13/7/09

Superman

Hoy hace tres años, en San Juan (Alicante), un pez golfar (o eso se dijo) mordía a una niña sevillana de siete años en el brazo izquierdo, desgarrándole el antebrazo y dejando maltrechas su mano y muñeca. La pequeña chapoteaba en la orilla y se cree que el pez pudo confundir su mano con una presa a la que habría perseguido hasta la playa. Rápidamente los medios se hicieron eco.

El ABC, por ejemplo, dijo: "La menor fue sacada en volandas del mar y llevada a la arena, donde la atendieron los miembros de una unidad del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) que se desplazó hasta el lugar de los hechos tras ser alertados los servicios de emergencia", cosa que es completamente falsa. Días después, el edil de Sanidad recordaba que "la rápida y buena intervención del médico que se encontraba en el botiquín número 2 de la Playa de San Juan, que estuvo en todo momento en contacto con los médicos del Samu, logró cortar la hemorragia de la mano con rapidez y evitó que el resultado fuera más grave de lo que finalmente ha sido", palabras que se acercaban más a la realidad. Aun así, unos y otros se callaban algo importante.

Lucía se recuperó con prontitud. La operación salió bien y, aun con dolor, recuperó la movilidad en todos los dedos de la mano afectada. No hubo necrosis ni infección y, por lo que se dijo, la niña vio el nuevo estado de su mano con sorpresa pero sin derramar una lágrima. Una valiente que a día de hoy tal vez ya no recuerde con exactitud todo aquel episodio.

Lo que no sabemos si habrá olvidado es quién la socorrió. Cuando Lucía estaba entre las olas, desangrándose por babor y gritando entre el pánico y el dolor, a las 13:45 de la tarde con la playa abarrotada, no fue su madre, paralizada por el suceso, la primera en reaccionar. No fueron los otros bañistas, no los que estaban más cerca. No fue un orgulloso padre de familia, ni el médico que hay en todos los restaurantes cuando a uno le da un vahído.

Fue un negro. Un negro que vendía pareos, un negro que se pateaba la playa de lado a lado todos los días, tragándose el desdén de los españolitos y rebajando sus pretensiones económicas ante las doñas que se creen que si no regateas con un negro te están engañando. Ese negro que así se ganaba la vida, trabajando, sudando de sol a sol pretendiendo colocar un pareo que le diera de comer, fue el que lo dejó todo, incluido su medio de supervivencia, para salvar la vida de quien de otro modo podría haber muerto gracias a la desidia de sus paisanos. El negro se acercó sin miedo a nada, tomó a la pequeña entre sus brazos, la sacó de allí y la llevó al puesto de la Cruz Roja más cercano. Después de su heroicidad, tuvo que salir corriendo, porque en este país no puedes vivir sin papeles.

Pocos medios se hicieron eco de esta parte de la historia, porque interesa poco y menos en esta comunidad, pero La Verdad de Alicante siguió el caso con interés. Encontraron al héroe, Alassane Sy, un senegalés de (entonces) 24 años, que visitó a la pequeña varias veces mientras se encontraba hospitalizada. Por su gesta le fueron concedidos los papeles, le ofrecieron trabajo, encontró novia, antes de finalizar 2006 era un alicantino más, de piel oscura y dientes blancos, que aseguraba ser "un chico corriente, que hizo lo que todo el mundo haría". Hora punta en San Juan, miles de personas en la playa. ¿Lo que todo el mundo haría? Solamente lo hizo él.

32 comentarios:

laPau dijo...

Prime??? si?? prime?? jajajaja
Yo soy de Alicante y me parece super triste que sabia absolutamente todos los datos del suceso salvo quien habia sido el heroe... es muy triste, la gente es asi, la playa estaria a reventar y nadie hizo nada... y mil cosas mas que alucinarias que he vivido en este mismo verano, sintiendome yo misma culapble por mi manera de reaccionar...

Ole por este chico y me alegro de que al final consiguiera su premio aunque de forma anonima.

Bss, feliz lunes!!

maba dijo...

muy bien contado pero es que la materia prima...es preciosa

con reflexión y moraleja...muy bueno

besos

El extraño desconocido dijo...

Parece que solamente venden periódicos los negros que roban, los que se matan a tiros o los que violan. Los negros como éste, que nos hacen avergonzarnos de nosotros mismos, esos no venden tanto.

