1/4/10

Irlanda (¡por fin!)

Bueno, ahora que todo el mundo se ha ido de vacaciones y no queda casi nadie aquí para verlo (xD), por fin hago la crónica de mi periplo por tierras irlandesas.

Day 1
El primer día comienza realmente pronto, a eso de las... ocho de la tarde del lunes, para mí, y mucho antes para mis amigos, que no poseen mi maravillosa planificación del sueño, esa que me hace comenzar a dormir a la una de la tarde, por ejemplo. El caso es que esa noche del lunes al martes no íbamos a poder dormir, pues el avión salía de Bristol, y lo habitual es coger un autobús, luego otro, luego esperar una hora al menos en el aeropuerto, etc. Afortunadamente el viaje a Dublín es de tan solo una hora, y además los tres que salíamos de Bristol llegábamos a la misma hora que el que salía del aeropuerto de East Midlands, nuestro amigo de Erasmus en Leicester. A las nueve y cuarto de la mañana del martes ya estábamos todos en el autobús que nos trasladaba desde el aeropuerto hasta el centro de Dublín.

Lo primero que hicimos fue desayunar sin demasiados reparos, cerca de nuestra parada. De ahí fuimos paseando, cruzamos el río Liffey, a cuyos márgenes se extiende el centro de la ciudad, por el único puente (o uno de los pocos) que es más ancho que largo. No lejos se hallaba nuestro hostal, donde dejamos las maletas y aprovechamos para mirar folletos. Tuvimos la fortuna de llegar a tiempo al mismo tour gratuito que ya hiciéramos en Londres. En esta ocasión la guía era una medio jipi de Santander, y compartimos tour con otros cuatro jóvenes y una pandilla de unos quince adolescentes de Puertollano y sus dos profesoras.

La muchacha sería voluntariosa, pero ese inicio metiéndonos en el ayuntamiento y contando a saco (casi un cuarto de hora) la historia dublinesa del último siglo fue bastante criminal. No lejos de allí se hallaba el castillo de Dublín, a cuyo lado hay una plaza sobre la que se alzaba esta estatua. Por lo visto, esta peculiar Justicia daba la espalda a la ciudad (mirando hacia las zonas del castillo, entonces británico), no era ciega (pues no lleva venda) y para colmo, cuando llovía, el brazo extendido evitaba que uno de los dos platillos de la balanza se llenara de agua, así desequilibrándola.

Al otro lado se encontraba este peculiar jardín con anguilas de cemento, cuyos ojos se iluminan de noche haciendo que el jardín sirva de helipuerto. Fuimos también al nuevo ayuntamiento, construido vergonzosamente sobre un antiguo asentamiento de incalculable valor histórico que no les ha importado en absoluto cargarse. Pasamos a Temple Bar, una extensa zona de pubs y locales para comer presidida por The Temple Bar.

Vimos también algún museo (por fuera), la casa del primer ministro, la insigne univesidad Trinity College, etc., para acabar en un parque con alguna escultura siniestra, donde la guía contó el final de la historia que había dejado pendiente (más o menos lo mismo que en mi entrada Éire) regalando otros diez minutazos de plomo a la agotada muchachada. Pese a las deficiencias de nuestra guía, dimos la voluntad como buenos paganos, y es que el tour, que duró sus buenas tres horas, estuvo bien y nos permitió conocer la mayoría de puntos clave de Dublín.

Tanto fue así, que sabiendo que aún teníamos dos días por delante y que hasta entonces íbamos más que sobrados de tiempo, decidimos hacer la locura que simplemente habíamos mencionado pero nunca como opción seria: pirarnos a Belfast el segundo día. Así que fuimos a la oficina de turismo donde nos dieron todas las facilidades del mundo, compramos allí mismo los billetes de autobús, y nos fuimos a comer y, a petición de los más azotados por el sueño, dormir una reponedora, tardía y larga siesta.

Ya era de noche cuando amanecimos, nos fuimos a cenar algo pero no aguantamos siquiera unas pintas en algún local de Temple Bar, sabedores de que al día siguiente había que levantarse temprano.

