30/9/08

If I had a blog

Sé que no es mucho lo que sabéis de mí y creedme que no hay gran cosa que saber, pero de todas formas si cuento poco es porque cuando creé Atlantis 2050 tenía claro lo que quería y ya he ido suavizándolo con el tiempo. Aún así, no se trata de un blog convencional donde hable de política (al menos a cara descubierta), muestre lo que me pongo para ir de fiesta o, sobre todo, cuente lo que me pasa, entre otras muchas cosas que hace la gente en sus blogs (blogs que me gustan). De un modo u otro he perdido la práctica en hablar de mí, en escribir ese tipo de cosas en una estricta primera persona, tal vez en un blog que tuve... pero ahora es diferente.

Si tuviera un blog y no esto que tengo, os contaría una historia larguísima que comienza tal que así:

Marzo de 2005, mi segundo año de Filología Inglesa. En esa corta época entre Fallas y Pascua conozco a un grupo de personas que a día de hoy han acabado siendo, snif, supongo que mis mejores amigos de la universidad. Fue una memorable tarde en la cafetería de la facultad, con Villacañas, un chico joven que hacía las veces de profesor en prácticas. Esa tarde, último día de clase antes de Pascua, pasó de ejercer su labor, y nos fuimos todos a tomar un café. Estaban allí Carlos, Fran, Sandra, Alberto y Julián, y posteriormente llegó Ana Ch., que en aquel entonces era simplemente Ana. Estos tres últimos y yo acabamos convirtiéndonos en un cuarteto extrañamente bien avenido, aunque inicialmente yo tenía más afinidad con Julián, y Alberto decía estar enamorado de Ana.

Un día por aquella época Ana nos presentó a Renata, una chica eslovaca de 32 o 33 años que estaba estudiando lo mismo que nosotros. Yo nunca he sido atractivo, pero si en alguna época me he acercado algo a ello fue entonces, y esto combinado con un evidente mal gusto por parte de la chica de Europa del este, hizo que, por alguna razón, le gustase. Sí, nunca me leeréis decir algo así porque para empezar nunca lo pienso, pero a Renata le gustaba, y a mí ella no.

Poco antes de la noche de San Juan, Julián comenzó a trabajar en "los conos", que era ganar un pastón por estar en una rotonda vigilando unos conos de tráfico. El trabajo era un chollo pero le consumía mucho tiempo, y esa noche de San Juan no pudo estar con nosotros. Un grupo importante de compañeros de la carrera fuimos a la playa, Renata me tocó el culo y yo salí corriendo. Aparte de eso, la relación entre Ana, Alberto y yo (y Julián, ausente) era inmejorable, nos bañamos juntos y toda la pesca. Sin embargo, en aquel entonces ya habían comenzado las primeras dudas en los sentimientos que tenía Alberto acerca de Ana.

Esto es realmente importante porque es el inicio de todo. Alberto estaba enamorado, o casi, de Ana, pero las dudas e indecisiones de esta acabaron por disuadirlo. Paralelamente, cuando él dejó de arrastrarse por Ana, ella comenzó a sentir por él algo más que amistad, y ya os imagináis cómo son estas cosas. Yo, por mi parte, pasé un verano fantástico, y un día incluso salí de casa con la comida en la garganta para socorrer a Ana que estaba en El Corte Inglés comprando un regalo de cumpleaños para Alberto. De allí fuimos a Alboraia, donde Renata vivía o trabajaba con su chico, un tipo de unos cuarenta y tantos (no, la fidelidad no era la base de su relación), para que cosiera con una máquina especial una especie de parche en una camisa, a semejanza de la que llevaban en The Life Aquatic with Steve Zissou. El regalo podría ser más o menos friki, pero estaba currado, y a Alberto, que ya se había desentendido de cualquier sentimiento romántico hacia Ana, no le hacía demasiada gracia.

Así entramos al curso 05-06, momento en el que -se supone- yo recomendé a Ana y Renata matricularse de Lengua Catalana en cualquier grupo menos en el que impartía clase Escrivà, que es precisamente con quien más fácil resulta aprobar. Esto es completamente imposible, porque a mí ya me constaba que con él era muy fácil y no tenía absolutamente nada contra ellas: no hay ningún motivo por el que yo podría haberles hecho tal cosa.