Saludos

Lunaria dijo...

Un hecho admirable que sólo lo hacen unos cuantos.
Yo siempre que me los encuentro y me ofrecen algo, les pongo una sonrisa y es que conozco algunos que viven cerca de la casa de mis padres y dan verdaderas lecciones de conducta. Van siempre impecables, son educados, te abren la puerta al pasar(si ves que vas cargada de cosas) y siempre están sonriendo. Hay tantos y tantas que deberían tomar ejemplo...pero lamentablemente esta sociedad es la que es.

Esther dijo...

Vaya unos periodistas de mis narices, panda de interesados.. û.u

Marta dijo...

Cosas como estas hacen que te replantees otras muchas, entre ellas quién pertenece al 3er mundo y quién al 1º.

Feliz Lunes

Cleo dijo...

¿Cuantos supermanes/superwomans habrá más que desconocemos? siento gran desconfianza de los medios de comunicación ya que al final lo único que vende más es la sangre, el morbo y los puñeteros cotilleos...me ha encantado el post...

Mil besos

myself dijo...

Menos mal que siempre hay un superman que nos sorprende en cuanto a los medios me siguen sorprendiendo cada vez más ya que solo interesa lo sensacionalista.
Un beso.

xenia dijo...

Aun queda gente buena por el mundo...

Buen post, te has lucido! (en el buen sentido de la palabra, por supuesto)

Ledicia dijo...

de algo malo al final a veces sale algo bueno, me ha recordado a la canción de celtas cortos, "el inmigrante" ... un díos maldijo la vida del emigrante... serás mal visto por la gente en todas partes, serás odiado por racistas... y la justicia.. te maltrata....

despues de todo historia con buen final

un saludo!

Isa dijo...

Preciosa historia, muy bien contada...

ojos_de_gata dijo...

Una historia que te da que pensar,aunq no veo el pq hay q avergonzarse, la verdad q en un momento así tu no sabes como vas a reaccionar,aunq lo lógico seria ir a socorrer a esa niña, pero el pánico y el miedo juega muy malas pasadas.

saludos

Parsimonia dijo...

Eso me recuerda cuando estaba en sevilla viendo un escaparate en una plaza abarrotada de gente y un mendigo me pegó un puñetazo sin venir a cuento.
Solamente me socorrió un italiano que iba con la mujer.
Después me ofreció un caramelito y todo, para que se me quitara el disgusto.
Todavía es más valiente que un extranjero te ayude en un país desconocido y arriesgando.
Besos.

ZonZo dijo...

¿Y qué pensarán de nosotros los inmigrantes cuando leen el caso del chico que perdió el brazo en la panificadora?

....

mochuELIn dijo...

Que difícil es encontrar personas humanas en una playa abarrotada de gente... qué difícil encontrar el sentido común y la eficacia entre la multitud, qué difícil no ser anónimo cuando la realidad se empeña en ello, que difícil y qué triste que esto sea habitual y constante.
Bonita historia, deberíamos leer más lejos de la letra impresa de los periódicos y descubriríamos demasiados héroes anónimos.

Claire dijo...

¡Hola! me ha encantado tu post. La niña y su familia no creo que olviden quien la salvó. Regatear un euro con el pobre negrito que va vendiendo por la playa con el calor que cae es INHUMANO.
Saludos.

NUT dijo...

Me ha encantado la historia, muy bien contada, of course! :)
Pero no me gusta nada que no se valore lo suficiente a todos esos supermanes que habrá por ahí, y todavía no nos hemos enterado...

Es triste que éstas historias "no vendan", y otras con menos interés, al menos para mi, si.Buff!

Besos, Mister X!

-=CID=- dijo...

Nos creemos mas civilizados que otras culturas, pero después gente como el protagonista de la historia nos demuestra que somos mas insolidarios que los que tienen que cruzar desiertos y mares para poder vivir vendiendo baratijas por la playa.

Lía dijo...

El post fenomenal como casi siempre X, si me permites una reflexión... es cierto que estas histórias no venden, pero tambien es cierto que los consumidores somos nosotros...
Y eso me parece igual de triste que la historia.
Besitos guapo!
If you want to be the first, run!! xDD

Sandra dijo...

Y ahora es cuando todo el mundo dice q no regatea con un negrito, bla bla bla.... Los cojones!!!

