7/11/07

Intro

Al final del post anterior mencioné muy por encima lo que serían a grandes rasgos los contenidos de este blog. Como era la presentación tampoco convenía ahondar más, pero este segundo sí es un buen momento para hablar, al menos, de la distribución. Obviamente es pronto para decir cuáles serán todas las series o categorías, fuera de las cuales no creo que escriba nada -salvo que algo muy extraordinario suceda en mi vida-, de las que estará compuesto (¿o compuesta?) Atlantis 2050, entre otras cosas porque en este sentido no tengo muy claro el concepto de "todo". En el futuro espero abrir series temáticas, más concretas y, por decirlo de algún modo, episódicas, pero ahora mismo es pronto para hablar de ellas, entre otras cosas porque ni yo mismo sé todavía cuántas y cómo serán: dependerá de las ganas que tenga de escribir de una cosa u otra.

Pero por el momento, y ya me centro en el tema, creo que me apañaré con tres o cuatro categorías, y en estas líneas trataré de explicar la primera de ellas. Será la aparentemente más antigua, y uso este adverbio porque es donde situamos cronológicamente narraciones que en verdad son atemporales, supongo que porque el ser humano es muy dado a pensar que cualquier cosa fue posible si hace mucho que sucedió. Me refiero a relatos de fantasía, no necesariamente de espada y brujería (¿se dice así?), sino algo más general, cualquier hecho que solamos relacionar con ello: criaturas fantásticas pero que nos son familiares a todos, héroes y villanos, tragedias y epopeyas, historias que contar frente a una chimenea.

También habrá lugar para narraciones realistas o verosímiles, sin importar si están enmarcadas temporalmente en 1492, 2007 o 2050, aunque probablemente me centre más en aquello que estoy más acostumbrado a escribir, relatos actuales donde de hecho lo menos importante es cuándo tienen lugar. Es posible que alguno de los relatos que veáis en esta categoría os sean familiares, en el caso de que exponga alguno que haya publicado con anterioridad, pero la idea es que no sea así.

Una tercera división comprendería relatos un tanto inclasificables, desde fábulas sin moraleja y final nada didáctico a cuentos para niños con un lenguaje algo más adulto. Los relatos más oníricos y los desvaríos más notables encontrarán cabida en este sitio.

Por último, me reservo un espacio para, tal y como amenacé, manifestar una opinión, que no siempre tiene por qué coincidir con la mía propia, sobre aquello que sucede a nuestro alrededor, pero siempre en clave de relato, y no como hiciera en blogs anteriores.

Pese a todo lo dicho y como apunté más arriba, es posible que un día me levante con una idea feroz en la cabeza y escriba algo que no pueda ir en ninguna de las categorías descritas. Pero los que me conocen saben que soy un poco obsesivo y desde luego no seré de los que ponen siete etiquetas diferentes a un mismo post, cosa que no critico pero que no va con lo que busco. En Atlantis 2050 cada historia tendrá su lugar, y aunque nunca me ceñiré a ellos para limitar mi libertad de escritor, la idea es que haya un poco de orden.

Y ya está. Soy plenamente consciente de que una imagen vale más que mil palabras, y un ejemplo es, casi siempre, mejor explicación que dos mil palabras que se puedan escribir sobre algo, así que solo resta decir que pronto tendréis respuesta a vuestras preguntas o, por decirlo de otro modo, que esto ya está en marcha y a partir de ahora todo serán ejemplos.

Tampoco quiero dejar pasar la oportunidad de añadir, no para que seáis más magnánimos con las críticas sino porque creo que hay cierta diferencia, que lo que escriba en este blog no será excesivamente meditado ni revisado. Esto es, que podrán ser relatos, pero ello no significa que los guarde en la nevera. La idea es escribirlos del tirón, como mucho de dos sentadas aprovechando el borrador de Blogger, hacerlos en el momento, por decirlo así. Busco frescura, no ganar ningún concurso. :-)

Y sobre todo no dejéis de comentar.

5 comentarios:

Harianna dijo...

Ya tengo ganas de que empieces mas que nada porque has ido diciendo lo que vas a hacer y ahora me causa una gran intriga. Siempre es bueno dejar puertas abiertas a lo que pueda pasar inexperadamente y te apetezca escribir.

lunari dijo...

Me gusta mucho lo de la frescura en los relatos.

Kane dijo...

Pues venga, ánimo. Estamos esperando.

Jorge dijo...

Claro que no dejaremos de comentar (aunq no sea siempre, y conmigo bien lo sabes XD)

Davife dijo...

Podrías habernos puesto un primer avance como en las series para ir haciendo boca... :(