17/6/08

Libertad

No os he contado nada de Lola últimamente y es que por estas fechas de 2008 estaba en plena Selectividad. Justo coincidió su entrada en este rito iniciático moderno con el debut de España en la Eurocopa, precisamente en el país de su familia paterna. Recuerdo que a mí me pasó exactamente lo mismo con el Mundial, claro que a Lola, a diferencia de, por ejemplo, Glaucón u Omar, esto le importaba un pimiento.

La Selectividad, bien. Casi todos aprobaron 2º (eran la clase aplicada) y acudieron confiados a la cita, con los nervios habituales pero con la tranquilidad que da el trabajo bien hecho. No adelantaré los resultados porque en estos momentos ni ella misma los sabía aún. Se encontraban, pues, en esos breves días de espera a saber sus notas y si, con ellas, podrían acceder a aquello que querían estudiar o no. Así que ahora imaginémosla, a ella y a sus dos mejores amigos, en sendas toallas cara al Mediterráneo.

Glaucón: ¿Crees que el honor de Gallardón vale seis millones de pesetas?

Lola: En todo caso, ese es el precio de los insultos de Federico, no el de su honor. Claro que él dice que por ese dinero volvería a defender a las víctimas del terrorismo.

Omar: Por ese dinero yo me dejo que me llamen lo que sea, no te jode.

Glaucón: ¿Y las víctimas del terrorismo pagarían seis millones por defenderse a sí mismas?

Lola: La pregunta es, ¿aceptará la AVT esos seis millones de pesetas que Gallardón amenaza con endosarles? Para ellos tiene que ser dinero sucio, como poco.

Omar: Si tuvieran moral no lo aceptarían.

Lola: Y no lo harán, pero por corporativismo, no por moral.

Glaucón: Entonces, ¿se supone que están de acuerdo con una "defensa" como la de Jiménez Losantos? No creo que para defender a nadie haga falta atacar y atentar contra el honor de un alcalde. Y mentir.

Omar: Ha puesto a Gallardón en el otro bando. Atacarle a él es defender a los suyos.

Lola: Para él siempre hay dos bandos: el suyo y el de los malos. Nunca he visto en política pensamiento tan elemental.

Glaucón: Ya, pero se supone que él es periodista, no político.

Lola: Bueno, supongo que no podemos culparle por radicalizar el comportamiento general de los periodistas políticos. Todos hacen lo mismo, solo que con más clase y menos encono.

Omar: Para encono el de Libertad Digital. ¿Habéis entrado? Están que trinan.

Glaucón: ¿Lees eso?

Omar: Claro, todas las mañanas, para ponerme de mala hostia. Luego me fumo un porrito.

Lola: Joder, ya son ganas. Yo también lo leo, pero solo cuando hay movida.

Omar: Pues siempre. Ahora lo llaman "juicio contra la libertad de expresión". Cuando aquí a quien se juzga es al notas ese.

Lola: No es nuevo, de hecho es su argumento más repetido. Como liberales, siempre tienen la libertad de prensa y de expresión en la boca. Cuando no están insultando, que es casi siempre, tratan de infectar a la sociedad con su alarmismo victimista. Ya pasó algo parecido con la polémica por los consejos audiovisuales, que pretendían cortar las alas a más de un mentiroso. Lo que me pareció inaudito es que protestasen con tanta convicción, sabiendo que obrando así se destapaban, que era como decir claramente que lo que ellos querían era seguir mintiendo, difamando y crispando, y que a ellos que no los registraran. En nombre de la libertad de expresión se han dicho y hecho ya casi tantas barbaridades como en nombre de la religión.

Omar: Y al final les han callado la boca.

Glaucón: Nadie les callaría la boca si la usaran para algo más que para insultar. No entiendo cómo gente como este tipo pueden seguir haciendo lo que les dé la gana.

