24/7/08

Elige tu propia aventura

Dice mi perfil que mi imaginación creció influida por libro-juegos. Está ahí desde el principio y nunca antes lo había explicado, por si alguien no sabe muy bien a qué me refiero exactamente. Lo voy a hacer hoy, después de haberme tragado unas horas de nostalgia mirando páginas que hablaban del tema. Todo empezó con el post de Soboro sobre esto mismo, tras leerlo decidí que yo también debía escribir uno. Y aquí está.

Es posible que los más jóvenes no conozcáis los libro-juegos, pero baste decir que se convirtieron en la tabla de salvación narrativa de muchos de nosotros a finales de los ochenta e incluso principios de los noventa. Con ellos me aficioné a la lectura, con ellos estimulé mi imaginación, asumiendo decenas de personalidades diferentes y, sí, creo que desde entonces soy el peor tomador de decisiones del mundo.

Porque de eso va la cosa, de elegir. En estos libros, narrados siempre en segunda persona (ergo el lector se convierte en protagonista), la lectura no es lineal. Hay saltos de página, por un lado, y la posibilidad de elegir entre ir a una página u otra dependiendo de la acción que decidamos realizar. Así, las distintas historias posibles se van abriendo como las ramas de un árbol hasta que todas llegan a un fin. Llegado este punto, creo que todos volvíamos sobre nuestros pasos (o sobre nuestros dedos) a la última bifurcación para tomar la otra y ver qué más nos tenía reservado el destino.

Los finales eran básicamente de tres tipos: malos, regulares y buenos. En los malos lo normal era palmar, y si podías llevarte a algún amigo contigo, mejor. En los regulares acababas vivo, claro, pero no lograbas aquello que te habías marcado como objetivo o ya no podías volver a casa o algo similar. Y en los buenos te tocaba el premio gordo consiguiendo lo que querías y de paso llevándote a alguna churri.

Sin duda la colección más conocida de todos los libro-juegos aquí en España fue Elige tu propia aventura (en adelante ETPA), que llegó a alcanzar la friolera de noventa números. Mis hermanos y yo los coleccionábamos, con la ayuda económica de mi tía (aunque nunca llegaron a costar más de 400 ridículas pesetas), que nos llevaba a El Corte Inglés de cuando en cuando y mirábamos si había salido alguno nuevo. Al principio salían poco a poco, pero creo recordar que un buen día decidieron sacar de golpe todos hasta el 50. A partir de ahí más o menos mi hermano mayor fue perdiendo interés, los libros salían con cuentagotas y llegó un momento en que dejamos de comprar. Aún así, soy el muy orgulloso copropietario de los setenta y cuatro primeros números de la colección.


Podría pasar años hablando de todos estos libros, de títulos emblemáticos, como El misterio de Chimney Rock, que por algún incierto motivo es sin duda el que más veces he visto comentado en este navegar por internet, como si lo hubiera tenido todo el mundo, o ¡Naufragio!, el primero que tuve, o del mítico Prisionero de las hormigas y su secuela, El amo del poder maligno. Hay tantos, y tan radicalmente diferentes, que para un niño o un adolescente es un regalo en todos los sentidos. He hecho una rápida selección de los que podrían ser mis diez favoritos, igual habéis tenido alguno.


Sacaron también la edición ETPA Globo Azul, destinada a los más pequeños. Efectivamente en estos libros, mucho más finos y más anchos, había mucha mayor cantidad de fines buenos que malos o regulares, de hecho en algunos de ellos ni siquiera podías palmar, o todo resultaba haber sido un sueño. De estos tuvimos bastantes menos, casi todos bastante flojos con las dos honrosas excepciones que veis más abajo, historias que podían haber tenido cabida en su colección "hermana mayor".


