23/2/11

No se lo digáis a nadie

Voy a romper mi reciente silencio con un premio que me dio Bet la semana pasada. No tenía la intención de perder horas indagando de dónde salió, pero una pequeña dosis de curiosidad me ha llevado a su origen a tres metros sobre el suelo, de María, en apenas tres o cuatro clicks. ¡Muchísimas gracias, Bet!La única regla es contar un secreto muy íntimo y personal pero yo, parafraseando a Kiko Matamoros, si tuviera que contarlo no sería aquí sino en el Deluxe y cobrando una pasta.

Pero os voy a dar un poco de carnaza, para que no digáis. Corría el año 2002 y yo estaba perdidamente enamorado de una chica. Esa chica había estudiado conmigo solamente ese curso, último año mío en el instituto. El miércoles 26 de junio, lo sé porque se jugaba la segunda semifinal del Mundial de Corea-Japón, decidí ir a verla a su pueblo. Fue un arrebato, algo visceral. Nunca me había atrevido a decirle nada, y ese día me levanté con valor, cosa rara en mí, y me fui para la estación. La excusa con la que iba era darle la fecha de los exámenes de septiembre, supongo, a pesar de que yo ya no tenía que hacerlos. Vamos, que era un canteo igual, plantarme allí por sorpresa en plan "no, por si acaso tú no lo has mirado ya te lo traigo en persona". Pero lo mejor de todo es que, a dos minutos de llegar a la estación, me di cuenta de que, probablemente fruto de los nervios, había olvidado llevar conmigo la hoja donde estaba toda la información. ¡Qué estúpido! Si ya era patético presentarme con la hojita de las fechas como excusa chapucera, sin ella ya era el no va más. Y lo mejor es que, pese a ello, seguí a lo mío. Cogí el tren que deja en el pueblo más cercano, pregunté por el ayuntamiento, allí pregunté por un taxi, me dejaron llamar desde su teléfono... cada vez que lo recuerdo me parece más y más impropio de mí, irme a la aventura con cero planificación, sin plan alternativo, y dejando demasiadas cosas al azar. Lo cierto es que el azar quiso que contactara con el único taxista del pueblo, un tal José Luis, que me llevó al pueblo de la susodicha a cambio de 10€ (y como si pide 50, tenía un monopolio xD). Una vez allí me di cuenta de que ni siquiera sabía dónde vivía, solo que era en la plaza mayor... y no había ninguna plaza con ese nombre. El taxista me dejó en la que a él le parecía más importante y se marchó. Yo buscaba, en vano, portal tras portal. Incluso visité, andando, dos pueblos que están al lado buscando quién sabe qué. Tras toda la mañana perdida y momentos antes de desistir, me descubrí deambulando por la Calle Mayor. Era calle, no plaza. Encontré su casa. Llamé al timbre. ¿Qué excusa podía poner? Afortunadamente para mi imagen y desafortunadamente para mi corazón, no había nadie en casa. Cansado, derrotado y ridículo, decidí regresar al pueblo con estación de la manera más barata: haciendo autoestop. Un amable anciano me recogió y me dejó a tiro de piedra. Cogí el primer tren y regresé a Valencia, justo a la hora de comer. El partido aún no había terminado. El de fútbol, al menos.

Y esto, que era íntimo y personal, deja de ser un secreto. Creo que sois los primeros en saberlo, nunca lo había contado. En fin, qué tiempos, cuando yo era joven.

46 comentarios:

Extrema dijo...

Bueno, yo creo que tuviste valor en otra ocasión y te presentaste en el pueblo de otra. Fuiste en metro según me han contado, y te tiraste allí toda la noche, jijiji.
En serio que la historia que cuentas me parece increible!

Sonix dijo...

Vaya, ¿y ella nunca lo supo? Pobre, menudo esfuerzo que hiciste... aunque bueno, supongo que todos hemos hecho locuras alguna vez y luego contadas son más divertidas. ;D
¿Y esa del metro, no la cuentas? xD

Susana dijo...

Wow! Vaya historia... me has sorprendido del todo. Yo no sé si me hubiera atrevido, uf! Imagina que te la encuentras... qué habría pasado? En cierta manera me da pena que no la encontraras en casa. Es todo como muy romántico.

Oye, y qué fue de la chica? La volviste a ver? Le explicaste lo que hiciste? Cuenta!

Y, y qué es esa historia del metro???

tishta dijo...

Realmente eres un romántico empedernido! menos mal que aún quedan algunos
Tú cuando duermes??? ;D

Un abrazo

bilectio

Sandra dijo...

Pobrecito mio que le dió un arrebato de amor y se lanzó a la aventura. Estas cosas son así, quien no se arriesga... y bueno en tu caso no salió bien, pero y si hubiera salido?, pues eso..

El caso es que a mi esta historia me suena, si no la misma, algo similar contaste una vez :S

Cleo dijo...

Locuras de amor y de juventud...y no es por nada pero que bonitooooo....lastimas que no la encontraras....