Y respecto a la historia, admirable y triste q en este bendito pais reine la hipocresia, el cara a la galeria, y q se cuente solo q que interesa, y no la realidad.

A saber la de cosas q no nos enteramos.

Como dice mi amigo centollo, lamentable,

Besos.

Farfalla Dimora dijo...

Vaya, no tenía ni idea de esta noticia... Creo que en Extremadura no salió... y como una servidora no ve las noticias...

Todo un héroe, yo no me atrevería a quitarle el mérito del que es merecedor; pero como siempre pasa, los periódicos, telediarios y demás sólo dicen la parte que de algún u otro modo "vende".

En fin... Un beso

PD: perdón por no comentar tu "meme" (ni idea de que esoso "gilitest" se llamaban así), pero mi tres días de vacaciones no tenían conexión.

*[mary_leya]* dijo...

*.*..*.*..*..*.*.*.*.
*.?.*
.:. (Y)
=(^.^)= *.*.*.*. HoLa!! .*.*.*.*.
..(")O(")

*.
;
;
;
;
;
;
;
;
;.
*.?.
*.?.*
.:. (Y)
=(^.^)= ?[pasaba a saludarte :)
..(")O(")
*.*..*.*..*..*.*.*.*.
;
;q lindo tu blog
;
;
;
;te invito al mio =)
;
;
;.
*.?.besoss!!
*.?.*
.:. (Y)
=(^.^)= ?
..(")O(")
*.*..*.*..*..*.*.*.*.mary_leya!

Yopopolin dijo...

no conocia la historia, y me has dejado sin palabras... triste y cruda realidad la del inmigrante...

salu2

Anita Patata Frita dijo...

Para que veas la humanidad de la gente... pero siempre habrá alguien bueno no? sea del color que sea.

:)

Girl From Lebanon dijo...

Y siempre habrá quien diga..."a otro que le dan los papeles..."

Para mi eso es un héroe...

Bss!!

Eridriel dijo...

Aix...más gente así tendría que haber.

SOMMER dijo...

Será que no interesa que esa parte, nada despreciable de la noticia salga a la luz. Gracias por contarla.

Abrazos

Anaïs dijo...

Suele pasar... tan sólo nomrban lo que les interesa aunque a mi, la verdad, me gusta más que la salve alguien que se gana la vida como puede sin que nadie le ayude y no que lo hagan ellos y más si les otorgan un heroismo que no es suyo.
Me alegro de que te haya gustado mucho esa entrada, espero no decepcionarte ;)
Un beso.

ardid dijo...

:)

Todavía quedan PERSONAS afortunadamente...

Muaks feo!

Alury dijo...

Me alegro mucho que por lo menos algunos le hayan reconocido el buen acto...

La verdad es que no puedo entender a la gente racista, xenófoba ni nada por el estilo.
Será cuestión de cultura, será que vivo en Canarias y aquí todos somos una mezcla de españoles, inmigrantes y turistas...

Un beso!

Yandros dijo...

Hola, llego de rebote a tu blog y me ha gustado esta entrada.
Recuerdo perfectamente este episodio, porque yo sí escuché en la cadena ser lo que había sucedido; que un negro que se buscaba como podía la vida había sido el único en lanzarse sin pensarlo a salvar a una niña. Estuvo desaparecido algunos días por miedo creo recordar, y lo buscaron para agradecer su gesta.
Viajo mucho y recuerdo esta noticia mientras viajaba, con rabia y satisfacción por toodo eran aquello que tú relatas tan bien en el post; por la hipocresía de los que se agolpan a ver que ha pasado y no tuvieron "cojones" cuando todo eran gritos y desesperación.
Bien por Alassane, que me sirve de ejemplo para mi teoría del caos; un suceso puntual en su vida, un accidente a una niña cambió por completo su vida, esta vez para bien y sin pretenderlo. Sólo actuó.
Algunas personas aún conservan el instinto de hacer el Bien que muchos han perdido en nuestra sociedad
Un saludo

Moisés Márquez dijo...

Como bien dices es que eso de ensalzar a un negro (y más sin papeles) no se lleva. Esa no es la noticia. La noticia está en el pez. Eso es lo que a la gente le importa y por lo que pueden vender periódicos. Así de amargos son los medios de comunicación hoy día.