22/6/09

Play [R]

Sonia solía jugar por internet todas las noches. No ese "jugar", no era ludópata, no apostaba dinero ni jugaba a juegos de azar. Se metía en una página de juegos online con sala de chat, y se pasaba largas horas jugando al minigolf contra otros. Le gustaba porque, aunque el día hubiera sido una mierda, el tiempo que duraba una partida conseguía abstraerse, olvidarse de todo, estar concentrada únicamente en hacerlo lo mejor posible. Al principio perdía a menudo, y se enfadaba. Con el tiempo fue mejorando, tenía talento y le echaba tiempo, dos cosas necesarias y suficientes para triunfar en estas lides.

A pesar de que tenía que madrugar para ir al instituto, se acostaba bastante tarde pues, según ella, a esas horas se encontraba a los mejores jugadores. Tal vez era más difícil ganar, sí, pero también era más estimulante hacerlo. Y seguía mejorando. No se relacionaba mucho con los demás, no era muy dada a hablar. Con el tiempo, la gente se va reconociendo y conociendo. Es fácil ver que un nick se repite día tras día y, de algún modo, a unas horas en las que la sala está más bien vacía, se forman pequeñas familias a las que Sonia era completamente ajena. Estaba allí para jugar.

Era lo suficientemente competitiva como para que no le agradara perder, pero no tanto como para evitarlo a toda costa. Era una tía legal, no entorpecía al contrario si no lo hacía él primero, y esperaba el mismo trato. De no ser así, podía largarse a mitad de partida o incluso intercambiar algún insulto. No le gustaba irse a dormir con el sabor amargo de una última derrota, así que cuando le entraba sueño jugaba hasta que ganaba, que a menudo era a la primera.

No le gustaba perder, es cierto, pero no le importaba hacerlo. Era una buena jugadora, y los buenos saben que cuando se juega se puede perder. Llegó un momento en que se convirtió en una de las mejores. Jugar y ganar eran dos términos similares y, como si fuera una espartana, solo esperaba que entre todas las personas que la retaban hubiera una sola capaz de doblegarla. Y esto precisamente era lo mejor del juego, una partida equilibrada, que no se decide hasta el último hoyo, una partida donde cada movimiento en falso podía suponer la derrota. Y si perdía le daba rabia, es verdad, pero cuando ganaba...

Hay cosas que no pueden explicarse con palabras. Es esa sensación, ese ligero temblor de manos, el hormigueo en la punta de los dedos, la tensión del todo o nada, la adrenalina de dar un gran golpe y esperar un error del rival. Por eso seguía jugando y perdía horas de sueño, porque toda una noche valía la pena si, al menos una vez, alguien era capaz de hacer que se sintiera así. Ganar sólo tiene sentido cuando asoma la duda de no hacerlo.

23 comentarios:

Martha dijo...

Muy bueno, querido X! ^^

La reflexión final, una verdad absoluta y sin discusión posible!

Y el título perfecto...con doble sentido y todo (o por lo menos yo se lo veo! :P).

1 besazo, guapetón!

Marta dijo...

Apreciado Mr. "X", Sonia es LUDOPATA.

maba dijo...

muy buena descripción de "cómo se empieza"... cómo se pierde el control.
no jugará dinero pero...

besos

El extraño desconocido dijo...

"Ganar sólo tiene sentido cuando asoma la duda de no hacerlo."

Yo mas bien habría dicho "ganar sólo es gratificante", pero igualmente me ha gustado la reflexión.

Curioso que cuando no hay un giro al final de tu relato me sorprendas igualmente, esta vez por el hecho de que no haya giro. :-D

Lunaria dijo...

Y es posible que Sonia se diera cuenta algún día que no merecía la pena perder horas de sueño por un juego.
Un beso X.

ojos_de_gata dijo...

No me gusta el mini -golf jeje, conozco alguien parecido, y la verdad esta enganchado no a este tipo d juegos , pero si otros que se juegan en red, y la verdad es increíble, como dice marta, la palabra es ludopata.

pero bueno que me ha gustado ehh jejeje

besetes

Yopopolin dijo...

pues si, si nos acostumbramos a ganar, es menos gratificante la victoria... como el Barça ganandolo todo, al final te acostumbras. (y yo que me alegro... xD)

Yyrkoon dijo...

