogspot.com/
M.

Aquello noerayo dijo...

Toda una experiencia, pero me encanta la idea de aparecerse para tener sexo. Es que lo que no mueva...

Claire dijo...

Lo primero antes de que se me pase: aunque has aclarado que no era Melrose Place, de mi imaginación no se ha modificado en nada, el bloque de apartamentos y la piscina de aquella inolvidable serie :-)Dicho esto, decirte que me ha gusta mucho la historia. Me ha parecido rollo película americana de esas que enganchan.. Y lo más original, cómo se lo monta el fantasma jajaja... menuda fornicadora jijiji,,,,
Muy bueno. Con intriga hasta el final. Qué imaginación que tienes, X.
Besos.

Ishtar dijo...

El edificio, la piscina y toda la atmósfera me han recordado a La dama en el agua de Shyamalan.

Ana Paula Reinoso dijo...

Me asusteee, estuvo con un fantasma ? ? :O que gran texto, deberías escribir un libro :D Saludos !!!

Forgotten words dijo...

Me encantan tus textos, siempre te guardas un as en la manga, es rara la vez que no nos sorprendes con tus finales inesperados y en el cual la originalidad no este tan bien reflejada en cada una de las letras...Solo puedo decirte que una vez más Chapó ;)

Letras en mi Corazón dijo...

genial historia..!!

estearbolquemesustenta dijo...

Hola. A este le faltas tú, entero, como si lo hubieras escrito deprisa, no sé es mi sensación, como si no estuviera pulido! Un abrazo.

Elendilae dijo...

¿Llego tarde para decirte que también me ha gustado mucho la historia? jaja.

Siempre girando los argumentos en el último momento. Sorprendente y genial ^^

Un saludo.

Cathiie dijo...

Creo que llego un poco tarde para comentar. Confieso que se me había olvidado por completo y porque te has pasado por mi blog y has comentado que sino...xDDD

No he tenido tiempo. Vivo estresadisima! :(

El texto me ha encantado y me ha puesto los pelillos de punta eh!!

A ver con que nos sorprendes en la próxima entrada! y yo prometo que el Martes publico que parece que ya el lío que tenia encima se ha terminado!!

Por cierto, te he seguido en Twitter que apareciste curiosamente en mi TL jajajajajajajaj

Un besote grande grande!^^

Cé. dijo...

Creo recordar que dijiste alguna vez que no se te daba bien escribir historias "de miedo". Discrepo. Suelen ser de las que más me gustan (aunque puedan ser un poco típicas a veces).
No sé por qué me ha dado por preguntarme qué pensaría si me acostase con una persona que no me dijese ni una sola palabra. Quizás me daría morbo, o me excitaría, ¿o me produciría rechazo?
Ais.

Humberto Dib dijo...

X, si me permites decírtelo (qué falso, uno acaba diciéndolo) estás escribiendo mucho más maduramente, hay temas que son tuyos, que forman parte de tu patrimonio de fantasías, pero el desarrollo ha cambiado increíblemente.
Mis felicitaciones, como simple lector.
Un abrazo.
HD

X dijo...

Hay días que leo vuestros comentarios y tengo que hacer titánicos esfuerzos por no llorar. Hoy es uno de ellos.
Un millón de gracias.

Foster dijo...

Oh mi Dios, que me has dejado sin palabras, es fenomenal he podido emocionarme con tu escrito, cada vez mejoras en eso de redactar ;)!
Por cierto, hay sueños que no deberían tenerse si no se pueden cumplir... que va un abrazo y gracias por leerme.

Claire dijo...

Qué ingeniosa idea, y me gusta cómo escribes. Me has trasladado a la ciudad, a la piscina, a la habitación...

Laura dijo...

Felicidades por la entrada, escribes muy bien ^^

Anais. dijo...

Qué genial, me atrevería a decir que es uno de los textos favoritos que he leído en tu blog. La forma de expresar todo, no sé, engancha, ¡enganchas! Verdaderamente me he quedado con ganas de leer más sobre el personaje.

Un beso y pásate si te ves con ganas!

Mua mua

Daniela dijo...

Me ha encantado! Cuanto misterio... Increible y tu manera de escribir tambien.
Un beso te sigo.

María Isabel GS dijo...

Siempre tan misterioso tú, señorito X...

Increíble, sí. INCREÍBLE.

Un abrazo :)

Alex dijo...

X

tus entradas me cautivan, me emocionan... no se escribes tan bien, cada dia mejoras, es maravilloso tus finales siempre me encantan es ¡GENIAL!