Los azules que veis a la derecha son de la colección normal pero en catalán (Tria la teva aventura). El primero de ellos, el de más abajo, lo compró mi tía porque era el único que nos faltaba en castellano, y era una manera de tenerlo sin tenerlo. Con el tiempo lo conseguimos, pero un día que fuimos a El Corte Inglés y no había salido ninguno nuevo, decidimos comprar cada uno de nosotros uno en catalán, el que más nos gustara que no fuera de los nuestros (o sea, que fuera de uno de los otros dos hermanos), para poder lucirlo en propiedad. Como veis, al final yo me he apoderado de todo, así que ha acabado dando igual. :D

Luego teníamos los conocidos como "los negros", que eran los de D&D Aventura sin fin, todos enmarcados en el ámbito de la fantasía. Estaban bastante bien, pero la maquetación era muy inferior, aunque la evasión a mundos fantásticos fue piedra de toque de muchos roleros actuales. Se los tenía por más serios, y es que creo que prácticamente solo había un fin bueno. La colección era mucho más corta y tuvimos unos pocos que creo que releeré estos días.


Estos "negros" dieron paso a los "azules" de Advanced D&D Aventura juego, que ya eran con dados, hoja de personaje y demás historias. Mi hermano mayor se compró, o le regalaron, uno de ellos, pero no parece saber dónde lo tiene. En esta línea surgieron conocidas colecciones como Lobo Solitario, quizá la más conocida, aunque todos parecen coincidir en que el mayor grado de excelencia se alcanzó con los -creo- cuatro únicos libros de Aventuras en la Tierra Media, enmarcados en el mundo de Tolkien y conocidos como "los morados". Cómo me arrepiento de no haber comprado, hace apenas cuatro o cinco años (mucho después del auge de todo esto) los otros dos que vi en una tienda, probablemente a bajo precio.


Pero regresando a los libro-juegos normales, aunque de hecho mucha gente solo considera ello a los que incluyen dados y lápiz, había otras colecciones dignas de mención, como La máquina del tiempo, aunque nunca tuvimos ningún ejemplar, o los Planea tu fuga de..., mini colecciones de cuatro libros por planeta, cada uno de los cuales contaba con mapas y un único fin que tardabas una eternidad en encontrar.

Por último, los de Resuelve el misterio, con los repelentes Lince y Amy, historietas detectivescas que tenían pistas y dibujos y las soluciones al final del libro impresas al revés para que tuvieras que valerte de un espejo para poder leerlas. De estos solo tuvimos dos y son un poco tontos comparados con la riqueza de posibilidades de los otros.


Me ha quedado un post de lo más apañado, ¿eh? :P Como siempre, haciendo click en las imágenes las podéis ver más grandes.

En fin, yo tengo veinticinco años y la suerte de llegar a conocer estos libros. De aquí varios sois mayores que yo, así que espero que os suenen y que incluso hayáis tenido algunos. Hoy quedan prohibidos los comentarios cortos, quiero párrafos de nostalgia mwahaha. :D

25 comentarios:

Soboro dijo...

Un post muy bien currado, X.
Por cierto, El medallón escocés me encantó.
Ya dije suficiente en mi post, así que poco tengo que decir.
Quizás mencionar que es una de las pocas narrativas que van dirigidas a la segunda persona, a un tú donde no importaba el sexo, aunque a veces daba rabia por los dibujitos de chicos. Yo quería ser protagonista, pero los dibujos masculinos me hacian un desdoble de personalidad narrativa acojonante.
Mis libros los guardo en casa de mi abuela y ahora no me acuerdo, pero cuando vaya a casa de mi abuela miraré otra serie de libro juegos con dados del mundo total de fantasía que no recuerdo a qué editorial pertenecían y no eran Timun Mas. Ya te informaré.
Besets

Ledicia dijo...

Mi colección:

Yo compraba mis libros todas las semanas, pero eso si, de la colección de Barco de vapor, normalmente, tuve de todos los colores, blancos, azules, naranjas, rojos... hubo uno que no me gustó nada, y no lo acabé de leer cosa muy rara en mi, era "caramelos de menta", pasados unos años lo leí, y no entendí pq en su día lo dejé aparcado. Luego tengo mi preferido que es "cartas a Leslie", de la serie roja.

Todos los viernes cuando mis padres iban a hacer las compras, me dejaban aparcada en la sección de librería del Pryca, si lo que ahora es Carrefour (como dice la canción de Berto creo que es esta) ;)

Por lo demás, tengo una colección, cuyo primer libro me regaló mi abuela cuando nació mi hermana, por eso de la envidia debió ser :P, de la que me falta el número 6, aunque lo leí en la biblioteca del barrio, a la que solía ir los viernes a la salida del cole.

