26/7/10

Finales [R]

Luego se quedaba vacío. Si tenía muchos exámenes, se pasaba varios días estudiando y, cuando los terminaba, se encontraba raro, como si le faltara algo. Quería seguir haciendo cosas, de esas cosas me refiero, seguir estudiando, tener más exámenes. Se sentía desubicado, cambiaba tanto la vida de repente por algo tan simple como tener o no tener exámenes. Pasaba también con los largos trabajos, después de pasarse una semana buscando información y tres días dedicados a ello, lo entregaba y se acabó, a otra cosa. Y sentía que era injusto, porque no se puede desconectar así de rápido, sin embargo el antes y el después no es más que un instante.

Llevaba varios días preocupado con una exposición importante. Nunca le había gustado hablar en público, así que imaginad la situación. Cuando quedaba con sus compañeras para prepararla intentaba no pensar en ello. Se centraba en el trabajo en sí, en el recabar datos y repartir temas, contrastar versiones y ocuparse de su parte, idear qué decir y cuándo entrar, el orden... Se acercaba el día, crecía el pánico. No podía creer que tuviera que hacerlo. Ese día se levantó pronto. Miró la hora mientras se ataba los cordones: 07:45. En alrededor de dos horas, todo habría terminado. Estaba en casa, en su cama, como un artista en su camerino, no había empezado y en dos horas todo sería cosa del pasado. Pretendía relajarse con ello, pero esas dos horas había que vivirlas.

A las nueve estaba en clase, el primero en llegar. La gente iba entrando, su público, diez ya le parecían una multitud. Sus socias parecían más nerviosas que él, les transmitió los cambios de última hora. Empezó la función, la boca seca pero ya más tranquilo, no evitaba el contacto directo, los ojos de sus compañeros, hoy jurado, no le inquietaban. Como suele pasar, eso que tanto tememos acaba siendo un éxito, hubo aplausos, felicitaciones y reconocimiento. Se retiró con la satisfacción del deber cumplido a lo grande y, en un primer momento, lo mejor fue sobre todo que ya estaba hecho, que se acabó, ya había hablado en público, se acabaron los nervios.

Pero no salió de un estado como de embriaguez en todo el día. Seguía pensando en ello y lo demás no parecía tan importante. Se dio cuenta de que no estaba tan mal el proceso, que lo había disfrutado, había saboreado la consecución y ahora se sentía vacío. Saber que ya no tendría que hacerlo le turbaba, y empezó a tener miedo de lograr sus metas, advirtió que siempre le pasaba lo mismo, no importaba con qué, primero miedo, luego pasar por ello de todas formas y al final... nada. Porque justo cuando lo valoraba, justo cuando descubría todo lo bueno, era cuando ya había terminado. ¿Para qué volver a clase sin tener que exponer? ¿Para qué tomar apuntes si ya hizo el trabajo? ¿Para qué continuar cuando ya ha vivido el final?

¿Para qué enamorarse de nuevo?

50 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Porqué cada puerta que se cierra lleva a otra que se abre?

Lisset dijo...

Tú mismo te lo has respondido, porque no está tan mal el proceso... :) Besos :***

maba dijo...

buf... por dónde empiezo?? jajajaja ;)

pero quizás lo que apnta Lisset en cualquiera de los casos, el proceso ya vale la pena.

y porque a lo mejor, la siguiente vez... es La Vez (ahora hablo de enamorarse)

besos

Nelly dijo...

Precioso relato.
A veces el camino que sigues para llegar a tu objetivo merece la pena.
Te sigo :)

M dijo...

Yo también me lo pregunto a veces. Y a veces no encuentro respuesta.

Ayla dijo...

Porque no hay que dejar que la máquina se pare.
Porque lo interesante no es la meta, sinó disfrutar del viaje.
Porque aunque lo temas también te pones a prueba.
Porque sinó te oxidarías..
¿Sigo?
;)

DANYGIRL dijo...

Porque no saldrá de un estado como de embriaguez en todo el día. Porque lo demás no parecerá tan importante. Porque se dará cuenta de que no está tan mal el proceso, y que lo disfrutará...
Y porque eso no se puede evitar!!

Vane Alive dijo...

Yo las otras preguntas...no se pero la de para que enamorarse..


pues es que eso.. ni se pregunta.
Se hace,sin mas!
Un abrazo

enrojecerse dijo...

joder. me ha encantado. pero creo mucho que eso más que nada es coger el miedo, esconderlo bien y no ser cobarde. enamorarse de nuevo es bonito, los principios son siempre algo nuevo.