Saludos

Dolega dijo...

¡¡Magnífica historia!! De principio a fin. Tiene una cadencia muy buena.
Llegas al final, al que crees es el final y cuando te cuentan la historia, vuelves a revivir el relato, intentas saber cómo es posible que él no se diera cuenta.
Muy bueno chico y además original.
¡¡Pobrecita!!
Besazo

Lady Starlight dijo...

Pues las Vans que me regalaron venían sin cordones pero se los puse yo. Ni idea de donde las sacaron, lo siento :S

Aitana dijo...

Me encanta la historia!!!^^

Un BeSSSoOo*

genessis dijo...

Un relato conmovedor, fantástico.
Impecable. Me gusta mucho tu forma de narrar, es el estilo que me gusta leer.

Saludos.

Vale(n) dijo...

Madre Mía! escribes precioso!
Te quedó genial la historia y todo *-*
Besos^^

Gustavo dijo...

Exelente! Lleno de intriga hasta el final. Al final esa chica no se sabe bien quien era, de donde viene, lo que le ocurrio. Si realmente existia o era una especie de fantasma que rondaba por los hoteles.
Te mando un abrazo

May R Ayamonte dijo...

ohhhme encanto el final porque no era lo que me esperaba
Me encanto!
Un beso :)
May R Ayamonte

Javier dijo...

El ser humano es quejica por naturaleza. Da la impresión de no estar nada contento con su apartamento, como si fuera un cuchitril, pero tiene piscina. Mucha gente mataría por una piscina - hasta por una bañera -.

Yyrkoon dijo...

He echado en falta un final algo más... contundente, se veía venir a la legua que era el mayordomo, pero cuando lo escribes tú y parece el mayordomo, al final suele ser el mayordomo... con la ayuda de Tarzán y su puta madre. Esta vez ha sido sólo el mayordomo :_(

En cualquier caso, bien, en tu línea.

Dezazu dijo...

Acabo de encontrar tu blog y me ha encantado, asi que para no perderme nada te sigo desde ya!!
Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito
Un Saludo
dezazu.blogspot.com.es

Imaginativa dijo...

No quiero resultar repetitiva, pero realmente has conseguido transportarme a ese edificio, sus ruidos y su oscuridad...

Y tela con el fantasma,qué marcha tiene.

Besos.

JuanRa Diablo dijo...

Pues nada, X, que, una vez más, me dejas sonriendo satisfecho al llegar al punto final.
Me gusta tu continua inventiva, la forma de crear ambientes y esa intriga que me hace leer interesado hasta el final.

(Y además me gusta llegar y ser el comentario 50! :)

Ceci García Moyano dijo...

Amoooooooooo como escribís!
Te re sigo, tu blog es genial.
Nos leemos!
Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

buen texto
me gustan tus escritos

Miss Sarah W. Winter dijo...

Me ha sorprendido la historia y a la vez no he podido evitar leerla, me ha hecho pasar un buen rato :)
Dulces tardes

shantal dijo...

Hola Atlantis,lo primero agradecerte el paso por mi blog,el tuyo muy interesante si señor,este relato me ha intrigado hasta el final asi que me quedare por tu blog amigo,besines

La Comisura De Mis Pensamientos dijo...

Lo prometido es deuda. Aquí estoy de nuevo.
Ante todo, agradecerte paseo y comentario por mi blog. Con tu permiso, creo que visitaré el tuyo, me ha gustado tu relato.
Saludos.

Carmen Rosa dijo...

Hola "X"
Que buena historia, estuve pegada de principio a fin, te felicito porque cada día escribes mejor.
Un beso

campoazul dijo...

¡¡Menudo fantasma!!
No pierde el tiempo como el resto de los fantasmas...
Muy buena historia y con intriga hasta el final.

Besitos.

Yonaka dijo...

Uuuu... estas historias me ponen los pelos de punta... me encantan!

Trini dijo...

Me gusta,no solo tu manera de compartir,si no de saber estar...No cambies...Muchas gracias por ese abrazo... llego,otro para ti.

Esteer dijo...

Me gusta mucho!

sigue así (:

Pamela dijo...

genial tu entrada! mucha imaginacion, desearia tenerla :)

Little dijo...

Hijo mío, me dejas sin aliento!!! No sé por qué, pero desde el principio, me olía a muerto! Pero ME IMPRESIONAS, SIEMPRE.