Luego muchos libros desemparejados del resto de su colección, los clásicos de mi abuelo, el cual tenía una enorme biblioteca, de la cual abuela de vez en cuando me dona algo.

¿Querías nostalgia?

El libro más viejo que tengo es el de "Taron y el caldero mágico" es de cartón piedra lo menos!!! sin embargo los primeros libros de los niños de ahora son acolchaditos...

un besazo!

Girl From Lebanon dijo...

Yo leia esos libros!!!!me encantaban!! aunque en propiedad solo tuve dos de la colección La maquina del tiempo, pero en la biblioteca lei alguno mas.

Los primeros recuerdos que tengo de los libros es de cuando ibamos de vacaciones a Valladolid, y mi padre me llebaba a lo que era Galerias Preciados. Saliamos de allí los dos con unas bolsadas de libros impresionantes. En nuestro pueblo no habia librerias, y aprovechabamos...

Me encantaba el olor a libros nuevos. Eran como tesoros...Los que me gustaban, los releia una y otra vez, aunque no fueran libro-juegos y me supiera la historia, me daba igual...Mis favoritos eran unos supergordos de cuentos clasicos que cada libro traia como 10 cuentos, con unas ilustraciones preciosas.

Que recuerdos...que nostalgica me he puesto...por tu culpa!;)BSS.

Girl From Lebanon dijo...

Llevaba es con "V", cagüentó!!tanto leer pa ná!!jejeje. Bss.

NUT dijo...

Por fin un post con fotos!!!!
Te ha quedado muy bien X...:)
Pues yo tengo que decir que no he leido ninguno de estos libros que dices, en Francia ni existían...y es que al vivir mis tres primeros años en Francia, y estudiar allí el resto, lo único que leía de pequeña eran libros franceses... ahora también, pero compagino los dos idiomas, aunque tengo que reconocer que me gusta más leer en francés.Bss

Isa dijo...

Pues yo he leído cinco libros de ese tipo, los de elige tu propia aventura.
Creo que con ocho años...
Mi primo tenía cuatro, y yo uno que me compró mi madre en la playa.
Recuerdo con cariño el día que mi tía me dio los libros de mi primo...estaban rotos y mi primer reto fue ordenar las páginas, para poder leerlos. Una vez conseguido, salí al jardín a leerlos. Que recuerdos...
Creo que los libros los tengo por ahí guardados, ya lo miraré.
Besos:
Isa

Casandra dijo...

Tuve los rojos y los de Resuelve el misterio. Ahora descansan en una caja del sótano (cuestión de prioridades). Lo que pasa es que a mí ese tipo de libros me agobiaban mucho, porque siempre acababa palmándola y eso de tomar tantas decisiones como que no, menudo estrés. Prefería que Enyd Blyton tomara las decisiones por mí. XD
Ahora uso algunos libros de ese tipo para dárselos a mis sobrinos manguis (ya sabes a cuáles me refiero) para que no den por saco, y por cierto les encantan. XD
¡Un besote!

Ah, por cierto, cuando votes en mi blog (ya lo he puesto) dime si has tenido algún problema o te ha dejado votar con normalidad, porfa, que no sé si he hecho bien el gadget ese. Es que la tecnología y yo...

Casandra dijo...

AAAAARRRGGG!!! Es la segunda pág de encuestas que me da tu nick como error y no lo poneeee!!! SOCORRO!!! Voy a probar con "Equis" a ver!!! Enseguida te añadoooo!! SORRY!!

Zurda dijo...

Sólo leí uno una vez, y me gustó muchísimo. Claro que hace tanto que ya no lo recuerdo...

Sientes como un hormigueo con cada decisión, con cada camino tomado, con cada mirada hacia atrás...

Aunque me gustaría hacerme con alguno. ¿Los seguirán vendiendo?

Martha dijo...

Oleeeeeeeeeee! Me encantaban esos libros! Tenía un montón de los rojos y de los negros también (aunque algunos menos de estos últimos...).