Mil besos guapo

Marta dijo...

Mr. X, lo siento, pero me da la risa...

Besacos

Marta

maba dijo...

pues me parece un arrebato de los que hay que tener... un secreto compartido que ahora nos despierta sonrisas porque es muy tierno!!!!

besos

BET dijo...

Tu en tu linia, no dejas nunca de sorprenderme, me ha encantado la historia, quizá por que me siento identificada en el sentido de la aventura, siempre he sido muy aventurera jajaja ...
Ains el amor, por él somos capaces de hacer cada cosa ... por algo se dice que mueve montañas !

¡Besos!

Juan Carlos dijo...

Tengo una amiga que acaba de leer tu entrada por encima del hombro (del mío) y anda por todo el despacho diciendo ¡QUÉ BONITO, QUÉ ROMÁNTICO! Sepas, que por lo menos a UNA MUJER, le ha gustado tu "no se lo digáis a nadie"
Salu2

Mae dijo...

¡HISTORIA DEL METRO! ¡HISTORIA DEL METRO! ¡HISTORIA DEL METRO! JIJIJI

BSSS

♥ Ana ♥ dijo...

Por Diox, qué vergüenza! De jóvenes yo creo que todos hemos hecho la suma gilipollez que ahora lo pensamos y nos parece increíble.
Pero es que en ti es aún más raro jajaja.

Besos

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Hacemos muchas cosas "denominadas tonterias" por algunos y para mí, son la prueba de que el amor hacia otra persona es algo realmente poderoso que nos incita a dejar de lado nuestros jodidos miedos y a mirarlo de frente e ignorarlo para hacer lo que realmente el corazón nos pide que hagamos. Son locuras maravillosas. Ojalá las hiciéramos toda la vida. Besos y gracias por el chisme.

Yopopolin dijo...

jajaja, ay, X, todos tenemos momentos de arrebato, incluso el más planificador! quien te ha visto y quien te ve... (siempre había querido decir eso!) xD

You qué? dijo...

ooooohhhh pero que bonito! es muy romántico ( y eso que no soy una romantica de la vida jaja), pero he de decir que si yo hubiese sido la chica, para mi no serías indiferente y una oprotunidad fijo la tendrías.

un besaco

NUT dijo...

Que romántico...lo que se llega ha hacer por amor...me encanta!

La pena es que no estuviese allí, porque me atrevo a decir que la hubieses dejado sin palabras!;)

Un beso, romanticón...

vientos de cambio dijo...

a lo mejor en ese momento la chica estaba en tu pueblo, golpeando portales en busca de tu casa.

alma máter dijo...

Bueno... lo 1º ¡¡Enhorabuena por el premio!!

No se si has visto le película ”¿Qué les pasa a los hombres?” (si no la has visto, te la recomiendo: no está ni bien ni mal, sino todo lo contrario, vaya... que se deja ver...). Son varias historias de “amor”... y me acuerdo que en una de ellas hay una frase que se me quedo grabada: “cuando un hombre te quiere ver, te verá”... Estés donde estés, vayas donde vayas... si te quiere ver removerá Roma con Santiago para verte. Una mujer no es así, una mujer se queda horas mirando la pantalla del móvil.... Tenemos más “sentido del ridículo” miedo a que piensen que somos plastas, fracasar.. no sé.... pero a un tío le da lo mismo, si quiere algo, lo persigue. No le importa pecar de pesado o estamparse, él va donde quiere ir.
Y no sé... es que es cierto (yo por lo menos, también lo veo así...)... y leyendo “tu secreto” me ha recordado a eso, está claro que al final no pudo ser, pero tu ibas directo a verla porque es lo que querías, y te daba lo mismo todo lo demás. Y es que me acabas de demostrar que “cuando un hombre te quiere ver, te verá..”

Y dicho ésto...

Me uno a la voz de:

...LA HISTORIA DEL METRO
LA HISTORIA DEL METRO
LA HISTORIA DEL METRO
LA HISTORIA DEL METRO

jeje...
venga hombre....

Nicamum dijo...

Tierno arrebato! Claro que sí! La historia del metro esta que escriben por aquí arriba para cuando? ;)

Pecas dijo...

Hay la de locuras que se hacen por amor...
Estás desaparecido, eh? :( y no será por falta de historias, que al menos también está la del metro y que tanta expectación está causando jajaja

M. dijo...

Si esque eres un romantico...

Deberia yo tambien romper mi silecio bloggeril? tal vez algun dia.
Pero que te sigo leyendo desde las sombras!
Bueno a ti y a todos XD

Claire dijo...

A veces no dejarse llevar por la fuerza de los sentimientos y actuar de manera impulsiva es imposible. Por lo menos lo intentaste que si no hubiéras ido en su búsqueda (aunque no la encontraras...) seguramente lo habrías pasado peor. Sin fracasos no hay éxitos. Y siempre es mejor fracasar que no hacer nada y quedarte con la duda de qué habría ocurrido de haberlo intentado.
¡Y enhorabuena por el premio!
Besos.

