29/9/08

Equipo

Avanzaba por la trinchera, escoltado por Winters y Compton sobre mi cabeza. Detrás iba el resto: Guarnere, Lorraine, Wynn, Hendrix... en total éramos trece, solo trece, con un único objetivo: acabar con una batería en Brécourt que incluía cuatro ametralladoras y cuatro obuses, además de un número de infantería considerablemente mayor que el nuestro.

En seguida comenzó la acción, lo supe por el ya familiar sonido de las Thompson de mis compañeros, inmediatamente superado por las ametralladoras alemanas. Pero estábamos acostumbrados a esto, no nos importaba ser menos porque nos conocíamos bien, y ya nos habíamos salvado la vida los unos a los otros en varias ocasiones. Alcancé a un tipo que se le acercaba a Ranney por la espalda. Necesité tres disparos para asegurarme de que no se levantaría.

Un par de puestos ya habían caído, así como dos de los nuestros y muchos más de los suyos, cuando, en un recodo de la trinchera, me encontré frente a frente con un soldado armado de la clásica carabina 98k. El suceso nos pilló desprevenidos a los dos, y él disparó a lo que saliera, más para intimidar o ganar tiempo que para darme, pues su proyectil ni siquiera me rozó. Levanté el rifle mientras él hacía lo propio, sabía -ambos lo sabíamos- que tenía tiempo para un único disparo antes de que él efectuara uno más. Centré su pecho en el visor y apreté el gatillo, sin resultado. Mi Garand había elegido el peor de los momentos para encasquillarse.

Pude advertir una ligera sonrisa en mi enemigo, consciente del triunfo, justo cuando una bala expulsada del BAR de Lipton le atravesaba el casco de lado a lado. Esta vez había estado cerca. El asalto todavía continuó un rato -ganamos, por cierto-, pero en cuanto tuvimos un respiro Winters me recordó que éramos un equipo, y que ninguno de nosotros estaría seguro si el encargado de cubrirle tenía el arma encasquillada. Revisar el equipo y tenerlo siempre a punto era responsabilidad de cada uno.

Acepté la reprimenda de buen grado. Esa misma tarde bajé a la tienda a comprarme un ratón nuevo.

22 comentarios:

Aïcha dijo...

Genial. ^^
Parecía una guerra real jajjaaj pero un vuelco muy de la vida cotidiana ^^
un saludito

Ayshane dijo...

Tendré que leer lo anterior que creo que me he perdido un poco... las cosas de las vacaciones... que me dejan sin memoria!!!!

besitos SR. X

Sandra dijo...

Hombre por una vez tiene un final feliz. Mejor, mucho mejor. Muy currao, se ve q estas inspirado :)

Feliz lunes feo.

Corina dijo...

Muy bueno, X. Las historias de guerra te van al dedillo, aunque sean de forma virtual.
Para mí todas son pistolas y escopetas, no colt36 o yo qué sé. Y eso que me gustan las pelis de Tarantino ;D.
Besos

Sube dijo...

Es una de las pantallas del Call of Duty 2, no? O al menos se le parece bastante.
Muchas horas he invertido yo frente a ese juego, jeje.

Un saludo

NUT dijo...

Veo que te gustan las historias de guerra. Por fin una con un final sosegado...:D

shopgirl dijo...

Hermanos de Sangre!!! ¿Sabes que me encantó esa serie?
Y hablando de juegos de guerra, estuve jugando al Black Hawk derribado, pero cuando mi hermana empezó a jugar mejor que yo me deprimí XDD

Girl From Lebanon dijo...

Asi que eres de los que se pasan horas disparando y hablando en clave??
Mi hermano es de tu clan, se pone los auriculares y dice cosas muy raras por el micro: cuidado, agachate, cubreme...es un show porque parece que habla solo.

Muy buena la historia. Eres un crack con los finales. Bss!!

Yyrkoon dijo...

Ummm, interesante, interesante. Es mi primera visita por aquí, me ha gustado mucho el final, este y el de las 3 ó 4 anteriores. Seguiré leyendo hacia atrás a ver si vale la pena seguir hacia adelante. Pinta bien, sí señor.

Martha dijo...

Jajajajajaja! Que buenoooo! Nuevamente has conseguido tenerme engañada durante todo el relato! Buenísimo, de verdad! Me reído un montón al leer el final! Jajajajajaja!

Besitos!

chiisana dijo...

no le encuentro mucho la gracia a ese tipo de juegos...

Alas al viento dijo...

Genial, como siempre.

Besotes

yuls dijo...

Yo quiero saber en que te inspiras para meterte tanto en todos los papeles, me quedo sorprendida y me trago todo.

Los finales, sin duda, inmejorables :)

Un besote!!

Kane dijo...

¿Qué, ya te lo has comprado? Al final, ¿cómo es?

Casandra dijo...

Ay, X, qué bien te llevarías con mi hermana, que está todo el día pegada a la Play con sus juegos bélicos!! XD Tu relato me ha mantenido aguantando la respiración como siempre, eres malo, es contraproducente para la gente nerviosa como yo, JAJAJA!!!
Hace tiempo que no escribías una narración bélica!! ;o)
Un besito!!

X dijo...

Sube: no, no es una pantalla del CoD 2... o al menos no conscientemente. xD De momento solo he jugado al 1 y tiene una misión parecida, pero es posible que esa en concreto sea del 2 como apuntas.

Shopgirl: efectivamente, en Band of Brothers tratan este episodio, creo que en el segundo capítulo, además con el rigor habitual, de ahí que puede que hasta los apellidos te sonasen. :-)

Girl: ¿qué concepto tienes de mí? Jajajaja, no, yo no soy de esos. :P Es verdad que me gustan los FPS (los juegos de matar, vaya xD), pero apenas he jugado online en mi vida, no soy tan friki. :D

Kane: me he comprado uno obscenamente caro, pero mañana voy a ir a cambiarlo, I'm afraid.

Besos a todos y bienvenido a quien corresponda. :-)

X dijo...

Cas, eso ya me lo dijiste una vez creo, jajaja, ¡pero si sólo había escrito una! :D

Yopopolin dijo...

otra de guerras, pero virtuales... original como siempre! el final pues tambien como siempre... que decirte que no te hayamos dicho ya? xDD

saludillos!

Lady A dijo...

Pues Uterque lo han abierto en el centro, en la calle colon ;)

X cierto, tienes un premio en mi blog!

1Beso!

Lady A dijo...

El premio es de muaka, suerte con la investigacion ;)

1Beso!

Ledicia dijo...

Ese final! ;)

Istar dijo...

Oyeeee, ¿de dónde sacas esos nombres tan técnicos para esta historia? Me dejas tonta jaja.
Menos mal que yo no soy aficionada a los videojuegos...
¡¡Y por fin un final feliz!! ;o) Besets