Como este suceso nunca ocurrió (y en cualquier caso sus consecuencias -en forma de suspenso- no serían visibles hasta final de curso), la vida seguía igual, con Julián reincorporado, incluso nos permitimos el lujo de pelarnos las clases (hacer campana, pellas, etc.) un día para ir al CC El Saler, ver Torrente 3 y esperar a que Sandra Polop (la de OT4) viniese a firmar discos. Celebramos mi cumpleaños y tuvimos una gran cena de Navidad en el famoso búlgaro de la plaza Xúquer, no fueron malos tiempos, todo iba bien, aunque aquel fue tal vez nuestro último gran día, porque la situación entre Alberto y Ana, que a nosotros nos pillaba por en medio (tal y como presagié mucho antes, si se me permite la medalla), seguía deteriorándose.

Aún así, durante ese primer cuatrimestre logramos sobrevivir como cuarteto, pero en el segundo todo se empezó a desmoronar, con puntos especialmente bajos como la cena de Fallas 2006 (gran cena, por cierto) y el mazazo definitivo, la no asistencia de Ana a un fin de semana en el apartamento de Alberto en Cullera. Aquello fue una suerte de despedida, el distanciamiento definitivo, una renuncia a seguir con nosotros (o con él) dada la situación. Durante todo el curso Ana se estuvo preguntando cómo alguien que parecía quererla tanto podía haber cambiado de opinión en apenas dos meses de verano. Al margen de que ello es algo completamente plausible, ella hizo exactamente lo mismo pero en sentido contrario. ¿Podía quererle en agosto cuando pasaba de él en mayo? Supongo que a Ana nunca se le dio bien considerarse como posible parte de culpa en cualquier conflicto. Sea como fuere la distancia que voluntariamente había ido poniendo entre nosotros se había hecho insalvable.

En este sentido, Ana estaba siendo mentalmente envenenada, entre otras, por la propia Renata, de forma que su actitud para con Alberto (y, de rebote, conmigo) acabó por ser insostenible. Veía a él como el malo de la película, y a mí como su injusto apoyo. Un día de mayo quedamos para comer los cuatro, y aquello fue la disolución, aunque Alberto y yo lo habíamos dejado en manos del tiempo bastante antes. Julián se posicionó del lado de Ana, por eso a día de hoy es el único que sigue teniendo una buena relación con ella. A pesar de esto, Alberto y yo teníamos la voluntad de seguir manteniendo nuestra amistad con él, no así con ella por el trato dispensado en todo este asunto.

El curso 06-07 empezó ya con esta Ana (Ana Ch.) fuera en parte de nuestras vidas, aunque la seguíamos viendo en ocasiones puntuales (como mi cumpleaños, por ejemplo) e incorporamos a otra Ana (siento lo de los nombres, pero la gente se llama como se llama) a nuestro grupo, que pasó a ser sin duda más abierto y menos autocomplaciente. A ella ya la conocíamos de hace tiempo y siempre nos habíamos llevado bien, pero supongo que no fue hasta estas fechas que pasó a formar parte de nosotros de manera más constante. Mi relación con Julián, después de todo aquel asunto, no atravesaba sus mejores momentos, pero poco a poco fue reverdeciendo. Respecto a Ana Ch., la antigua, todavía quedó un día "a solas" con Alberto para intentar aclarar lo no sucedido entre ambos, y aunque esto queda feo decirlo, al parecer la muy ingenua (y creída) seguía pensando que le gustaba, cuando hacía mucho (más de un año) que no era así.

