22/5/09

El bostezo más largo del mundo

El bostezo más largo del mundo duró veintisiete minutos y cincuenta y nueve segundos, recorrió tres países y en él participaron trescientas treinta y cuatro personas.

Todo empezó un día entre semana a las siete y pico de la mañana. Daniel, un chaval de catorce años, salió de casa para ir al instituto, y bostezó. Los bostezos, por si no lo habéis notado, son contagiosos, incluso más que la gripe puerca. El bostezo de Daniel se prolongó no menos de cuatro segundos y medio, lo justo para que Enrique, que pasaba por su calle en una bici de montaña, fuera testigo del acto y, como por resorte, comenzase también su bostezo. No había cerrado aún la boca cuando paró en el semáforo de la esquina, donde fue captado, a través del cristal, por el panadero Tomás, que se encontraba despachando a Doña Emilia, quien no cesó el bostezo hasta salir del horno, donde su sobrina nieta Carla la esperaba para probar una esquinita del pan de cuarto.

Lucía miraba por la ventana para ver si ese día llovería, pero vio a Julián el electricista, que parecía estar gritando. Mientras apremiaba a su hijo para que apagara el ordenador, no pudo reprimir un bostezo. Este, desde la distancia, bostezó a su cibernovia Charlotte, que se moría ya de sueño por la diferencia horaria, y devolvió el gesto a Andrea, un chico italiano con quien engañaba al hijo de Lucía, de nombre irrelevante.

Todo acabó cerca de las ocho, hora española. Luis, que vio a Julia con la boca como un buzón de correos, se desperezó mientras solicitaba por el telefonillo que bajara Horacio, cuya madre le dijo "baja" de modo casi ininteligible. En esos momentos él hablaba por teléfono con una chica que le había tenido toda la noche en vela, y en ella murió el bostezo antes de levantarse para desayunar.

27 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

Primeeee

¡pero qué imaginación te gastaste en este cuentito!

genial :D

y ya me hiciste pensar ¿quién sabe si los bostezos en realidad nunca cesan?

un besete, que pases muy feliz finde!

ardid dijo...

Me acabo de despertar...¿Sabes que aquí amanece sobre las 5.30? Tarde eh? jeje No me termino de acostumbrar...

Y lo primero que he hecho ha sido bostezar...curioso curioso leerte justo después de eso.

Bss

P.D. Conozco a un Andrea, aunque lo que no sabía es que engañaba al hijo de Lucía : P

Ayla dijo...

Muy gráfico el bostezo mundial... je,je,je... Casi que lo he visto como la ola que se hace en los grandes eventos deportivos....
No hay nada más contagioso y relajante a la vez. (Como diría mi abuela.... "no se pega así la guapura")
Buen fin de semana, sr. X.

Esther dijo...

Yo a estas horas estoy bostezando, menos mal que no tengo a nadie ahora aqui para pegarselo jaja. Si que duró el bostezo del relato.. besos

xenia dijo...

Buenos días!! (bostezo incluido xD).
De todo el que bosteza dices su nombre menos de la chica que tiene al pobre Horacio toda la noche en vela, en que cosas me fijo che! ;)

Besos muchos.

ampa dijo...

Que buen post, me ha encantado mi niño...

Cuando yo iba al cole, bostezabamos a proposito, y toda la clase, hasta el profe, terminaba haciendolo (bostezar, digo).

Un beso y buen finde.

Anita Patata Frita dijo...

Que bonito... parece un trocito de Amelie.

:)

El extraño desconocido dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah (bostezo)

pero si se contagia solo de leerlo, qué descriptivo. Yo ahora mismo tengo la boca tambien como un buzon de correos. Que estas horas para mi son madrugar, joer!

Saludets

Lunaria dijo...

Con sólo leerte, ea, ya me lo has contagiado. A ver si me contagias también un poquito de la imaginación que te sobra.
La historia es genial.
Besitos con un bostezo.

Marta dijo...

Se me ha adelantado "el extraño desconocido", me uno al bostezo blogeril y no por aburrimiento, si no por contagio jejejejej...

Feliz fin de semana.

Nanuck dijo...

No se quedarian agusto ni ná despues de pedazo bostezo, jajajaja.

Besos y feliz finde!!

Girl From Lebanon dijo...

El bostezo es muy envidioso...si culo veo...

Bss!!

Martha dijo...

Ainssss, chiquillo! Casi se me contagia hasta mi! Que me estaban dando unas ganas de bostezar! Menos mal que al ser consciente lo he evitado...no vaya ser que por mi culpa pierda el record esta gente! ^^

Un besazo, guapetón!

Ro dijo...

Lo tuyo son las cadenas, pq no lo ampliaste mas???? Ahora q lo pienso... y los culebrones tb.
pd. Ya has pensado en que me vas a dar a cambio???? tienes exactamente unas 3 semanas para pensarlo.
Ah!!! y si es doble??? pq el ofrecimiento original fue pq pense q lo tenia en casa, claro esta en castellano, q no lo se todavia, pq no lo he mirado, pero si es doble, q????

Martha dijo...

Arghsss! 14, 14, 14!! (Me lo ha pegado el Extraño Desconocido! Nada de dejarlo en trece! Jeje!)

Otro besazo!

Sandra dijo...

Verdad es q se pegan, no falla, bostezas y el q tienes al lado tambien, y claro no me extraña q se propage ( propague??, tengo problemas con las u :S).

Yo soy muy bostezona, asi q imaginate como llevo a los q estan a mi alrededor jajajaja

Feliz finde morenet ;)

ojos_de_gata dijo...

Ejem, no se si el bostezo me ha venido , pq se me ha pegado del relato, o por el sueño que me ha producido;)


pd: si, voy a dormir la siesta jajaja

besets :P

Yyrkoon dijo...

Ahora no puedo parar...
Supongo que era eso lo que buscabas...
Felicidades.

ZonZo dijo...

Ja! Se parece a ese hilo de pensamientos que comienza cuando estás aburrido sentado en la parada del bus. Cuando te das cuenta, no sabes ni cómo comenzó el asunto!

Un saludo!

Johan Bush Walls dijo...

¿Sabe que eso de que el bostezo es contagioso es un mito?

El otro día los cazadores de mitos, esos tipos barbudos y divertidos que salen en la tele, hasta en un anuncio de Colgate salen; la cosa es que no pudieron comprobar que el bostezo fuera contagioso.

Su texto está chilero.

Salú pue.

Ailën dijo...

Seguro que el bostezo no se propagó después por Internet? Porque me lo has contagiado a mí...

Yopopolin dijo...

vale si yo soy otro que esta bostezando... hoy no dormi muy alla, y es el dia propicio...

salu2

Un cura dijo...

Qué apañado eres... nunca imaginé algo así, pero la verdad es que la historia del bostezo me ha encantado. Un saludo (ya publiqué tu entrada en mi blog).

Un cura dijo...

Por cierto... he bostezado (y no de aburrimiento, sino contagiado).

Kane dijo...

El modo de contarlo me ha recordado al inicio de Le fabuleux destin d'Amélie Poulain, con sus anécdotas irrelevantes sobre copas en una mesa y moscas por la calle.

Aïcha dijo...

pa' mi que el bostezo no se acabo porque es escribir esa palabra y ya estoy bostezando =)

el centollo mecánico dijo...

Pues me has hecho bostezar con este post ¡en serio! no se por que ocurre esto ¡que pegadizo es esto coño!...un saludo