23/1/09

Dances with sharks

Juan siempre fue un chaval despierto, un demonio, un pillastre, un rufián. Va con la edad. La primera vez que robó tenía siete años, fue en el quiosco de la plaza. Un chupa-chups y dos sobres de cromos. Se lo contó a sus amigos pero nadie le creyó, así que a la segunda lo hizo con público. Y le pillaron. Dos tortazos y se le quitó la tontería, al menos por una semana. Lo que tardó en volver a las andadas.

A los doce se atrevió con los supermercados. Un paquete de donettes escondido en la chaqueta. Una botella de vino. A los trece regresó al quiosco, ya ni se acordaban de él. Pedía una coca-cola, que el dueño guardaba en una nevera de la trastienda, y aprovechaba para robar las revistas porno que colgaban de un cordel casi fuera de su alcance. Casi.

Robó su primera cartera a los dieciséis y en eso se quedó. El arte de robar es muy cerrado: las mujeres pueden robar en bolsos, los chiquillos despistar con un periódico y apropiarse de aparatos tecnológicos; los hombres son carteristas. Juan era carterista. Su época preferida las fiestas, cómo no. En marzo bajaba a Valencia, en abril a Sevilla, en julio marchaba a Pamplona. En diciembre permanecía en Madrid.

Tenía Juan un buen amigo, primo de un tipo que conocía a alguien. Tirando del hilo consiguió colarse en una fiesta VIP, dispuesto a hacer su agosto en pleno octubre. Salió de casa más arreglado de lo normal, con un traje que costaba menos de cien euros pero que daba el pego. Le gustaba no llevar encima más que lo imprescindible: las llaves. El móvil podía sonar en el peor momento y en cuanto al dinero... ya lo ponían otros.

Acechaba en un rincón, cubata de whisky en mano, observando el ir y venir de payasos trajeados por el sastre más caro. En cualquier cosa encuentra competición un tiburón. Esta noche el tiburón era él, pero de otro tipo. Ya había desplumado a un gafotas para entrar en calor, y luego a un viejales con el que había estado hablando de corbatas. Cerca de doscientos euros engordaban un bolsillo de su chaqueta, pero ahora buscaba dar un buen mordisco. Aquella disco o lo que fuera estaba llena de treintañeras ultramaquilladas buscando carne fresca como él, pero estaba trabajando y no tenía tiempo para tonterías. Le echó el ojo a uno, por fin. Un gordo con cara de tener pasta. Se acercó a él y le soltó su perorata. Se hacía pasar por distintos personajes dependiendo de la profesión de la víctima. Este tío tenía una inmobiliaria, así que él se transformó en interiorista.

Le invitó a una copa, y a otra. Se hicieron amigos del alma, pero el tío, Ramiro se llamaba, no se ponía borracho del todo. Acordaron proyectos conjuntos, hasta cogió su tarjeta y quedó en llamarle. Él se disculpó diciendo que había perdido su móvil. Cuando pensó que lo tenía a punto, llegó el momento de la despedida. "¡Dame un abrazo, compadre!", y se dieron los golpecitos en la espalda de rigor. En un momento dado, el compadre Ramiro se pasó de confianzudo y le dio un pellizco en una nalga. Juan se apartó de golpe con mala cara, pero no quiso montar una escenita. Ya tenía lo que quería y no había motivo para seguir allí, de modo que puso una excusa y salió a buscar un taxi.

Ya dentro de la seguridad del coche sacó del pantalón la cartera de Ramiro, y quedó profundamente desilusionado: un par de billetes de diez y una estampita, ni tarjetas de crédito ni siquiera el DNI, por más que rebuscó. Ni se dio cuenta de que habían llegado, "veintidós con treinta" dijo el taxista con aspereza, ya que Juan no le había dado conversación. Ni siquiera tenía bastante con lo que le había sacado al gordo, echó mano del bolsillo de la chaqueta y... estaba vacío. Hizo entonces eso que tanta gracia le hacía ver en los demás, palparse el resto de bolsillos por si aquello que andan buscando ha mudado su lugar, sabiendo en el fondo que es inútil. Volvió a mirar el taxímetro. "¿Cuánto ha dicho que era?"