Sonix dijo...

Lo has descrito a la perfección, la emoción, los nervios del proceso, y después, alcanzar la cúspide porque se han hecho las cosas bien.

Sandra dijo...

Lo entindo, para que empezar algo si ya sabes como se va a desarrolar y lo peor de todo, ya sabes como va a acabar. Pa eso mejor no te metes en ná, y te quedas como estas.

Quizá alguien pueda pensar q es falta de motivación o de ambición, no sé.. pero cuando siempre es lo mismo, ya no queda curiosidad por saber que pasará, si ya lo sabes :S

♥ Ana ♥ dijo...

Cómo echo de menos esa sensación de acabar y no tener NADA que hacer más que disfrutar.

alma máter dijo...

Quizá porque lo he vivido, qué pena me da la gente que antepone y da prioridad a ciertas cosas, en lugar de a las que realmente merecen la pena.

¿De qué sirve el éxito, la victoria, los ascensos... si no tienes con quien celebrarlos??

Conocí a un "muerto en vida"... y no veas la lástima que da...

Buen comienzo de semanilla!!!!

Yopopolin dijo...

oye, has descrito tan bien mi opinión sobre los "finales" que lo podría haber escrito yo mismo! Supongo que la repuesta que buscas la tienes ante tus narices... aunque luego nos quedemos "vacíos", no está tan mal el proceso, no? xD

Cleo dijo...

Por que eso es lo que anima nuestras vidas...el empezar de nuevo aunque luego sepas que se va a terminar....pero y lo que se disfruta durante el proceso ¿ehhh?

Mil besos guapo

Pio dijo...

Opino lo mismo que el resto, el placer del momento

Besets

Uma dijo...

pq es inevitable, y pq uno está de puta madre durante el proceso!!besos

Vértigo dijo...

y por qué no?

Pecas dijo...

Ya te han respondido todos... porque el proceso merece la pena, no? y porque por muy claro que tengas como va a ser el proceso en realidad nunca es así, porque no siempre es igual, ¿y si esta vez no llega el final? esa es la pregunta que hace empezar el proceso
Un beso X!

Pecas dijo...

PD: es una comparación un tanto extraña la que has hecho... y odio las exposiciones! xD

Claire dijo...

Me he sentido bastante identificada en tu relato, pues a mí me pasa algo parecido. Que disfruto de las cosas al final, y cuando pasa me quedo como vacía, como ¿y ahora qué?, pero luego se pasa, y empiezas otra empresa, y la vida es así, ir avanzando, ir viviendo. Y tratar de vivir lo mejor posible, no disfrutar solo cuando ya es el final de esa empresa ó etapa. ¿Para qué enamorarse de nuevo? ¿Y para que no?; si te enamoras de nuevo, disfrútalo al máximo que quién te dice que el final de la nueva historia de amor no va a ser diferente? ¿Por qué tiene que haber un final? Y si lo hubiera, pues te queda lo vivido.
Odiaba estudiar y los trabajos, pero ahora mismo volvería atrás en el tiempo para volver a vivir aquéllos días tan emocionantes.
Besos.

CAPÉ; dijo...

¿Para qué todo el proceso?
No se sabe.
Murámonos todos pues.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Po algo hay que hacer, ¿no?, digo yo, vamos.
Un abrazo

Jauroles dijo...

¿Y porqué no...?

Saludos.

PateticaEnamorada dijo...

A veces siento que odio, otras que amo. Pero soy esclava de la rutina.

Besos :)

Key dijo...

Como lo de enamorarse no se elige, no voy a responder a la pregunta... sólo voy a decir que el fin de exámenes me deprime. ¡Sabía que no era la única! jajajaja

LILIT dijo...

ostras! qué bueno!

uff...lo peor de todo es que....joer, cuántas veces me lo pregunté?

pero....tela....me has vuelto a remover cosas que estaban quietas.

otra vez la puñetera preguntita...


leeré tus comentaristas a ver si encuentro solución...

tishta dijo...

pq la sensación de vacío también llena, más que ninguna otra
pq el llegar hasta ahí siempre aporta algo y aunque se finalice y quede una especie de vacío, no es más que un espejismo del trabajo realizado
un abrazo

sceougib

tengo1000secretos dijo...