Uffff...la de horas de mi infancia que he pasado yo con esos libros en mis manos... Y la de veces que me he hecho trampas a mi misma porque no me gustaba el final y volvía para atrás como si no hubiera pasado nada...o leía todas las páginas de las opciones y seguía por la que más me gustaba...que tramposillaaaaa! Ahora me da igual reconocerlo...pero antes siempre lo negaba en rotundo! Quería quedar como la ama de esos libros...la única en el mundo que siempre tomaba la elección correcta! Juassss!

Muchas gracias por recordármelos! ;)

Besitos!

shopgirl dijo...

Yo solo he tenido uno de esos libros, uno de Pesadillas. Y ahora que me has hecho recordar me encantaría tener alguno más, especialmente esos de la Tierra Media :P

X dijo...

Soboro, tienes razón, en realidad casi todos estaban pensados para que el protagonista fuera un chico. Pero curiosamente mis dos preferidos, El secreto de los ninja y La magia del unicornio, están protagonizados por chicas. Conforme avanzaba la colección había más, aunque la estadística siempre era desfavorable. ¡Eran otros tiempos! :P

Ledicia, es muy curioso, nosotros no tuvimos muchos del Barco de Vapor, pero uno de ellos fue Caramelos de menta. Recuerdo otros títulos, como Un agujero en la alambrada o La isla menguante, entre muchos otros. Yo era más de la editorial Magisterio, eran las lecturas obligatorias de clase.

Girl, yo echo de menos no haber tenido ninguno de La máquina del tiempo, aunque en su momento los anunciaban en las últimas páginas y, no sé por qué, nunca nos llamaron la atención. El olor a libro nuevo solo es igualado por el olor a libro viejo. ;-)

Nut, ya sabía yo que leías en francés. Una pena que estos libros no los tradujeran más que al castellano, hasta donde yo sé.

Isa, ¿tú también? Entonces su perdurabilidad es digna de estudio, dada nuestra diferencia de edad. Por curiosidad, me gustaría saber cuál es el que te compró tu madre (y cuándo, ya puestos).

Casandra, rescátalos del sótano, esos libros merecen un lugar privilegiado en cualquier estantería. :P Y si tienes alguno más allá del 75 hasta me lo puedes ragalar. xD
De lo otro, he votado sin problemas, sí. Puede que muchas encuestas no admitan opciones de un solo carácter, es normal.

Zurda, ¿no recuerdas ni de qué iba? Creo que si me lo cuentas lo puedo averiguar jajaja. Desgraciadamente la colección acabó (en España) con el número 90. Sé que hace unos cuatro años reeditaron los de Lobo solitario y ayer me enteré de que habían vuelto a sacar, esta vez con la portada blanca, algunos de ETPA. Si entras aquí y buscas por autor "Montgomery" verás que hay nueve distintos. No sé si solo tienen permiso para reeditar los suyos o qué. He encontrado este otro link, mira debajo del todo. ;-)

Martha, creo que negros casi todos tuvimos menos (eran menos también), pero los rojos fueron algo de dominio público jeje. Y "trampas" para mí no eran, de hecho yo cada vez que me leía un libro me lo leía entero, viendo todos los posibles finales. :P

Shopgirl, sí, Pesadillas es otra colección del estilo, creo que bastante más moderna, aunque tampoco se encuentran ya, ¿no?

Besos a todas, con a de chicas. :D

Isa dijo...

El que me compraron era una especie de version actualizada de la colección, era una historia en la que LA protagonistA (eso va por Soboro) tenía que ayudar a Bambi... :S
Cosas que sólo se leen de pequeños...
Ya te diré el título, X
Y lo de perdurabilidad es cuestionable, ya que mi primo los tenía echos un asquito... Era muy descuidado (y lo sigue siendo...)
Besos:
Isa

Lúa dijo...

...qué recuerrrrdos!!!!son fantasticos esos libros, yo aún guardo alguno por ahí.Saludos

Sandra dijo...