Ramiro, que en verdad se llama Paco, va en otro taxi. Invita Juan.

32 comentarios:

Ayla dijo...

En cuanto leí el título, me ha inundado la cabeza una canción "I wanna dance", de la orquesta mondragón. No intentes buscarle lógica, porque a primera hora de la mañana y recién levantada, mi mente funciona a impulsos. ;D
Luego me he puesto a leer y... ya me lo esperaba. De hecho, estaba deseando llegar al final para ver cómo se desarrollaba. Por fin ha probado de su medicina. Y esta vez no sabía a fresa.
:D Buen fin de semana, señor X.

Anita Patata Frita dijo...

Jajaja... muy bueno!

Buen finde caballero X!

:)

Alas al viento dijo...

Se le emplea!!

Bss

Yyrkoon dijo...

Almería-Athletic
Valladolid-Espanyol
Recreativo-Betis
Getafe-Sporting
Sevilla-Racing
Barcelona-Numancia
Real Madrid-Deportivo
Villarreal-Osasuna
Mallorca-Valencia
Castellón-Tenerife
Girona-Huesca
Hércules-Salamanca
Murcia-Córdoba
Zaragoza-Rayo
Málaga-Atlético


El post esta bien y tal, pero no tenía nada que decir sobre él así que ahí os dejo los partidos de la semana, al menos que sirva para algo el comment ^_^

Sandra dijo...

Quién roba a un ladrón tiene mil años de perdón.

Yo confienso que en mis años mozos, alguna que otra cosilla he furtao, eaaaa, joo valeeee, era la edad hijo :(

Feliz finde morenomío ;)

Ledicia dijo...

Soy mala... me alegro de lo que le pasó a Juan! ;D

Girl From Lebanon dijo...

el pellizco es una maniobra de despiste cojonuda...que no quiere decir que lo vaya a poner en practica, eh?...que a mi lo de que la gente crea que en los centros comerciales está bien robar porque lo incluyen en el precio, me parece de un jeta...

me ha gustado mucho es escarmiento...

Bss!!

NUT dijo...

Se lo tiene merecido!jaja
Feliz finde! Besos.

maba dijo...

no me has sorprendido,esta vez..

pero me alegro mucho de que a Juan le haya robado a Ramiro.. y espero que a Ramiro también le roben..

no me gustan lso carteristas, se nota??

besos

Kane dijo...

¡Gentuza!

El extraño desconocido dijo...

Si me dejas ponerle un pero a la historia, creo que le ha sobrado la última frase (últimas dos para los puristas). Además, en caso de dejarla yo la habría puesto en pasado como el resto de la historia y no de repente en presente (jeje, toma rima).

De todos modos la idea de la historia es muy buena, que conste.

X dijo...

En realidad estoy de acuerdo contigo, extraño conocido, pues originalmente se me ocurrió esta historia y pensé que la acabaría sin esa última obviedad en forma de frase. Sin embargo, ayer cambié de opinión. Lo que no comparto es lo de, en caso de dejarla (o ponerla en realidad xD), hacerlo en pasado, para mí gran parte de su efecto está en ese presente, no me preguntes por qué. También pensé un final alternativo en el que un desconocido (extraño o no) se cargaba a tiros a Juan, y de nada le servía tanto robar y tanta gilipollez. xD Pero me gusta que me digan estas cosas. :)

Besos a tots.

el centollo mecánico dijo...

En estos tiempos de crisis, robar una cartera tiene que ser chungo...como me quiten la mia, se van a llevar el susto de su vida jajaja...un saludo desde el Sur del Sur

Ayla dijo...

Je,je,je, empieza a ser peligrosa tanta compenetración. Será que nos vamos conociendo poquito a poco.

;D Buen fin de semana, con pereza o sin ella.

Un besazo.

didac dijo...

dios los crean y ellos se juntann !!!

me ha gustado el tema se le podria sacar mas fruto, me falta mas historia !!!
un abrazo campeon

Ro dijo...

Bueno por lo menos a este no lo has matado o detenido.

Lapau dijo...

uy uy uy!! esto me lo tengo que leer! me he pasado para decirte que tienes un premio en mi blog!