Probablemente a partir de ahí sí que ya no volvimos a tener noticias de ella, al menos Alberto y yo, pero el nuevo cuarteto seguía quedando para comer, con incorporaciones puntuales y tranquilos. Llegó el verano, llegó septiembre y el nuevo curso, el pasado 07-08. A Ana Ch. la vi muy al principio, y desde entonces no la volví a ver hasta ayer. Renata, con quien la verdad salvo aquella primera temporada no había coincidido demasiado, se fue ese año de erasmus y nos dejó tranquilos (obviamente nos habíamos cogido manía de mutuo acuerdo), y en lo tocante a esta historia fue un curso completamente vacío. Julián, Alberto, Ana (la buena) y yo seguíamos viéndonos con más o menos frecuencia, como en la actualidad, y prácticamente nos olvidamos de todo aquello, que con el tiempo y la perspectiva parecía no ser nada grave.

Ya en el presente, la semana pasada vi de nuevo a Renata, aunque después de tanto tiempo ni siquiera cruzamos más que un ligero saludo. Digamos que la tenía clasificada en ese grupo de personas con las que no te llevas bien, pero cuando pensaba en el por qué me parecía todo lejano, confuso, y absurdo. Con ella nunca tuve ningún problema serio, más allá de considerarla una amistad nociva para Ana Ch. quien, con o sin su ayuda, había decidido alejarse de nosotros mucho tiempo atrás. Realmente lo que sentía por esta otra era parecido, hace tiempo fuimos amigos y aunque ya no fuéramos a serlo más no había necesidad de poner malas caras, simplemente hubo desacuerdos, malentendidos, discusiones, en fin, cosas que pasan. No me llevaba bien con ella pero no veía un motivo claro por el que llevarme mal.

Hasta hoy. Igual que yo, hacía tiempo -menos- que Julián no veía a Ana, y le ha preguntado a Renata qué era de ella, obteniendo por respuesta que habían quedado esta tarde. Julián ha decidido apuntarse, y Ana (que, por cierto, con la Ch. no se lleva ni bien ni mal) y Alberto sorprendentemente se han unido también, así como otra amiga. Sinceramente yo no tenía muchas ganas de verla, pero además tenía clase así que no podía ir. Se juntaron, pues, unas cuantas personas en un bar. De todos los elementos de este tortuoso camino, por lo visto, solo faltaba yo, así que y conocida la valiente afición de Renata de rajar de los ausentes, me he visto convertido en el protagonista involuntario de dicho encuentro.

Siempre según lo que me ha contado Alberto, en quien lógicamente confío para estos menesteres, Renata ha empezado relatando el falso episodio de la matrícula de Catalán -corroborado por Ana Ch.- en el que supuestamente yo les recomendé al profesor equivocado, aunque en cualquier caso me sorprende que me siga culpando de ello. Entiendo que es eslovaca y que le cueste examinarse de un nuevo y desconocido idioma, pero que no me eche las culpas a mí de su insuficiencia. En todo caso, ha tenido otros dos cursos para escoger, esta vez sí, al profesor adecuado.

Luego de esto ha hecho alusión a lo que he engordado este año que ha estado ausente, un dato que no por cierto -e irrelevante por demás- deja de dar pistas sobre su catadura moral. Recurrir a estas pretensiones de insultos ha sido solo una parada para seguir criticando mi "yo social", como otra vez en la que la ayudé con un texto en catalán y resultó que se lo había dicho todo mal, para acabar así concluyendo que todas estas cosas las hacía adrede y que soy la persona que conoce que más va a intentar joder a la gente. Vamos, una mala persona.

Renata siempre ha sido muy amiga de inventarse cosas, el problema es que esto solo lo sabemos los que no estamos a su lado. Al parecer mis amigos asistían un tanto perplejos a este amable monólogo, por un lado porque no tenía razón de ser rememorar episodios acaecidos (en su imaginación) hace tres años, por otro por lo que se estaba diciendo de mí estando ellos delante, siendo obvio que yo acabaría enterándome de todo. Finalmente Ana (la nuestra) y tras no poder aguantar más, ha solicitado al resto el largarse de una vez de aquel bar, dejando a las otras (Renata, Ana Ch. y un par de amigas suyas) a sus anchas para que empezaran a rajar de ellos, probablemente.