Yo si q leía libros de estos, de hecho aún están en casa de mis padres, pero no recuerdo los títulos, ya los miraré. Y como tu dices, volvías atrás una y otra vez, hasta q descubrías todos los desenlaces posibles. Es curioso porq con la memoria q tengo no me acuerdo de ninguna aventura de ellos. Y tengo, rojos y alguno negro, no se si de algún otro color. Creo q es buena idea dejarselos a mis sobrimos, q seguro q les gustarán. Mi afición por la lectura viene desde bien pequeñita, sacaba los del barco de vapor de la libreria del cole. Pero los q mas me gustaban eran los de " los cinco", entre mis hermanos y yo compramos la colección entera,con la paga q nos daban los domingos, y aún luce orgullosa, de nuevo, en casa de mis padres. Alguna vez aún me leo alguno, cuando me entra la melancolía por la infancia perdida. Luego llegaron Los Hollister, Los siete secretos y las Torres de Malory, pero no alcanzaron el nivel de los cinco. Inigualables!

Gracias por hacer más fácil la lectura de tu post, coloristicamente hablando. Hoy lo necesitaba.

Un besete.

Trapiello dijo...

Me acuerdo...yo tambien volvia hacia atras un monton para ver lo que me habia perdido y claro al final tardaba un monton en acabarlo
Me gustaban un monton pero despues me empezaron a cansar,no se por que...

Yopopolin dijo...

Yo tambien he leido esos libros... que recuerdos...
Pero, en realidad, solo llegue a poseer tres, y no se a que colecciones pertenecian. Recuerdo que uno se titulaba algo así como "El medallon granate", no recuerdo bien.

Pero yo era muy vago para leer esos libros. Me gustaba eso de elegir mi propia aventura como tu dices, pero me conformaba con el cruel destino que casi siempre me esperaba. Solia decidir mal, para que engañarnos, y cuando llegaba mi muerte o me robaban la chica, me enfadaba y no volvia sobre mis pasos para elegir de nuevo, me valia el triste destino que casi siempre me ofrecian sus hojas..
Tan solo un par de veces fui feliz y comi perdiz...

En fin... Oye, y estos libros ya no existen ahora? Estas nuevas generaciones... no se, no se... xD

yuls dijo...

Yo no sé si será por que soy un poco más chica que vos o a lo mejor porque cuando leía esos libros estaba en otro país pero si es verdad que tuve unos cuantos que me entretenian muchísimo. Una cosa que me hizo gracia, porque yo también la hacía, es que cuando veía que la historia iba muy mal o había algo que no me gustaba, volvía atrás. [Creo que todos lo hicimos, definitivamente!]

Por otro lado, me acordé que también en el mismo tiempo o un poquito después aparecieron unos que yo en especial tenía con las historias de Disney y que tenían una cinta. La cinta te iba contando toda la historia y demás. La verdad es que también estuve con esos libros muuuucho tiempo.

Bueno creo que es un post largo como habías pedido jeje

Un besitooo mua mua

Kane dijo...

Nunca tuve ninguno, la verdad, sólo un ejemplar de una colección similar pero sobre las aventuras del joven Indiana Jones, y que rápidamente reveló una encuadernación muy pobre, porque las hojas empezaron a despegarse. :P

Me encantó la época en que nos dedicamos a hacer nuestros propios libros así, con ese "casi lo consigue, pero no llega". Juas juas, qué recuerdos de tardes en la Cañada...

Moisés dijo...

Genial el post ;)

Ayshane dijo...

Es verdad que yo también he leido esos libros... creo que los que somos de la misma epoca pillamos alguno de ellos y a mi siempre me gustaba el final chungo... jejejejeje


besitos guapo

yuls dijo...

Jeje, no cambia el número igual que no lo hace tu fecha de nacimiento :P

Lo que pasa es que en este caso no es mi número, el mio es el 7 :)

Si lo buscas por internet, te dicen [supuestamente] como es tu personalidad y demás.

Aparte se puede hacer como el horoscopo que hay gente que te lo dice diaramente, mensualmente...

Un besitooo :)

yuls dijo...

Todo amor exige sacrificio [como dijiste] pero al final tiene recompensa con lo cual, sirve jeje

Un besito y grax por pasarte siempre muaaak muaaak

Casandra dijo...

Pero es que.. ¿entonces dónde meto los tres Quijotes? XD
¡No leí el del unicornio pero los unicornios me gustan mucho, aquí no lo puedo contar pero están muy relacionados conmigo! :O)

buscando mi lugar dijo...

Algunos los he leído, eran geniales los de "Tria la teva aventura". Era como leer un libro diferente cada vez.