Day 2
Y así fue, a las siete de la mañana ya estábamos arriba (bueno, despiertos), sobre todo los que no nos queríamos perder el desayuno (que entraba en el precio del hostal). A las nueve poníamos rumbo a la capital de Irlanda del Norte, a volver a manejar libras y a respirar conflicto. Esta foto aún es de Dublín, ya desde el autobús.

Belfast es sencillamente diferente. Se parece a otras ciudades británicas, tal vez sobre todo a Cardiff, pero nosotros no íbamos a hacer turismo convencional, en principio. Nada más llegar fuimos a la oficina de turismo, aunque de camino vimos el "Belfast Eye", que no se llama así, pero bueno, igual que Londres también hay una noria para ver la ciudad.

En la oficina nos trataron muy bien también, nos dieron mapas y nos explicaron que Belfast es una ciudad relativamente pequeña y que puede verse bien en un día. Nos dijeron algunos sitios clave, el típico tour para ver iglesias, mercados, monumentos y tal, pero nosotros no éramos turistas al uso y lo entendió cuando le pregunté qué zonas eran las mejores para ver la ciudad desde una aproximación política. Entonces nos dio un nuevo folleto cuyo mapa era una mierda pero que tenía al dorso un exhaustivísimo listado ilustrado de los murals, pintadas con mensaje político, casi siempre revolucionario, pro-republicano, en las paredes de, sobre todo, West Belfast. También hay murales loyalist o pro-británicos, pero en ridícula proporción y mucho menos en esa zona, donde creo que no llegamos a ver ni uno solo.

Para ese entonces, mi pie izquierdo (¿cuál si no, estando en la isla?) ya estaba bastante maltrecho, lo cual me impidió disfrutar al 100% del viaje pero no evitó que siguiéramos con lo planeado. Cruzamos una calle con el (más tarde comprendí) acertado nombre de Westlink para entrar de lleno en un mar de callejuelas de aspecto, como mínimo, inquietante. En más de una ocasión nos vimos abocados a solitarias plazas y callejones con edificios los cristales de cuyas ventanas estaban parcial o totalmente rotos. Parecía como si el tiempo se hubiese detenido veinte y treinta años atrás, y en cierto modo así es. Belfast sigue siendo una ciudad dividida. En Dublín ya no se habla de ello porque Irlanda (la República de Irlanda, me refiero) es independiente, y en cierto modo ya no es problema suyo. Pero Belfast e Irlanda del Norte no lo son, por propia voluntad de hecho, son británicas. Y West Belfast es una suerte de bastión pro-independencia dentro de la ciudad. Es más, vimos ese día más banderas del país vecino (la tricolor de Irlanda) que de Irlanda del Norte o el Reino Unido, donde de hecho nos encontrábamos. Sinceramente no sé en qué porcentaje se desea la independencia (o sea, la unión con Irlanda), pero Belfast es una ciudad herida y es imposible que olvide. Cada tres o cuatro calles hay murales que recuerdan lo sucedido en tantos años de conflicto; las brutalidades policiales; los niños, algunos de once y doce años, cuyas vidas se llevaron las balas de plástico; lo conseguido y lo que queda por conseguir; y muchas, muchas pintadas de regiones en parecida situación, como Euskadi o Catalunya.




Muchos de estos murales son constantemente actualizados o son sencillamente nuevos, como se puede ver por las fechas. Buscábamos uno en particular que salía en la guía que nos habían dado, pero el mapa era poco preciso y nos costó muchísimo encontrarlo. Estábamos hambrientos y cansados, yo muy dolorido, pero nos sabíamos cerca y no desfallecimos. Finalmente encontramos el último (el de Catalan Countries), parecido pero no exactamente igual. Preguntamos en un taller, nos enviaron a una planta baja que había enfrente. Llamamos justo cuando salía un hombre perfectamente trajeado. El del taller nos había dicho que allí nos ayudarían, aunque no entendía cómo. Le pregunté, nos preguntó si éramos vascos, le dijimos que catalanes, nos sonrió y se presentó como un exconvicto del IRA. Nos dijo que cualquier cosa que necesitáramos acudiéramos a la asociación, que mantenían muy buenas relaciones con vascos y catalanes, etc. Pero solo nos quedábamos ese día, así que le preguntamos por el mural que buscábamos. Y señaló enfrente, justo al edificio tapado por un andamio, tapiado por un muro hasta el primer piso. Jamás lo encontraríamos, supongo que por eso siguen pintándose continuamente, reemplazando unos por otros.