Poco después Alberto me contaba todo esto, y aún tuve suerte de ver a las dos protagonistas un momento, en el que intercambiamos un par de palabras. Ana Ch. quería saludarme porque efectivamente hacía un año que no nos veíamos, y no he necesitado decir nada para que surgiera de nuevo aquello de lo que se había hablado minutos antes, supongo que porque han visto que Alberto estaba conmigo y que era obvio que me lo habría contado todo. Yo, que soy excepcionalmente diplomático, me he mostrado todo lo correcto que se puede esperar o incluso más, aunque no he puesto peros a intentar aclarar los pormenores de aquel inexistente suceso. Desgraciadamente les corría prisa y la conversación ha quedado a medias, aunque no sé si la acabaremos algún día.

Por mi parte también estoy sorprendido, pues si tenía a ambas como personas poco gratas era sin duda por todo lo que había pasado entre Alberto y Ana, que me había salpicado a mí y supongo que a Renata también. Insisto en que en el fondo, aparte de eso no sé por qué no nos llevábamos bien, o no existía al menos ningún otro motivo por mi parte, y por tanto aparte de una cierta tensión o indiferencia no esperaba de su lado esta profunda animadversión que al menos Renata parece tenerme. Y francamente me cuesta creer que sea por algo que no solo no sucedió, sino que incluso de haberlo hecho sería una auténtica tontería.

No sé, todo esto es más surrealista de lo que mi mente puede asimilar. Ya en su día fui el malo de la película (junto con el protagonista, Alberto) por un crimen que no habíamos cometido, pues el distanciamiento del grupo lo llevó a cabo voluntaria y unilateralmente la propia Ana, más o menos influida por las amistades inadecuadas. Esto es solo un anexo a todo aquello, querer justificar un odio injustificable, esta vez ya centrado en mi persona (a decir verdad, ya en el desencuentro original sentí que me tenían más ganas a mí que al verdadero "culpable", en todo caso), con una historia para no dormir que no se creería nadie (excepto ellas). Obviamente este, por inédito e inaudito, no puede ser el motivo, así que... sigo preguntándome qué he hecho para merecer esto.

Todo esto os contaría si tuviera un blog y no esto que tengo, pero como no es el caso mejor no digo nada, que además se me han hecho las siete de la mañana y la imagen de reservado cuesta mucho de mantener. Felicidades a quien haya llegado hasta aquí sin hacer trampas. Ya sabéis algo más de mí.

33 comentarios:

Zepequeña dijo...

Que super post!

Zepequeña.

X dijo...

Pues sí, me ha quedado un poco súper.

Me da tiempo a darte la bienvenida, nos conocemos de algunos blogs. :-)

Corina dijo...

X, te quiero dar las gracias por abrir tu interior un poquito, con lo que te cuesta.
La verdad es que primero hice trampas porque creí que había trampa, pero luego lo he leído entero.
Siento que te haya tocado el papel de malo en esta historia, pero supongo que por algún motivo les resultaba adecuado a esas chicas que así fuera.
Qué asco de malentendidos y complicaciones! A mí me han pasado temas por el estilo y sé que es sentirse como si todo fuera una mala broma.
Besotes.

lunares dijo...

me alegro de conocer un poquito mas de ti...por cierto, lo he leido todo,todo, todo...sin trampas lo prometo..
Un besito X man.

Girl From Lebanon dijo...

Se agradece que te abras un poco ;)
espero que no sea la última vez...

Lo que puede desencadenar un rechazo...Bss!!

Nikaperucita dijo...

Enterito lo he leido.
Me hace gracia ver que todos somos exactamente iguales, nuestros grupos de amistades se integran y desintegran a partes iguales.Unas veces por amores consumados o no consumados o simplemente porque es inevitable que, cuando se juntan mas de Una personas (jaja) surgan roces y discrepancias, no?

Por cierto: FILOLOGO... jjj... cuantos somos?? Yo también "soy" filologa, pero de alemán.


Un saludo X

Sandra dijo...

Ostras tesoro hoy te has explayado.

Mi opinión: una mujer despechada es lo peor q hay. Y la Renata esta ( telita el nombre :P) esta muy muy despechada. Y lo del suspenso por tu culpa y demás, me parecen cosas super infantiles, por favorrrr a quién se le ocurre??

La tal Anita, sin comentario.