Esa pregunta nadie deberia si quiera plantearsela.

maba dijo...

vuelvo...

no entiendo esa sensación de vacío..

yo soy de las de satisfacción pro el trabajo realizado, por el proceso en sí..y cómo llegar a unas conclusiones

y lo de enamorarse... ni te cuento.. el proceso es genial... el sentimiento mejor (madreeee que moñas que estoy jajajaja)

y por cierto, me encanta el comentario de alma máter

besos

Anita Patata Frita dijo...

Hay que disfrutar con cada parte de las cosas no?... y nunca es igual por mucho que nos empeñemos en que "siempre es lo mismo"...

Yyrkoon dijo...

¡¡¡Plas, plas, plas, plas, plas!!!

Fantástica.

BET dijo...

Para volver a disfrutar del proceso, sin duda !

Me ha encantado el post.

Besos !

La Maga dijo...

Sule ocurrir que los finales siemore decepcionan, ya sea por que noe s lo que esperábamos o por que como tú bien has dicho "nos sentimos vacíos". Pero también es cierto que mientras el final llega, el camino se disfruta. Esto pasa con todo: Con una serie, con un libro, con una película, con una relación...

Ains yo odio hablar en público por cierto. Exponer me aterra, nunca sé donde mirar y donde colocar las manos XD

Me ha ustado el relato y su reflexión!

Besos ^^

Doamna care plânge dijo...

Por que el amor.. es lo que alimenta el espiritu.. correpondido o no ...

Moisés dijo...

Pues yo quiero llegar a esa misma pregunta justo cuando cumpla los 100 años.

Alice dijo...

Quizá sea mejor saber disfrutar de todo el proceso que empeñarse en no ser feliz hasta conseguir lo que uno se propone.

Buenísimo el post... y real como la vida misma.

Un beso

Susana dijo...

Para encontrar el amor eterno? Jajaja!

Ahora en serio, por lo que has dicho tú y los demás, por el proceso de enamorarse, que es mágico.

ele* dijo...

para que? pues para continuar viviendo. no será lo mismo, pero puede llegar a ser mejor. todo en todos los sentidos...

Jose Pereza dijo...

Este también me suena, ¿may it be?

Lana dijo...

Puff cómo te entiendo... porqué volver??? facil, pues porque nunca es igual, no hay 2 exámenes iguales, 2 grupos iguales para un trabajo (por mucho que sean los mismo componentes, el tiempo y la experiencia les cambia) y creo que decir que no hay 2 formas de amar iguales no hace falta... cada experiencia tendrá matices distintos y te yudará a formarte, incluso esos periodos del "post" ya te digo yo que también irán teniendo distintos matices...

un beso para el camino :)

Nalda dijo...

Uy uy uy, aquí se oyen mariposas revoloteando... No hay más ciego que el que no quiere ver.

Muak

M. dijo...

La mejor hasta ahora de las que he leido :D Ha sido un " Fua! " Mis congragulatios para usted, señor X

Olivia dijo...

Creo que ambos deseos se mezclan, el terminar y no con algo como los estudios por ejemplo. tanto tiempo invertido, esfuerzo, y la incertidumbre de "y después, qué?" aunque lleves un plan establecido. PEro así son las cosas, el final es el comienzo de algo nuevo. Besitos!!

Martha dijo...

Juer...me ha recordado un montón a mi exámen final de oratoria en la universidad. Que mal lo pasé en el antes...y que vacía me sentí en el después...

Besicos!

S. dijo...

Porque las mariposas que une tiene en el estómago hacen unas cosquillas maravillosassssssssssssss

Luzzia* dijo...

odio el momento en el que te das cuenta de que una etapa se acaba. Y esa etapa era bonita.
Solo queda confiar en que la siguiente lo será más... pero no siempre pasa.
=)

Parsimonia dijo...

Miedo al triunfo, al éxito ...
Habrá que coger al toro por los cuernos o a la vida por donde más pincha.
Creo que volveré en la segunda quincena de agosto.
Ahora vacaciones. Me voy al País Vasco, yu huuuuuuuu.
Besitos.

hana dijo...

Estoy convencida de que todos los procesos que se suceden en la vida de una persona son enriquecedores y sirven para aprender, vivir aprendiendo hasta morir, se me hace interesantísimo. Respecto al futuro, se va haciendo según vamos creciendo.

Salud

I dijo...

El proceso la verdad es que es curioso. Preparar el resto de detalles, el miedo anterior, el momento clave, el éxito y luego... nada. Me ha gustado tu esquema, y el símil, aunque soy de naturaleza optimista :)

Besos!