La mañana había sido intensa y nos fuimos a comer. Dedicamos la tarde a otros menesteres, como la catedral de Santa Ana, aunque la pillamos ya cerrada; nos acercamos a los muelles donde fue construido el Titanic (fotos) y dimos alguna que otra larga caminata que terminó por dejarme medio cojo. xD Finalmente regresamos a Dublín con más sueño que hambre (yo) y nos preparamos para la última jornada.

Day 3
El plan inicial era ver el este de Dublín y algún otro sitio más a fondo, como el parque o la catedral de San Patrick, pero primero nos acercamos a la fábrica de Guinness. Toda la zona despedía un olor tostado de lo más característico.

Sin embargo, no llegamos mucho más lejos. En un punto mi pie dijo basta y, aprovechando la cercanía a un hospital, decidí ir para que, al menos, me lo vendaran. Estuvimos tres horas en la sala de espera. Yo les decía que se fueran y que ya les llamaría cuando acabase, como era mi obligación, y ellos no me hacían caso, como era la suya. Lamento más haberles privado de toda aquella mañana que habérmela perdido yo mismo, pero caminar con el dolor se había hecho imposible. Finalmente un médico estupendo con el que estuve hablando de literatura, del conflicto de Irlanda del Norte y de catolicismo, me diagnosticó un esguince. En España, al menos en mi experiencia, el médico te examina, te dice que tienes un esguince, te lo venda y te vas a casa. Aquel doctor no se limitó a eso. Me dijo lo que tenía, me dijo exactamente dónde (y no la zona, sino el ligamento concreto), me dijo por qué, y me dijo cómo prevenirlo en el futuro. En resumidas cuentas, me trató como a un ser inteligente, cosa que echo de menos en la sanidad española. Me dio pastis en el momento, me vendó, me recomendó una iglesia y hasta entró en internet para decirme a qué hora cerraban. Vamos, el puto amo.

Y allá que nos fuimos, yo ya con muletas, cogimos un tranvía (sin pagar, claro) y nos acercamos a la iglesia de St. Michan, donde este hombre me había recomendado. Es una iglesia muy sencilla pero por algún motivo famosa, aunque a las horas que fuimos (casi las cuatro de la tarde) ya no quedaba casi nadie. Nos informaron de que el último tour por la cripta estaba a punto de comenzar, y como no habíamos hecho gasto en todo el día, nos apuntamos. Sabia elección. A mí, dado mi estado y la posibilidad de que no fuera capaz de manejarme por allí, me dejaron pasar gratis. El guía hablaba un poco de español y nos partimos de risa con él.

Sí, se entraba por ahí. A la primera cripta entramos solamente nosotros cuatro con el guía, a la segunda también unas chicas californianas. El tío nos dijo que se iba a recogerlas y que volvía en un minuto, y estábamos convencidos de que iba a dejarnos encerrados y entrar por alguna puerta subterránea, pero no estaba tan loco. En las criptas no estaba permitido sacar fotos, pero tocar una momia de casi un milenio de antiguedad no se olvida fácilmente. Si vais a Dublín, consideradlo parada obligatoria.

Después de esto ya nos fuimos al hostal a por las maletas, a comprar souvenires, y a coger el autobús de vuelta al aeropuerto. Así pasamos tres días en dos ciudades y países bien diferentes. Puede decirse que Dublín decepcionó un poco a quienes más esperaban de ella. Belfast nos gustó, aunque habría que volver para verla de un modo más convencional y completo. Ya hemos estado en la isla de Irlanda, un sueño de toda la vida cumplido. Próximo destino, la última región de UK que nos falta.

56 comentarios:

DANYGIRL dijo...

Prime!!!!!

DANYGIRL dijo...