Quienes son tus amigos? Julián y Alberto no??, y ellos q piensas??... pues eso, q te tiene q importar lo q diga de ti la gente q quieres, el resto no merece la pena.

Y piensa el lado bueno, a mi me gustan q hablen de mi aunq sea mal!.

Besitos atracativos :P ( ya será menos eso q dices :P)

NUT dijo...

Me ha encantado saber más de la vida de Mister X...ya sabes,todos somos curiosos y queremos saber del otro...xD
Me consuelo con la frase de Bertrand Russell: "la curiosidad es el principio de la inteligencia activa".:D

maba dijo...

lo que más se agradece es que hay sobre todo objetividad.. no victimismo o algo por el estilo..

me imagino perfectamente la historia y el panorama porque todos tenemos algunas cosas parecidas o gente parecida cerca

y saco dos conclusiones:
a) el que más ganas eres tú..gente que no aporta nada o solo aporta negatividad..mejor lejos

b)tenemos infravalorada la palabra AMISTAD y hacemos mal... los amigos no tienen nada que ver con Ana Ch. o Renata (por poner un ejemplo cercano) y..o mucho me equivoco o en cuanto acabe la carrera o incluso antes..ya no serán ni amigas.

un beso y gracias por compartirlo

lunares dijo...

hazlo tu vaaaa porfi...

Isa dijo...

Hmmm...me duelen los ojos de leer el post (colores oscuros)y pasar a los comentarios (colores claros).
He llegado hasta el final.¡Sin trampa! Pero...¡que paranoia!(si se me permite decirlo, claro)
Muchos besos:
Isa

P.D: Ya no me duelen los ojos :P

Alas al viento dijo...

Bueno, pues como no tienes un blog yo no me he enterado de nada, pero vamos, que no le des vueltas, que mala gente hay por doquier!

Bss

Aïcha dijo...

Pues si te quedo súper pero me lo he leído enterito, he tenido suerte porque esto de que el Señor X diga algo segun parece es raro raro raro jeje.
Hya personas para todo, y a veces algunos necesitan por algun motivo que no alcanzo a comprender tener problemas con los demás aunque esos sucedieran tanto años atrás y de una manera tan estúpida que ni siquiera merecería la pena recordar. Pero algunos son asi.
Un saludo

Ro dijo...

La tal renata esa de verdad tiene 31 años??? joder, yo diria q tiene 12... Mi experiencia con las feminas de europa del este deja mucho q desear. Y tu no has hecho nada "para merecer esto", pq a fin de cuentas sabes quienes son tus amigos q eso es lo q realmente importa.... y ahora hagamos como q yo nunca he roto una lanza en tu favor, siques pareciendome un
"geek" de cuidado. ;)
X

Casandra dijo...

Uf, nene, que mala leche tiene la Renata de los huevos esta!!! Dinos quien es que vamos ahi y la estampamos, la mandamos a su pais de un guantazo!!! Te comprendo, una vez a esa edad me paso algo parecido que os conte una vez: una amiga con anorexia dijo que yo me habia reido de su enfermedad cuando yo no hice eso ni mucho menos, la tomo conmigo y puso a todo el grupo en mi contra. Los mande a todos a la mierda por no confiar en mi y aunque luego varios me pidieron perdon (alguna incluso llorando) ya no pude perdonarlos y nunca quise volver a tener relacion con ellos.
Cuando una persona por un malentendido o suposicion erronea suya te toma tanto odio es dificil salir ileso, si no ceja en su empenyo de hacerte danyo al final lo consigue. Esa tia lo que tiene, ademas de un nombre mas feo que un pecado, es un ataque de rabia como la copa de un pino porque no logro llevarte a la cama aquel dia!!! Le fastidiaria el desplante y su amor propio herido no te lo ha perdonado nunca. Pero el que desprecia comprar quiere, riete de que se meta contigo y que sea ella la que siga rabiando!!!
Y no te preocupes, te perdonamos que no nos hayas contado nada personal, jajaja!!! Muak!!!

Casandra dijo...

Vaaaaa, ensenyanos un modelito!!! Porfaaaaa!!! Jajaja!!!