Elysa dijo...

Dejarse llevar por esos impulsos también es sano, mejor intentarlo ¿no?

Girl From Lebanon dijo...

Que mono...que romántico :))) y que arrestos le echaste, que como dice Alma máter, otras tendemos a pasarnos la vida esperando que nos vean :S

Bss!!!

CAPÉ; dijo...

sin palabras...
¿no volviste a contactar con ella? las cosas se han de intentar mil veces.

Uma dijo...

además de la historia del metro hace falta la continuacion de esta...

Alury dijo...

Y nunca se lo contaste?¿?¿? Ufffff... ¡qué mala suerte!

Pio dijo...

Con la presencia o no de la muchacha en su casa, lo hiciste y eso te da muchos puntos. Creo que ha veces quienes más se sorprende de cambios de actitud somos nosotros mismo. El valor viene cuando menos te lo esperas jeje :D

Vuelve por estos mundo alma de cantaroo!! :D

Vértigo dijo...

gran historia.

Irune dijo...

¿y a ella no se lo dijiste? ¿Ni años después en plan anecdota ni nada? ¿La volviste a ver?

Minuet dijo...

Me encantan los arrebatos de amor, salgan como salgan, nos hacen sentirnos vivos..

Ahora que nadie nos oye, yo también hice algo muy parecido, pero fue, avión, búsqueda infructuosa, taxi, avión y vuelta...

Me uno a resto: ¿y la historia del metro?.. ;)

Un saludo, me ha encantado tu confesión y enhorabuena por tu premio...

Yuria dijo...

Hola. Tenía un cansancio atroz y tu blog me ha animado.
Te sigo y pongo un enlace,
hasta luego.

Coraline dijo...

es lo que tiene enamorarse, que te da igual lo muy tonto que puedas llegar a parecer. .
la historia es preciosa, ojalá la hubieses encontrado! no la volviste a ver más? al menos todavía sabes donde vive (;

Mirna Coquelicot dijo...

Las cosas no son como en los cuentos... Una lección aprendida.
Yo también tengo que pillarme algún día un viaje a ninguna parte con todo lo que conlleve...
Besitos desde Marte
Mirna

dEsoRdeN dijo...

Yo una vez hice algo parecido, pero me fui al camping donde trabajaba la susodicha. Y tras armarme de valor, pues estaba loquito por ella, se lo dije por la noche... y ella me dijo que no sentía lo mismo. Un chasco enorme, pero lo superé, y de hecho, aún estoy en contacto con ella (que, por cierto, acaba de tener gemelos.. :S)

Luna dijo...

"salta por la ventana, ¡valiente!" jajaja, al menos lo intentaste,y ahora tienes algo que recordar que hiciste por amor...
Muchas veces es mejor ahcer cosas con un toque de "locura", no irresponsabilidad, pero sí cierta "locura", suelen salir mejor que las que planificamos con minucia. un abrazo y q tengas un feliz viernes!

maba dijo...

que le estado dando vueltas.. hay alguna posibilidad d que nos hayas mentido??? y te lo hayas inventado??

besos

Arien dijo...

Madre mía..pero que locura no??jajaj
Pero está bien tener historias así..ai la juventud jaja
un besazo!

Engreído dijo...

Vaya, flipo. Pero mola, aunque imagino esa sensación que tendrías cuando recordabas los hechos.

Chocolat Soul dijo...

Pues que pena que ella no se enterara de eso, seguramente si le hacías algo de gracia hubiera caído rendidita a tus pies. Estas cosas nos encantan.

M. dijo...

De pirada nada :) A mi esque me cambiaron el corazón por una patata. Como a Kenny en South Park

VAN dijo...

Yo me he vuelto así con los años... siempre he sido mega-romántica y de adolescente alguna hice... pero ahora es cuando no sé por qué le he perdido quizá el respeto a la vergüenza, o quizá es que soy tan poco orgullosa que me paso... pero lo cierto es que cuando quiero encontrar a alguien lo busco sin miramientos! Y me da rabia a veces... quisiera ser más orgullosa y menos visceral...

Ledicia dijo...

como diría una gran amiga.."no se lo digas a nadie que ya lo saben todos" ;-D

Golfo dijo...

dfgdfg

Golfo dijo...

Trataría de recompensarte esto. Quiero decir que este es el tipo de historias que me dan ganas de invitar a una birra y preguntarse y tratar de contestar juntos por qué hace uno esas cosas, estas chorradas que si no hicieras no arrastrarías con ellas su superficial vergüenza, su profundo orgullo de haberlas hecho. Si no encuentro una historia a la altura (ganando una excusa para escribir un poco más), te deberé siempre una copa.

He leido algunos otros post de la cadena y nadie se ha mojado como tu... robos, alguna pifia de tráfico... chorradas que van contra las reglas conocidas, la ley...
Tu fuiste contra algo que iba un poco más allá.

B218 dijo...

Las aventuras vividas al dejarnos llevar por el amor, son las mejores de todas.