Yo estoy recopilando mis fotos de Francia....pero es que en todas salgo...ainssss si es que soy acaparadora!!!

Por cierto, cuídate ese tobillo, que se por experiencia, que los esguinces te duran de por vida!

Y ya por fin....wooooowww....menudo viaje no???? Por uqe no me invitaste a ir????

BET dijo...

Yo todavía estoy por aquí, que hoy todavía no es festivo, aunque yo estoy de medio vacaciones por mis niñas.
Me ha encantado el relato de tu viaje ! han sido tres dias muy bien aprovechados y con esguince incluido ! ufff ...
Hiciste bien en ir al hospital, me alegro de que te trataran tan bien ! ¿por que la sanidad española deja tanto que desear ? ...
Aprovecha estos dias para descansar y recuperarte !

Besos !

Amparo dijo...

ualaaaaaaaaaa, dios que viaje mas intenso hijo mio, maravillo e intenso y encima tu con el pie así. en fin que me das una envidia horrorosa de la muerte.

Yopopolin dijo...

ay, que intenso periplo por Irlanda... qué envidia! He de decirte que por lo que cuentas, a mí también me hubiese llamado más la atención Belfast que Dublín. Espero poder conocer ambas algún día.

¿y para cuando Escocia? eso tiene que ser una pasada!!!

Pecas dijo...

Pedazo viaje!! que morro.
Cuidate bien el esguince, que luego dan por culo cosa mala a mí últimamente me duele el que me hice en verano :(

Lala dijo...

Lo mejor de dublín es visitar lugares fuera de la ciudad, como hicisteis vosotros. Nosotros estuvimos en Kildare, viendo un Stud precioso, donde parece que cuidan mejor a los caballos que a la gente. También en Malahide con su precioso parque y castillo, en Howth, un pueblito de costa encantador y en Dun Laoghaire. Con el Dart puedes acercarte fácilmente a muchos sitios y dejar Dublin para la tarde noche y disfrutar del ambiente por Grafton Street y Temple bar.
Desde luego, no se puede ver todo! Ojala uno tuviera tiempo y pasta para eso, pero...
De todas formas, viendo poquito y todo, lo importante es conocer mundo. Me encanta viajar!!! Quiero ser ricaaaaa! Sólo para poder hacer eso :P

No sabía que había un Belfast eye XD



Un saludo


Lala

Irune dijo...

¡Que casualidad! una amiga mía está de Erasmus en Dublín y este fin de semana se van a Belfast. Ya le diré que lea esta entrada.
Lo de la cripta que mido, ¿no? y tocar la momia ya...
¡que te recuperes del pie!
PD: tanta foto y no sales en ninguna...

Pio dijo...

Por fin!!! nos tenias en vilo. Que tres días más intensos y cuantas cosas vistas, la verdad es que os lo habeis montado muy bien que envidiaa XD, me han encantado las pintadas de lo muros, reivindicación 100%.

Besets

Aïcha dijo...

Ains que guay, me encantan las crónicas de los viajes, siento lo de tu pie, espero que vaya mejorando.
y ya que estamos... ¿que me has traido¡¡¡? XD

Otoño dijo...

Me apunto este post para mi viajeee!

Olly dijo...

Fantástica la crónica, muy aprovechados los dos días, me he quedado flipada con los murales de Belfast...
Siento mucho lo de tu pie, espero que no te vuelva a dar la lata.
Musus

ele* dijo...

yo me lo he leído;)
estas estudiando por las islas?? de erasmus imagino...que suerte. yo desperdicié la oportunidad y ahora sólo puedo ir de visita o para aprender ingles, también.

un médico enrollado, si senyor(ñ). Eso q en un servicio de urgencias se va muy " a saco".
q te mejores;)

♥ Ana ♥ dijo...

Eso sí que es aprovechar al máximo. Genial!
Cuídate "Your left foot".

Besos

Arien dijo...

Tocaste una momia?!?!?!? Quiero ir, quiero ir,quiero ir! Creo que Dublín ha ganado puestos en mi lista de viajes! Aunque no se si yo me metería por ahí..uii.
Yo pasé un mes en Irlanda hace unos años y ya me enamoró su paisaje, todo tan verde y húmedo, no seco como aquí!!
Un besazo! Y cuidate el pie!