Kane dijo...

Jo-der, qué largo. En realidad, echaba de menos leer algo de esto. Siempre viene bien, aunque sea por variar. Jojo.

Anda que la buena de Renata... coñe con ella. xD

Ledicia dijo...

Me ha encantado saber algo más de la vida del Sr X (que misterio de nombre ;) ) La verdad es que es una historia con su miga, todos nos llevamos decepciones con "amigos" pero por eso hay que saber seleccionar muy bien las amistades, si al final esa gente no merece la pena.... pues a pasar página y a seguir la vida contentos y felices si sabemos que no hemos hecho nada malo, y te lo digo yo que estoy a hora mismo enfadadísima con Javi :P.

Me gustaría que tuvieras un blog para poder contarnos de vez en cuando historias de estas...:P pq la realidad supera normalmente a la ficción! :D :D

Un saludo!

Pd. por cierto, si Ana propuso irse de ahí.... ;)(hay que saber valorar tb lo que se tiene) :D

yuls dijo...

En general me gustan tus historias pero estas que son para conocerte mejor creo que van a quedarse como favoritas así que espero que otro día más desees tener un blog que siempre se agradece acercarnos un poco a la vida diaria de cada uno.

Por otro lado, creo que un poco en un grupo este tipo de cosas pasan y bueno...es lo que hay aunque sea una pena.

Cambiando un poquito de tema...te dejé un detalle en mi blog para que puedas hacer trabajo de investigación y creo que no lo tenes :)

Muaaak

Martha dijo...

Pues felicidades a ti, por ser como eres X...y quién no sepa, o no quiera, verlo no merece ni siquiera ser tenido en cuenta. Así que, cariño, deja de pensar en por qué si o por qué no ¿en realidad te importa??? Seguro que no...

Como esas dos..."personajillas" (por llamarlas de alguna manera), desgraciadamente hay mucha gente por ahí suelta. Dios los crea y ellos se juntan...

Si ellas con sus historias inventadas y sus paranoias diversas son felices...allá se pudran sus lenguas en una mesas de cafetería mientras critican a alguien...

Tu, por tu parte, ólvidalo...tienes buenos amigos. Ha quedado demostrado. No tienes por qué perder tu valioso tiempo pensando en sus estupideces...Sé feliz, que lo mereces, y no caigas en su mierda...

Siento si, quizás, mi manera de expresarme ha sido un poco (creo que solo "poco") brusca o malsonante...pero me he enfadado muchísimo al leer el post y enterarme de que hay alguien por el mundo capaz de tratar así a una persona como tu...Arggghhss! Que asquito que me dan sin conocerlas!

Muchos besitos, guapo!

P.D.- Tal vez sea el momento de empezar a retirarles el saludo, no crees? Ahora si que han hecho suficiente como para merecer eso y más...

Zurda dijo...

Al final le cogerás el gustillo a eso de hablar de ti mismo y te abrirás un egoblog :P

Jorge dijo...

Mira chico, siendo la primera vez (creo) que me paso por aquí, me lo he leído enterito.
Este tipo de gente la hay por todas partes, pero, ya sabes, en el mundo tiene que haber de todo.
Me leería una de tus otras entradas para ver que escribes habitualmente, pero ya no me da tiempo: esta era más larga de lo que pensaba y mi abuelo en su día me enganchó a una telenovela que ha marcado a los cotilleos en mi vida.

Un saludo.

shopgirl dijo...

Yo he llegado al final sin hacer trampas!! ^^

Bueno, me ha gustado saber un poco más de tí. Y en algunos aspectos me he tenido que reir porque me recuerda a cosas que me han pasado a mí: amistades inadecuadas que malmeten, enfriamiento de relaciones de amistad porque hay una atracción de por medio, criticar acciones de hace tres años... Me parece muy fuerte que Renata aprovechase que no estabas para criticar de tí hasta cosas tan incriticables (existe esa palabra?) como que hubieses engordado. Eso demuestra lo inmadura que es, porque es criticar por criticar. Y tambien me parece muy feo que lo hiciera delante de tus amigos. Pero ahí es donde se demuestra cómo es realmente la gente. Probablemente todo lo que pasó, el enfriamiento y demás, fue para bien, porque gente así no merece la pena.