Feliz finde!

Mary Lovecraft dijo...

me gustó la historia, tal cual con este final y con esas dos frases al final, sirven de reafirmación, le imprime más 'calidad' si cabe al conjunto.

y bueno! lo dicho quien juega con fuego...

que pases buen finde!

un besote! =)

Yyrkoon dijo...

Retomando el tema del extraño desc. y tus dudas de como acabar es fácil, tienes que elegir entre el final maravilloso para la gente capaz de entenderlo y mediocre para los no capaces o al revés.

Yo votaría opción 1, siempre me parece mejor gustar a la gente interesante... up to you.

Jorge dijo...

Con esta no me la has dado x_D
He pillado antes del final el robo del otro, lo siento, pero así es xDD!
Ah, por cierto, yo una vez robé un regaliz... mientras mis amigos robaban las cocacolas. Dejé de salir pronto con esos amigos, no eran buenas compañías, no quería acabar como aquí el hamijo.

Un saludo!

Parsimonia dijo...

Muy bueno, X.
Al final siempre hay uno que es más listo que tú y si resulta que es un tiburón, se puede llevar un buen mordisco.
Un beso.

xenia dijo...

Tengo que decirte que el final lo tenía claro desde el momento en Juan entra a esa fiesta VIP!! Pero me ha gustado mucho ehhh!!! Nunca viene mal un escarmiento y a Juan se lo han dado, probar de su propia medicina no le ha venido nada mal jajaja.

Veamos si me inspiro yo y escribo un post decente que después de este último... ais mare!! A la altura del betún me he dejado!! :DD

Besos en la cartera, que pase usted un buen fin de semana y cuidado con el viento, que nos volamos!! ^_^!!

shopgirl dijo...

Ja! Que bueno. Estan son las historias que me gustan a mi, en las que les dan el palo a los que van de listos. Me recuerda a Alfie... se lo merecía xD

ampa dijo...

Jajajaja, que buen relato, ha estado muy bin, tio listo el Ramiro. Mira lo que nos pasö Iba con mi marío paseando por la playa de la Malva, con pinta de grounges playeros y vio un tio diciedo q le dieramos la pasta, mi marío empezó a decirle q de qué iba si nosotros eramos igual que él, que si quería como mucho luego quedabamos en el Vivir y nos repartiamos las ganancias y nos haciamos unas copas. Yo que estaba inmovil, no sabía que hacer, el tio le chocó la mano al marío, y nos dijo, algo asi como q vale, que él invitaba a la primera copa....jeejej igual aun está alli esperando.

X dijo...

Jajajaja, ¿en serio? Pues qué puntazo, estuvo listo el hombre, en realidad es la mejor opción, yo siempre lo he pensado pero me faltaría valor... la única vez que me intentó atracar un yonki eché a correr y ni siquiera hizo ademán de seguirme, en su estado también era normal jejeje.

Yyrkoon no seas flipao.

Eris dijo...

MUy Bueno X, "otros vendrán que bueno me harán"....eso es lo que he pensado,

Un beso y buen fin de semana

chiisana dijo...

Dios los cría y ellos se juntan :p
Eso por desgracía pasa poco

Casandra dijo...

Quien a hierro mata a hierro muere. XD La verdad es que le estuvo bien empleado.
Moraleja: Por muy listo que sea uno, siempre hay otro más listo que él que lo puede dejar de idiota. XD

UN BESITO Y BON DIUMENGE, SOLET!!!

Yopopolin dijo...

que bueno, que bueno, que bueno!
se ve venir, pero aun asi muy buena idea... gran relato!

saludos sin tiempo!

Esther dijo...

jaja muy bueno el ladrón robado..y ya se sabe quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón :)

Casandra dijo...

X, ahora que lo pienso creo que yo conoci a este Juan en el curro...
Irme de casa no, hombre, que ahora los bancos no dan hipotecas. Ejem.
Gracias por tu ofrecimiento, suena muy "acogedor".

Un besset y bon dilluns per a tu!! :-P

tishta dijo...

Bien redactado, y a pesar de ser un texto largo, como en otras ocasiones consigues hacernos llegar hasta el final.
lo que siembras...