Susana dijo...

Hey X, fantástico recuento de vuestra excursión a las dos Irlandas! Yo no he estado en Dublín pero sí en Belfast y Ulster. Me impresionaron.

Cuídate de ese esguince... te doy la razón con el trato que nos dan muchos médicos en este país.

Y cuál es esa región de UK que os falta?

Espérame en Siberia dijo...

Lo que dice tu foto sobre el arte y los museos es muy cierto.
Qué gusto leer la crónica de tu viaje, darling. Y qué ganas me dieron de ir para allá :)

Miles de besos

Claire dijo...

¡¡Hola!! yo también ando por aquí, que ha sido un día laboral pero mañana ¡¡fiesta!! y que ganas tengo de comerme una Mona de Pascua... Mmmm..
Has redactado una crónica fantástica de tu viaje.
Me ha gustado lo que dices de que cuando solicitásteis información turistica, se dieron cuenta de que no eráis turistas al uso jejeje... tienes razón. Y me alegro mucho de que recibieras tan buena atención por parte del médico que te atendió. Por lo menos el dolor de tu tobillo lo compensas con el recuerdo de ese buen médico..
Y nada, que me has dado mucha, mucha envidia con tu viaje :-)
Un abrazo y a seguir reponiendo fuerzas.

Silvia GM dijo...

a eso le llamo yo aprovechar bien el tiempo jijijiji
tania, la amante del che, seguramente no tiene nada que ver con la modelo que la representa en el marie claire de este mes jejeje

Tale into the water dijo...

Veo que lo pasastes bien ^^
La siguiente vez me meto en tu maleta :D

+Anaiis (: dijo...

joooooooooer, Irlana, qué envidia... yo quería ir este verano con una beca, pero nosé como acabará la cosa... y por cierto, menuda entradita chico, me has entretenido durante un buen rato :)
un besazo!

Yandros dijo...

Que recuerdos!
Nosotros fuimos a irlanda en verano de 2008. No fuimos a Belfast pero si a Dublin, Cork Kilkenny, Limerick, el anillo de Kerry, los acantilados de Mohr...estuvimos 8 dias y mas de 2000 km en coche conduciendo por la izquierda, ya sabes.
Hace tiempo estuve en Escocia y posiblemente volvamos este verano (para dar envidia a yopopolin, ya te mandaré una foto de la Torre de Wallace jajajaja)
Un abrazo, una cronica genial

Sophie dijo...

Oh my god. QUE BELLEZAAA.

Nadia dijo...

Ains, qué recuerdos me traes. Yo visité por primera vez Belfast en estas fecfhas hace ya casi 10 años (flipa, como pasa el tiempo). Como era Bank Holiday la ciudad estaba completamente vacía, y en esas amplias carreteras sólo iba haciendo la ronda uno de esos coches de policia blindados. Al llegar a una calle, lo que supongo era la sangre de una paloma estaba por todo un cajero, el escenario era casi casi de película de miedo. La calle vacía, la sangre por el suelo y la pantalla del cajero y al fondo, una cabina que no paraba de sonar :-O

Éso de que en Irlanda (república) ya no se habla de Irlanda del Norte... Mmmm, quizá a nivel político no mucho, pero deberías ir a pubs lejos de Dublin y ver cómo le cantan al IRA.
No, no todo está olvidado, ni mucho menos. Irlanda del norte es la espinita y aunque parezca todo dormido, hay muchos que están despiertos y bien despiertos con este tema. En el fondo creo que acabará todo dormido.

Pero, a veces, acojona!

Un beso vecino!

X dijo...

Bueno, ¡yo dije Dublín! :-)

Juan Carlos dijo...

Buen viaje. Da envidia, caray. Yo sólo me acerqué a las Tablas de Daimiel y no es lo mismo, no.

Uma dijo...