Espero que haya alguna entrada más como esta!

Precisamente yo estaba pensando el otro dia en escribir algo parecido, una historia de mis quejas hacia mis ex amigas y demás. Puede que algún día...

Yopopolin dijo...

bueno, vaya lios, vaya lios!! pero en todos los sitios se cuecen habas... la verdad es que la entradita se las trae, en cuanto a extension se refiere... pero una vez empiezas la historia, la lees hasta el final... al menos yo que soy de naturaleza cotilla!

sabes que he acabado odiando a renata? xDDD

Ro dijo...

Lo sabia, lo escribi por ti y por el otro.... q malo es "conocerse", ;) jajajajajajajajaja

Harianna dijo...

Estas situaciones son siempre complicadas, siempre pareceras el malo porque alguien ya te ha colocado ese cartel. Pienso o por lo menos con mi experiencia, que cuanto mas intentas arreglarlo es peor. Espero que vaya todo a mejor.

Moi dijo...

En No es un Foro... creo que recordar parte de la historia.

Es bueno, que con el tiempo veas como se han desarrollado las cosas y te lo tomes así, la verdad, así que tampoco le des importancia, en el fondo era de esperar.

De todas formas, de todo esto, debes sacar una lectura positiva, y es que tienes buenos amigos, que cuando vieron que la cosa no era de su agrado decidieron irse y no participar de esa situación, pero no le des más vueltas de las necesarias... los que de verdad te importan, te defendieron a su modo, y la opinión que importa es la de las personas cercanas, las de los demás,al cuerno ;).

Un salu2... y me encanto leer el megapost de los últimos años, estuvo genial, fue recordar viejas historias y unirlas, y ver el desarrollo de estas... ¿no has pensado en la nueva sección del blog... "If i had a blog"? :P

Casandra dijo...

JAJAJAJA, no te vayas a buscar curro de jarbañil, todavía no!!! :oP

didac dijo...

soy tan cotilla ke he llegado hasta el final!!! en esta vida ay ke tener amigos y enemigos y con el tiempo vas poniendo a un lado a unos y otos la putada eske algunos amigos pasen a ser enemigos , por el echo ke tu hacia esas personas has sentido algo ho has vivido mimentos bonitos.
no intentes entender nada , tal y como bien explicas en tu gran post no tines ningun tipo de responsablidad por lo sucedido !!!
mucha suerte y nunca dejes de saludarlas sobretodo a renata !!
un sañudo

Esther dijo...

Hola te he encontrado a través de otros blogs y he venido a visitarte.Esto que relatas de tu vida da a conocer la complejidad de las relaciones humanas y lo a veces (no siempre) malas que somos las mujeres, o retorcidas pues por llegar al objetivo que quieran dicen lo que sea...

Un saludo y hasta otra

Istar dijo...

Tengo que reconocer que al ver el tamaño del post me he acojonado pero hey, que he sido de l@s que me lo he leido enteritoooo jeje.
Yo he pasado alguna que otra vez por este tipo de situaciones en que la falsedad reluce demasiado, pero bueno, al principio te duele cuando no estás habituad@ a quedar mal con la gente, pero con el tiempo aprendes a que todo eso te resbale. A pensar en la gente que te importa, y la que no, mandarla a tomar viento fresco... Yo creo que has pecado hasta de demasiado educado pero mira, para que no digan que tod@s somos igual...
Decirte que me ha gustado conocer un poquito más parte de tu historia personal y que por hacer esto de vez en cuando no vas a cambiar el encanto especial que tiene tu blog eh :o) Besets

X dijo...

No tengo el corazón para daros respuestas personalizadas, de lo contrario acabaríamos todos llorando como magdalenas. xD Muchas gracias a todos, vuestras respuestas me han conmovido.

Jorge dijo...

He llegado hasta el final. Sin trampas.

Y yo llego el domingo a Valencia, así que cuando quieras nos vemos, que este año vuelvo a vivir alli ;)