PD: No solo lo mío es de traca jajajaja

Paula G. dijo...

paso por aqui a saludarte!! como siempre voy fatal de tiempo :S espero que estes bien!!! besos

Pilar V dijo...

Esta fantasma no tiene mal pasatiempo, pero mejor mudarse, sin duda.

Un saludo

sibisse dijo...

Aunque ya se vaticinaba el final, o al menos un poco por donde iría la historia... la verdad que tienes una forma increíble de dejarnos con el nudo en el estómago.

αяℓєη εїз dijo...

Que buena historia!!!! original. Cuidate <3

Patricia dijo...

Francamente sabes como llevar al lector a traves de toda la historia. Un hecho lamentable, no me puedo imaginar que existan aun a estas alturas estos tipos de casos (padres y educacion) pero uno nunca sabe.....un relato que demanda reflexion e interes, precioso!!
besos, feliz fin de semana!!

Raquel P.R. dijo...

Me ha gustado mucho, ha sido divertido leerlo, dinámico y curioso ver cómo sin querer me has transportado casi a formar parte de una leyenda. Muy muy interesante y un gusto de lectura. Un abrazo enorme!!!!

Patricia dijo...

¡Excelente!

Neuriwoman. dijo...

Aunque parezca imposible mejorar lo perpecto, tu lo consigues en cada relato.

Un abrazo.

Eva Letzy dijo...

Qué bueno! Disfruté mucho con el relato. Además me gusta cuando un texto puede tener muchas interpretaciones, no se dice todo, te deja para que pienses lo que quieras (o eso me parece a mí), y me gusta.
Un beso (yo miraba Melrose Place de adolescente, me lo recordó el comienzo de tu texto, de hecho el edificio me lo imaginé tal cual en el que vivían en la serie, aunque como dice el texto no estuviera tan bien)

Verónica Toro Restrepo dijo...

X, a mí me encanta leerte porque sé que te salen historias por los poros.

Me gustaría que me contaras tu historia, el porqué comenzaste a escribir, en:

http://laotramediaveronica.blogspot.com/2013/03/eres-escritor.html

Porque me gusta lo fácil dijo...

Me lo deje para leerlo hoy en el bus de camino al trabajo y así lo he hecho. Te he comentado dos veces y put** móvil que no había manera, pero bueno, ya estoy aquí.
IMPRESIONANTE, de verdad. De lo mejorcito. Me ha gustado muchísimo, y ya sin entrar en si era previsible o no (tengo que confesarte que me esperaba algo.. aunque más que se tratara de un “espíritu errante” me había montado mi propia peli, que la cría había asesinado a su familia... bueno...sin contar que entiendo que se trataba de una menor y claro, estaba yo poniendo a parir por lo bajini al menda pensando “vamos.. ni pedo ni nada.. ¡será desgraciado!”.. jajajaja..) que me disperso. En serio X, genial!!! y sobre todo te aplaudo por la forma de narrarlo, de describir. ¡¡¡Si es que he visto los apartamentos hasta por dentro...!!!
Engancha, y eso no es fácil...
Te animaría a escribir algo más largo...

Un beso!!!
(aquí la de los “huevos” ;-)

XIII dijo...

Me encanta cómo escribes X. Sinceramente.
Da igual el sueño que tenga. Es abrir tu blog y leer las dos primeras líneas y automáticamente quedar enganchada. Sin darme cuenta, ya he terminado el relato y estoy comentando jaja.
Muy bueno, como siempre, vaya,
Un abrazo lleno de sana envidia :)

La mitad de tu sonrisa dijo...

Ohh me enamore... Adoro esta historia :)
Un beso, me paso <3

Cathiie dijo...

Pasaba por aquí preocupada pensando que me había perdido alguna entrada pero ya veo que no!!

También pasaba para avisarte que como cada martes publico en el blog. Te dejo el link abajo como siempre!^^

Nueva entrada el revoloteo de una mariposa

Un besote grande!^^

Mª Trinidad Vilchez dijo...

Me ha parecido fantástico X, tu historia, yo creo que fué cireta, si no , no tendrías los arañazos en la espalda...!!!
Escribes muy bien, ardo en deseos de más.
Muchas gracias por compartir estas historias, que como mínimo están en tu cabeza, y junto con tu gran imaginación lo has bordado.
Un saludo y BFDS.

Ro dijo...

Wow, X, sos un genio escribiendo!

Brissa Nica dijo...

Me imagine cada palabra, cada imagen y cada sensación. Excelente. Ya estas en mis blogs preferidos.

Acid Rain dijo...

¿Cómo va tu vida, X? :)