Muy chulo el viajito, aunque un pelin comprimido ¿no?
A mi lo que mas gracia me hizo fue como Cronwell pasaba de ser un villano (en Irlanda) a un Heroe (en Belfast)
A mi el poso politico de Derry y belfast no me gustó, ni el muro que separa las zonas de Belfast...de todas formas creo que yo ví los murales contrarios a los tuyos...
Me ha encantado lo de la justicia, nosotros no nos enteramos de esa historia.
Espero que tu pie ande mejor. (nunca mejor dicho) besos

dEsoRdeN dijo...

Irlanda es una (de las miles) de espinitas viajeras pendientes...

Pau Dkt dijo...

ay irlanda, que ganas tengo de pisar esa tierra! gracias por las fotos y detalles!

Bss

Marta dijo...

Qué chulo!!!

Tu petete?? Ya bien??

Besacos

Marta

alma máter dijo...

Estaba deseando tener un ratillo para leer bien tu entrada y “empapármela”....que sabía yo que aquí había “chicha”...

Me ha encantado, sobre todo porque tengo muchas ganas de ir a Dublín y ahora también a Belfast, que en un principio no entraba en mis planes... Me viene a la cabeza la película “En el nombre del padre”.. supongo que es inevitable...

Bueno.. y la última foto de todas, casi me caigo muerta ¿¿es verdad?? ¿se entra por ahí???? ¿a una cripta???... Ostras qué claustrofobia, no????.... vamos... y a la momia no la toco yo ni “jarta-vino”.....


Uy..uy..uy X.. que vas a tener cara de empollón ¿o no? ..jajajaja... porque para haber estado hablando con el médico de esos temas, en lugar de el tiempo o de cualquier otra cosa, y encima él te explica con pelos y señales todo lo del esguince.....jajajaja... No me lo tengas en cuenta, que yo soy de las que habría hablado del tiempo y esas cosas......

Un beso!! Me ha encantado tu viaje.. y esa región que te falta, ¿¿para cuándo???...

Ah! y espero que ese tobillo ya esté casi-bien. Menuda faena!

Mónica dijo...

jooooooo...que envidiaaaaa!!!!!!!!!

q peazooo de viajeeeeeee!!!!!!!!!!!

Simplemente Beuka dijo...

Me ha encantado para variar, he recordado cosas que tenia bastante olvidadas...gracias...cuidate guapoooooo

Chocolat Soul dijo...

Muy buen viaje a pesar del dolor y el esguince... Te entiendo porque más de una vez me ha pasado lo del dolor y ya no es solo que te putees tu mismo sino que los demás dejan lo suyo por estar con uno, y jode.
Lo del tío del IRA y los catalanes no me ha quedado claro... o allí tienen poca idea de como funciona Cataluña o tienen contacto con 4 pelagatos de Terra Lliure, porque sino... no lo entiendo.
Me ha gustado mucho!

Dafne Isern dijo...

Por lo que leo te lo habrás pasado genial en tierras irlandesas :) Jou, yo también quiero irme pronto a algún sitio.

Un besito.

Ana dijo...

Definitivamente tu viaje gana a mis escapadillas serranas jajaja!!!

nodejesdesoñar dijo...

me encanta la cronica y las fotos que has hecho..
por cierto mi frase no iba por eso (:
muaak

Nalda dijo...

Un cuaderno de bitácora en toda regla!!! Me has hecho recordar mi viaje a Dublín... A mí me cautivó.

Un besico afortunado

Casandra dijo...

Y encuentro este post tuyo tan majete justo cuando me voy a dormir. Anda que... xD Mañana lo leo y te comento, X. Por cierto, anda que no te lo habrás pasado bien, bichillo!! :D Un besete!!

ZzzZzzz...

Lavidasincolor dijo...

que gran viaje hiciste :)
tengo muchisimas ganas de ir a Irlanda!
un beso:)

S. dijo...

La próxima vez...llévameeeeeeeeee

Simone B dijo...

Un mes sin estar por aquí y te me vas de farra jajja me tengo que poner al día!

No conozco la zona por donde estás..ni Inglaterra, (debo ser la única persona en la tierra a la que no le atrae nada conocer Londres..), ni Irlanda, ni Escocia entre otras...pero debo decir que Irlanda y Escocia, (sobretodo ésta última), me atraen mucho más.