Cambia Sonia por Yyrkoon y minigolf por "cualquier tipo de juego flash" y bienvenido a mi vida de entre semana por las tardes y última hora de la noche.
Desde media tarde hasta pasada la medinoche larga estoy por ahí haciendo cosas o de fiesta.

Sí, soy un ludópata y me gusta.

Ledicia dijo...

conozco a un chico que juega por las noches como sonia hasta casi el amanecer, y yo creo que es ludópata perdido, gasta dinero y dinero en juegos on line... desatiende la casa y pasa de su mujer desde que aterriza del trabajo hasta que deja de jugar a las 4, a las 5 o a las 6... le da igual la hora... eso es ludopatía! y es una pena para el que lo padece y para los que lo soportan...además el perder le genera comportamientos violentos...

didac dijo...

ami me parece una competidora nata ....nada de ludopata ni xorradas ....es una vencedora nata y rival de los rivales ...

ayer vi la entrevista de severiano ballesteros ...no se me ha recordado algo

xenia dijo...

Yo juego alguna vez on-line pero al billar, no he encontrado el mini-golf y mejor porqué si no me engancharé y me convertiré en Sonia jajaja. Es broma, me gusta jugar algún ratito o según me da... o juego mucho o no juego nada, así soy que se le va hacer.
Gran frase "Ganar sólo tiene sentido cuando asoma la duda de no hacerlo", me la apunto! ;)

Besos pequeño ludópata! jajaja. xD

Lía dijo...

Sigues siendo un genio, guapo!
Besos

Marta dijo...

Didac, si realmente fuese una competidora y vencedora nata y rival de sus rivales no necesitaría pasarse horas y horas compitiendo virtualmente, prescindiendo de algo tan necesario como es el sueño, para olvidarse de la mierda de vida que cree que tiene.

Anita Patata Frita dijo...

Es un hobbie convertido en adicción... pero bueno eso también me pasa mi con el blog jiji ^^

shania dijo...

MUY BUENO, EXCELENTE, INCREIBLEMENTE INSPIRADOR!! dios mio!! ¿ sabes lo que es leer este texto en un segundo y sentir lo que expresas? me han dado hasta ganas de jugar! y la reflexión final es una verdad como un templo!te felicito, eres muy bueno eh? Me acabo de hacer seguidora, ¿ como no podía haberme hecho antes? jaja. Gracias por tu comentario en mi blog, ya te he contestado. Me tienes atenta a tu próximo relato!! Besos

Girl From Lebanon dijo...

Asi se deben sentir los deportistas...los de verdad ;)

Bss!!

Diego Daniel Mira dijo...

bonita reflexión y cierta!!!

saludos desde el chiquero

Johan Bush Walls dijo...

A mi no me gusta jugar online, sucede que me gusta ver la cara del rival, mientras lo voy derrotando, eso es mucho mejor.

Salú pue.

myself dijo...

Excelente descripción, se dará cuenta que el juego es una perdida de tiempo?.
Un placer leerte, como siempre.
Besos.

Sandra dijo...

Uysss pero eso es adiccion no??... esta enganchá por completo, da igual si la excusa que se pone es la adrenalina por el triunfo.. el caso es que menudo vicio tiene la niña!! :P:P

Muakis.

Gisela dijo...

hola!!

creo que si que tengo lo de edicion de html! ahora lo mirare bien!!! gracias!!! y lo de las fotos puede que sea por lo mismo!!!Y lo de actualizar es una mierda eh?? ya podria salir casi enseguida de que alguien ponga un post nuevo!!!!

1 besazo y gracias!!!!!

Parsimonia dijo...

Mmm...
Me estoy desintoxicando por fuerza.
Firmado:
Sonia.

Me gustó, aunque no se me ocurra ningún comentario ingenioso :(.
Besos.

Mary Lovecraft dijo...

es la adicción al 'habrá premio, no lo habrá.

sí señor, toda una ludópata nuestra Sonia.

un beesssooo!