Lola: Pues si te oyeran… además, Gabilondo también se pega su discursito rojeras todos los días y nadie (además de ellos) dice nada. Este tipo de periodismo es así, se basa más en opinar que en informar. Por eso existen las columnas de opinión y los editoriales en los periódicos.

Omar: ¿Y a la gente le importa? Porque a mí, la verdad, no.

Lola: La gente lo lee porque se publica, y creen que si se publica es por algo. Como cuando te dicen "lo han dicho en la tele" como todo argumento. Pues piensan igual, si este hombre tiene un programa, si esta tía tiene una columna, será que lo que tiene que decir es relevante, o que sabe más que yo. Es el principio de superioridad según el cual las opiniones son más importantes cuanta más gente las lea o escuche. Hay quien tiene la suerte de escribir en un periódico. Otros se hacen un blog.

Glaucón: Y otros, filósofos.

Lola: Me voy al agua.

14 comentarios:

Yopopolin dijo...

Esta claro que la libertad termina donde empiezan los derechos de los demas. Una cosa es la libertad de expresion y otra es el insulto y la difamacion.

Esa es mi humilde opinion... xDD

salu2

Diana dijo...

La verdad es que se pasó al decir eso de Gallardón. Yo me sentí muy violenta al escuchar sus declaraciones y eso que me importan los dos un pimiento!!! El problema es que la gente confunde opinión con información y eso lo aprovechan muchos periodistas para hacer daño.
No creo que ese dinero suponga mucho para él, la verdad. JAJA!! XD

Bessets!

Diana dijo...

Por cierto, X, el meme de la historia no ha triunfado mucho, no creo que circule!! Qué lástima, la historia estaba emocionante!! Tendremos que acabarla en nuestra mente!! XD

Alas al viento dijo...

Se les llena la boca con la libertad de expresión y un día se atragantarán con ella!

Bss

Sandra dijo...

Yo me quedo con esta frase: No creo que para defender a nadie haga falta atacar y atentar contra el honor de un alcalde. Y mentir.

Pues eso, q pase el niño un feliz día.

Un besete.

NUT dijo...

Para que exista libertad, habria que vivir en soledad. Creo que la única libertad que tenemos es la del pensamiento...

Kane dijo...

Eso no es periodismo. Es humor. O ciencia ficción. xD

Girl From Lebanon dijo...

Estoy con Kane, lo que hace ese señor no creo que sea periodismo.Bss.

lunares dijo...

Buenas tarde x man!!!
que hacia ya algunos días que no te decia nada...como va la semanita??

lunares dijo...

yo me lo estoy planteando muy seriamente quiero volver a ser estudiante..
pues pinche en una fiesta privada lucy dj..el dueño del bar me nos miraba como diciendo..."estos no se cansan" ya sabes si alguna vez decides hacer una fiesta me llamas y yo pincho y si me pilla en un buen día como el sabado pasado incluso os puedo deleitar con mi cante que eso no lo hacen todos los dj's

Diana dijo...

Jo, X, si no actualizas más a menudo nunca podré escalar puestos en el ranking!!! Porque no puedo comentarte una y otra vez la misma entradaaaa!!! Bueno, sí, pero parecerá que estoy loca!!! XD

ardid dijo...

Genial esa conversacion...

Creo que hoy dia la libertad de expresion es una muy buena excusa para decir lo que sea...Y como dice Yopopolin , no hay que olvidarse de los derechos de los demas.

Un besote!!

Soboro dijo...

Tú, creo, alter ego Lola, tiene mucha razón. Muchos son los que atacan (de uno y otro bando, simplificando).
Creo que Pilar Raola (y mira que no me gusta mucho esa protomujer) ayer, en un debate en La noria, tenía mucha razón cuando dijo que el límite en la libertad de expresión está en las leyes.
También me gusta ese dicho popular que dice que tu libertad termina donde empieza la mía (o algo parecido).
X, un diálogo muy conseguido.
Besos.

X dijo...

Parece que en este asunto estamos todos de acuerdo. Menos mal, por otro lado.

Gracias por los cumplidos. :P