Muy bonitas las fotos, ahora tengo que ponerme al corriente sobre tu periplo ;)

Besos!

Arien dijo...

Pues él no pilota, ya le gustaría!!jaja pero es un vale con un instructor y tal..ya veremos como nos va xD
Y el sitio era un Wok, el de plaza xúquer xD
:)

Chicago. dijo...

Bristol tiene las mejores paredes pintadas que he visto en mi vida. Un esguince en plena visita turíatica? El tema es saber porqué entre tanta foto no te has dignado a aparecer (o sí?) Quién sabe.


Muá.

Jauroles dijo...

Que envidia! Buenas fotos.

Saludos.

La tua cantante. dijo...

Guaaaaaaaaaau. ¡Te quejarás!
Yo quiero ir a Inglaterra... arghhhh, morrudo. ¬¬ ;)

Un besoteeeeee.

Sandra dijo...

Bueno bueno, peazo viaje que se ha pegao el moreno. Que bonito Dublin, pero que triste no?, es todo tan pardo, tan gris… aysss le falta color, aunque posiblemente ahí este su encanto.

Yo tambien estuve en el temple Bar!, y en muchos sitios que has puesto. En Belfast no, creo que no me gustaria esa ciudad, los sitios con historias tragicas a sus espaldas no me gustan. Manias o rarezas mias supongo.

Menuda cronica hijo, no nos tienes acostumbrados a contar con pelos y señales tu vida, pero mola eh, a ver si lo haces mas a menudo.

Admiro a la gente que viaja asi, como vosotros, que coge un mapa, y un autobus, y el metro y se mueve tan fresco por los sitios, yo soy incapaz, o lo llevo todo planificado y organizado, o no veo ná!.

Bueno que me alegro que hayas disfrutado de ese viaje.

Por cierto que le pasa a tu pie?? :S

Besitos!.

Zurda dijo...

Lo de la estatua de la Justicia me ha gustado. Sería bonito verla cuando llueve... O no, quien sabe, a lo mejor se desequilibra en tu contra xD

PeQue..* dijo...

Todos recopilando fotos de viajes..
Algun dia te veremos a ti, señor misterioso? :)
Creo que no.. pero quien sabe..

Casandra dijo...

Vaya tela lo del esguince, también es mala suerte, pobret. ¿Y cómo lo llevas, mejor?

Nunca he estado por aquellas tierras, pero la verdad es que parece todo muy chulo y los pubs deben de ser geniales, tan auténticos.
En cuanto a lo de la guía cansina suele pasar, jajaja!!

Me alegra que lo pasaras bien (a pesar del esguince). Espero que te recuperes pronto.
¡¡Muchos besitos!!

mochuELIn dijo...

un fantástico viaje, siento lo del pie, pero no parece que te impidiera mucho, jo, si fuiste hasta la cripta!!, me alegro de que tu experiencia haya sido tan genial, las mías lo han sido siempre, Irlanda es para mí un sitio único y recurrente. Comparto contigo eso de que nos tratan como seres no inteligentes, pero no sólo en la sanidad, en demasiados lugares.

Alury dijo...

Joer... que bonito!!!! Yo keria irme a Irlanda este verano con la beca de idiomas. Pero, si me la dan, creo que terminaré en Malta (por democracia)

Un beso y espero que lo hayas pasado muy bien!!!

Alury dijo...

Mirando otra vez las fotos... la persona de la última me dio la impresión que estaba apuradillo... xD

Martha dijo...

Un viaje relámpago pero muy chulo! ^^

Espero que ese esguince vaya mejor! ;)

Sonix dijo...

Jo, qué tarde vengo a leer esta entrada. :/
Bueno, menuda narración del viaje, y qué fotos! Me ha encantado como has sacado detalles que no son turísticos, con tu lectura personal. Nunca me imaginaría esas pintadas allí. O_o
Cuidate el tobillo ¿eh? Me ha encantado la entrada.
Un besote!

Olivia dijo...

Lo que hace no pasar por los blogs a menudo, pedazo de viaje, no? :-) sigo leyendote. Un beso!