14/1/08

Se puede ahorrar el mail

Lola, como el resto de personas de este mundo, no sentía ninguna simpatía hacia el fenómeno llamado spam. Abrir el correo y ver que, de cinco mensajes nuevos, dos eran publicidad surgida de algún contrato infernal que había aceptado para poder registrarse en tal o cual página y tres, estúpidas cadenas del menos avispado de sus contactos, era ciertamente entristecedor. Contra las multinacionales nada podía hacer, pero a sus amigos les insistía para que no le mandaran las temibles cadenas y los adjuntos powerpoint. En vano.

Porque el que reenvía nunca dejará de hacerlo, y más si se le amenaza con siete años de desamor. Hay a quien le sale la vena comprometida y te manda ese powerpoint con desagradables imágenes sobre la hambruna en algún irrelevante país africano, los tests que todos hemos hecho mil veces, las ocurrencias, los chistes, todo siempre es repetido, y cuando no lo es acabará siéndolo.

Pero hoy le ha llegado a Lola un powerpoint muy gracioso, probablemente realizado por algún rojillo español, que cuestionaba la imagen que los medios ofrecen sobre el nuevo eje del mal en América latina: Castro, Morales, Chávez. Para ello, denuncia otras muchas irregularidades y atrocidades cometidas en otros tantos países del continente, no necesariamente afines al capitalismo occidental que los States representan, como Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú, México o incluso Colombia. De algún modo, el autor de ese simpático documento advierte una palpable conspiración de los mass media para señalar solo a unos pocos y no a todos.

Obviamente no era la primera vez que Lola leía algo parecido, casi siempre con idéntico resultado, esto es, la indiferencia. No es que fuera una desalmada, es que, como ya se vio en algún capítulo anterior, si no nos toca de cerca raramente nos importa de verdad. Hasta aquí la parte meramente informativa, pero como nadie hace nada por nada, llega la propaganda: "No dejes que piensen por ti" rezaba, junto a los logos de servicios de información de todos los colores, tanto El País como El Mundo, tanto La Ser como La Cope. Porque el que lo había hecho, decidió Lola, quería dar una imagen imparcial, y hoy en día, por lo visto, uno parece más sabio y objetivo, infame falsedad, cuanto mayor su abanico de críticas.

Ya metidos en faena, el muchacho que perpetró esta obra salpica a El Corte Inglés y Zara, di que sí, feroz capitalismo que en mala hora nos vino a conquistar, y no se despide sin recordar que hemos de buscar la información por nuestra cuenta, sin dejar que los grandes intereses económicos filtren la verdad. A estas alturas Lola ya dibujaba una sonrisa en su rostro, aliviada por no tener que sentir pesadumbre ante su falta de empatía. "Lucha, reflexiona, piensa, investiga, participa, involúcrate, sé activo, critica, actúa, insiste, ten criterio, opina, muévete, averigua, defiéndete, resiste". Todo ello en la misma diapositiva y con colorines, y además cada palabra tardaba una eternidad en salir.

Y quedaba lo mejor, la última plana, con un enorme "Y sobre todo PÁSALO" que acabó de rematar a nuestra protagonista. Ante tal ejercicio de brillante consecuencia, a Lola no le quedó otra que seguir el consejo propuesto: Pensó y actuó, más o menos durante un segundo, deslizó el cursor del ratón por el botón de reenviar, pasó de largo y lo mandó al olvido.

8 comentarios:

Kane dijo...

Qué rabia me dan las cadenas, y las puñeteras mentiras de que cierran hotmail o el msn, o las de que cada vez que mandas el mail le dan a una familia de Ohio un centavo para salvar a su hijo enfermo.

Zurda dijo...

Los mails de niñas desaparecidas, las herencias que vienen desde la otra punta del mundo...

Lo peor es que haya gente que piense que morirá si no reenvía una de esas cadenas a cien personas en cinco segundos, muy triste.

Alas al viento dijo...

Eso es!! Cadenas a la papelera!!!!

Estoy totalmente de acuerdo con Lola.

Bss

lunari dijo...

FW: Te llegará una maldición por cada contacto que hubiera recibido tu re-envío.

Defiéndete, resiste y llena la papelera.

Harianna dijo...

Hotmail cierra!!!! que asco.. no puedo....

Jorge dijo...

Pobre Lola, yo tambien odio esas cadenas (aunq el otro dia me reenviaron una que pensé que era un camelo y era medio cierta, una sobre un violador que acaba de salir; lo que pasa es que dice que vive por la Avenida del Cid en Valencia y parece ser que esa información es falsa).

Mrt dijo...

Hay cadenas y cadenas... no sé, yo no reenvio practicamente nada, pero muchas veces recibo e-mails de cadena de videos graciosos, o cosas interesantes, ahora, que vamos, comprendo a Lola

Davife dijo...

Yo me molesto en contestar y desacreditar todas y cada una de las cadenas que me pasan, enviándolas a todos los contactos que la han recibido previamente.